BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , marzo 19 2019
Inicio / Sin categoría / PARTIDO JUSTICIALISTA / Un Congreso, una esperanza y varias precauciones

PARTIDO JUSTICIALISTA / Un Congreso, una esperanza y varias precauciones

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

Como decíamos ayer, el puntapié inicial del camino de unidad peronista fue dado con el empeine, combinando potencia y dirección, por el movimiento obrero organizado. Esto sucedió el año pasado. Claro: el clima general resultó musicalizado por la destrucción económica nacional dispuesta voluntaria y vocacionalmente desde el espacio oligárquico encarnado en el macrismo.

Lo cierto es que este jueves el Congreso del Partido Justicialista se hizo eco de aquella iniciativa. En 2018, la Corriente Federal, la CTA, y enseguida el moyanismo –con todo lo que ello implica- más el Smata y su zona de influencia, desplegaron una crítica furibunda –en las calles- al plan económico antiindustrial y antinacional y fomentaron (despertaron) el sendero de una coalición política nacional popular.

Lo fuimos narrando en la secuencia Fuentes Seguras de nuestra web y en los programas radiales y televisivos de La Señal Medios. Ahora bien: esta toma de conciencia dirigencial –en buena medida, también militante- indica un paso, pero en modo alguno contiene definición. Falta recorrer un interesante camino hacia Octubre y el contraste entre la brevedad del tempo político y la extensión dramática del económico, se está agudizando.

Si el cónclave de Ferro -¿fue el más caluroso de la historia?- implica el éxito parcial de aquél empezóse, las ausencias que tanto entusiasman a los medios concentrados evidencian la falta de un tramo del sendero. Varios gobernadores e intendentes operaron así: enviaron sus segundas líneas para manifestar la adhesión al proceso, y se resguardaron para seguir consiguiendo beneficios a dos puntas.

Ante los presentes, con el objetivo de obtener mejores condiciones en las nóminas a elaborar; ante el gobierno delictivo, para exigir la resolución de asuntos pendientes amenazando con esa misma participación.

El grueso recalará en las listas del movimiento nacional; quedarán fuera el urtbeísmo que sólo puede disputar votos con Cambiemos (ahora, también roto en Jujuy) y Pichetto, quien tuvo la opción de virar a comienzos de este año y resolvió con valentía insertarse en el esquema oficial justo cuando tantos huyen de ahí.

¿Qué hará Sergio Massa? Sabe que si no se suma a esta construcción, sus perspectivas se limitarán de modo impiadoso. El colapso, como anticipa la publicación kirchnerista Forbes en duro debate con el objetivo diario  Clarín, no deja lugar a caminitos intermedios. Pero los vínculos oscuros tejidos por quien operó como dama de compañía en Davos lo tienen más atado de lo que muchos suponían, incluidos algunos que pernoctaron en sus cercanías.

Ante la sociedad, la cuestión tiene un perfil cómico, cuyo efecto hilarante sólo es desbaratado por la debacle nacional: mientras el peronismo en su conjunto se devana los sesos para descubrir cómo resolver, a partir de diciembre, la catástrofe impuesta por el PRO – Cambiemos – UCR, una franja importante del medio pelo, potencial beneficiaria de las ideas allí barajadas, tiembla ante la perspectiva de un retorno peronista.

Es curioso dialogar con comerciantes, profesionales y papafritas variados en proceso de fundición; cuando la única posibilidad que tienen por delante para sostener sus actividades (¡y sus familias!) es un triunfo nacional popular, andan llorando por anticipado una eventual derrota de los mismos gorilas que los vienen hundiendo sin pausa y con prisa desde fines del 2015. Pero así fueron las cosas en otro período histórico y así son ahora; para qué ser felices si es posible sumirse en la depresión.

Pero sigamos. Los gobernadores de referencia, al lado del titular del PJ José Luis Gioja, fueron los dos que pueden mostrar un proyecto peronista genuino, aplicado en sus distritos. Alberto Rodríguez Saa (San Luis) y Gildo Insfran (Formosa). El resto, aunque serán bienvenidos, están flojos de papeles. Las vidas interiores puntana y formoseña configuran lo más parecido a lo que debería aplicarse en el orden nacional –guardando las proporciones- para establecer una verdadera potencia sureña.

Y sigamos más: el movimiento obrero allí presente también mereció un lugar relevante. El lugar que jamás se le debió negar en un espacio político como el que nos convoca para estas líneas. En distintas circunstancias hemos observado que la expresión columna vertebral, para algunos militantes políticos de las capas medias, carece de contenido y surge como parte de un decir formal. Pero lo cierto, y parece estar entendiéndose, es que sin trabajadores organizados el peronismo carece de vertebración.

Este Congreso relanza un andar. Reiteramos: falta bastante. Habrá nuevas y peores acciones del Poder Judicial –ya con la Corte Suprema desembozadamente alineada con las fuerzas delictivas- y de los grandes medios –es pertinente recordar el comicio bonaerense del 2015- que intentarán gestar corrimientos, desmarques y realineamientos. Mientras se admiten las gestiones de toma y daca en la forja de acuerdos y listas, la inserción de elementos conceptuales de fondo facilitará la construcción de una argamasa sólida que evite esa penetración.

Vamos a reiterar el párrafo para que se perciba la trascendencia que le otorgamos en distintas direcciones: Mientras se admiten las gestiones de toma y daca en la forja de acuerdos y listas, la inserción de elementos conceptuales de fondo facilitará la construcción de una argamasa sólida que evite esa penetración.

He ahí nuestra tarea y nuestra función.

Las cartas están sobre la mesa, bastante bien distribuidas. Veremos cómo evoluciona la partida.

 

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

 

 

Comentarios

comentarios

Visite también

JOSÉ GABRIEL / La pureza de coger

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Mientras llueve, insistimos en la lectura de José Gabriel (**). ...