BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , abril 24 2018
Inicio / Cultura Y Espectáculos / CHARLY GARCÍA / El amigo de Dios

CHARLY GARCÍA / El amigo de Dios

por FERNANDO INFANTE LIMA *

1-     1 –  A Propósito de Random

La tecnología es la nueva revolución en curso. Una revolución que tiene la particularidad de no defender ideales. Es única en su tipo y es posible que sea la última revolución de la historia.

Las ideas de Bradbury y las proyecciones de Negrofonte vuelvan al presente para instalar o instaurar la idea de supremacía de las maquinas.

La tecnología ha introducido una serie de vertiginosos cambios que modificaron, ideas, conceptos, formas; uso y costumbres que se habían instalado exitosamente en la vida de varias generaciones.

El concepto random surgió a partir de los lectores laser, de su rapidez, flexibilidad y compatibilidad con el nuevo instrumento de portación de información: el CD.

Los equipos de audio incorporaron y perfeccionaron el sistema reduciéndolo a la presión de un simple botón. El random es un sistema de reproducción aleatoria. Es un principio que instala una nueva lógica reproduccionista, la lógica de un mundo diseñado e interpretado por las maquinas.

El uso de ese simple botón, que puede ser entendido como un inocente e inofensivo dispositivo tecnológico, es el puntapié que instala una nueva forma de consumo.

Es la desesperación del vínculo con la forma tradicional de escuchar música.

El random contradice la elección del orden expresado por el artista, anula el concepto de obra y acciona en la eliminación de la voluntad de elegir libremente.

La idea de fragmentación de la información, impulsada en el último cuarto del siglo pasado, encuentra en la aparición de las redes sociales y páginas web, el terreno fértil para eliminar las barreras que condicionaban el pensamiento. Es precisamente en su uso, donde el concepto random alcanza su clímax. La fragmentación alimentada por la urgencia y fugacidad, derivaron en un cambio definitivo en la forma de escuchar música. Un cambio que no había logrado imponerse, ante la aparición de los distintos formatos (lp, casstte, CD, MP3) ni siquiera ante la constatación de una nueva generación que no está interesada en el disco como objeto.

2-      2- A Propósito de Charly

El presente de Charly García esta signado por las contradicciones. Su estado de salud sufre los altibajos propios de su edad, al tiempo que conserva la energía vital que le permite respirar música.
En sus días hay tiempo para familiarizarse con los nuevos espacios de comunicación, mientras asiste con naturalidad al resurgimiento del disco vinilo.
En medio de un escenario de ideas que colisionan, Charly contrapone un nuevo disco a un silencio de siete años.
Un presente imperfecto que es interpelado por el concepto random. Las interpretaciones están a la orden del día. Un primer enunciado sostiene que si todas las canciones tienen el mismo valor, el orden en que se las escuchen pierde importancia.
Un segundo postulado  acredita que en la era de la fragmentación, la unidad tiene un valor extraordinario.
Charly entiende el conflicto de intereses, sabe que en random conviven dos formas opuestas de entender y escuchar música, es por eso que ha dejado una puerta abierta para que cada uno pueda elegir libremente.

3-      La Máquina de Ser Feliz

En El mundo de Charly, la representatividad de una canción descansa en el estado de ánimo que le imprime. En su caso, el reflejo de los distintos estados de ánimo juega un rol crucial. La identidad de una canción se percibe en los picos de euforia, en la profundidad de una congoja, en las mieles de la melancolía.
El clima general del disco sostiene una etapa cálida, luminosa, bañada de un optimismo de tal magnitud, que se torna difícil intentar encontrar una etapa similar en su obra.
Los títulos de las canciones: “Primavera”, “Rivalidad”, “Lluvia”, “Amigo de Dios”; funcionan como instantáneas que invitan a refugiarse en el tono esperado. El emblema del disco es “La Máquina del Ser Feliz”, un título impensable para una canción de Charly, que aunque suelte frases mordaces e ironice sobre el concepto de felicidad, funciona como una descripción necesaria para entender su presente.
Si “Kill Gr” fue su ultimo opus de la era “Say no more”, “Random” renueva la fórmula de este coctel exquisito que ancla en su primera etapa solista, más precisamente en el limbo que va desde “Parte de la religión” hasta “Filosofía barata y zapatos de goma”.
Si bien el rock es la estrella guía, no sería un García autentico sin el aire de tango, los arreglos que vienen de su formación en la música clásica y un sonido que juega en la liga del pop.
Charly García parece haber comenzado una nueva etapa en la cual la palabra felicidad adquiere una nueva significancia, al punto de sentirse atraído a la luz, de sentirse amigo de Dios.

* La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

FEDERICO LUPPI / Uno de los más grandes

El actor Federico Luppi murió a los 81 años a pocos meses de haber sido ...