BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , junio 18 2018
Inicio / Deportes / POLÉMICA / Dos miradas sobre Gerardo Martino

POLÉMICA / Dos miradas sobre Gerardo Martino

 

Martino y los Operadores de Prensa

Por FERNANDO INFANTE LIMA *

La prensa deportiva cortada por la tijera bilardista de la escuela de Niembro y Araujo, busca cualquier traspié de un entrenador que escape a la idea de fútbol mezquino que ellos defienden, para pedir su cabeza. Ya había pasado con Alfio Basile en su segundo periodo en la selección. El Coco Basile desde el primer día de su gestión sufrió una persecución tal, que a pesar de llegar a la final de la Copa América y marchar en el tercer lugar en la eliminatoria, se vio obligado a pegar el portazo. Ahora quieren presentar a Gerardo Martino como el eje de todos los males. Un entrenador que lleva a su equipo a jugar dos finales de manera consecutiva es obvio que está haciendo un buen trabajo. Dunga, el “Maestro” Tabáres y Ramón Díaz hubieran dado todo por estar en su situación. Es tan poco sutil su forma de funcionar, que en el primer partido que dirigió después de jugar la final de la Copa América, al perder con Ecuador por las eliminatorias, exigieron su renuncia. La histeria es tal, que si ganan se debe a la enorme categoría de los jugadores argentinos y si pierden es culpa del entrenador.

Es curioso que no mostraron semejante rigor ante el irregular andar de la selección de Alejandro Sabella, que sumo unos cuantos bochornosos hitos a la gloriosa historia del equipo nacional. La humilde selección de Bolivia consiguió sacarle un punto a Argentina como local por primera vez en la historia de las eliminatorias. Los partidos ante Uruguay en Mendoza y Chile en Santiago se encuentran entre los peores de los últimos 40 años (solo comparables a varios de la era Bilardo) y la primera fase de la Copa del Mundo de Brasil es vergonzosa, llegando al punto de necesitar 92 minutos para hacerle un gol a Irán. Si fuese Martino el director técnico de esos partidos, los comentarios en lugar de ser “constructivos”, hubiesen sido lapidarios. Gerardo Martino es señalado como el responsable de la falta de títulos, sin tener en cuenta que la sequía se extiende a lo largo de 23 años y que atravesó el paso de media docena de entrenadores. Si hacemos memoria, tenemos que recordar que forman parte de este proceso Daniel Pasarella (cuatro años muy pobres), Marcelo Bielsa, Néstor Pekerman, Diego Maradona, Sergio Batista y Alejandro Sabella. Es alarmante que se pida la injusta renuncia del Tata Martino sin tener en cuenta que son muy pocos los entrenadores calificados para el puesto, es más, el único que reúne un nivel de consenso alto es Diego Simeone, que ya ha dicho que no está dispuesto a dirigir a la selección argentina en los próximos años. ¿Es demasiado pedir que dejen de lado su fanatismo y que por primera vez en sus vidas, sea la cordura la que gobierne? Si en verdad quieren a la selección argentina, sería bueno que empiecen a apoyar el buen trabajo de un hombre honesto y preparado para el cargo.

Un año atrás, después de jugarse la final de la Copa América en Chile, escribí un artículo titulado “Messi y los Operadores de Prensa”, en donde denuncio y crítico al mismo grupo de periodistas deportivos, que en un nivel de alcahuetearía sin precedentes, elevaron la figura de Lio a un nivel que el propio Messi no está dispuesto a sostener. Si irresponsablemente se dice que es el mejor jugador de la historia, que es el único indispensable y lo presentan como “el salvador”, es común que el público deposite todas las esperanzas en su juego. Nadie duda que es un gran jugador, nadie discute su enorme capacidad, pero es indudable que no está a la altura de las expectativas que sus “operadores de prensa” presentan. Lionel Messi no tiene el “carácter” y la “personalidad” de la que hablaban Maradona y Pele un mes atrás, es posible que se trate de una cuestión generacional, que no sea solo Lio el que adolece de esa mística. El hecho que se sobredimensione su figura, agranda la grieta que separa la construcción periodística de la realidad. Si lo ubican en su verdadera estatura, quizá pueda aparecer su mejor versión. ¿Es demasiado pedir que dejen de lado el concurso para ver quien el más chupamedias y lo liberan de responsabilidades y mochilas que él no pidió? La postal que todo el pueblo argentino quiere, es la de un Messi que juegue con alegría, que disfrute en lugar de sufrir, que sea acomodado a sus verdaderas capacidades y encuentre “su lugar” el equipo. No hay que pedirle cosas que él no puede dar.

Si los periodistas deportivos recuerdan cuál es su verdadero trabajo, si dejan de operar, si por una vez en su vida dejan de lado los lucrativos “favores” y se dedican a dignificar la profesión, quizá Messi y Martino puedan ser valorados según sus méritos. ¿Es mucho pedir?
* Feos Sucios Malas / La Señal Medios

 

Gerardo Martino  / Luces y sombras

Por JOSÉ LUIS PONSICO *

Desde su debut en Newell´s (0-1 derrota con River) junio del´80, “5” en la espalda, 18 años de edad, Gerardo Manuel Martino casi nunca pasó inadvertido. Américo Gallego en el´81 al club “millonario” y el popular “Tata”, titular 15 años, Primera de Ñuls.

El apodo vino del barrio, dueño de la pelota, juego de pibes, Martino tiene récord en Ñuls con 509 partidos. Dos vueltas olímpicas, la primera con José Yudica de técnico y la segunda, Marcelo Bielsa. Era “el Jefe” en la cancha.

Ambos en vitrina de <grandes< en el recuerdo de René Pontoni, Angel Perucca, “Piojo” Yudica, Raúl Belén, Jorge Griffa, Ricardo Ramaciotti, los´40 y 50 hasta Mario Zanabria, Gallego, Alfredo Obberti, los´70, dueños del otro título.

Martino con el registro del futbolista de clase. Desde el Juvenil del´81 en la misma camada de Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga y Carlos Tapia, entre otros.

Un mediocampista central, quite y entrega rápida. Corto paso por España, 1991 -en Tenerife, el “10”- volvió siendo “enganche”. De los de ahora, Ever Banega que hizo inferiores en Ñuls

Del Parque Independencia se fue “mal” con el presidente Eduardo López. Con
33 años tuvo un corto paso por Lanús. En el Sur se “enamoraron” de su juego.
Inteligencia, pegada. El estratega.

En Chile, dictó clase en el O´Higgins, a treinta años más del ciclo brillante de Federico Vairo, central, “crack” Rosario Central, River y la selección en los´50. Vairo “patriarca” en la defensa, allá, en los´60. Se retiró con 36 años.

La misma edad de Martino, Barcelona de Ecuador, final de su carrera. Más de 16 años en el centro de la cancha. Luego entrenador, ciclos fugaces en Brown, Arrecifes e Instituto, Córdoba, llegando al éxito en Paraguay.

En el Mundial, Sudáfrica 2010, la selección “guaraní” estuvo a punto de eliminar a España. La misma que ganó el certamen en recordada final contra Holanda, en suplementario.

El penal que Iker Casillas atajó a “Tacuara” Cardozo, salvó a España contra Paraguay. Luego, Justo Villar detuvo otro y finalmente David Villa dio el triunfo al seleccionado de Vicente Del Bosque. Derrota digna.

Copa América 2011, los paraguayos llegaron a la final contra Uruguay de Oscar Tabárez. Ñuls lo volvió a entronizar ídolo, ahora como DT. En 2013, técnico que tributó al buen juego. Antes, 60 partidos DT. de Paraguay. Otro récord.

En el´06 con Libertad de Asunción eliminó a River de la Libertadores, en cuartos. El “millonario” dirigido por Daniel Passarella. “Cuentas pendientes”. El 68% de los puntos con Libertad y Cerro Porteño.

No le fue bien en el Barsa, terminó a un punto del Atlético Madrid del guerrero Diego Simeone.  Había sido pedido por Lionel Messi y Javier Mascherano a Julio Grondona, se dijo hace casi tres años.

Pasaron 36 años del pibe que “la tenía atada” cuando el “Káiser” Passarella Parque Independencia, desde 25 metros, clavó un “puñal” al arquero Víctor Hugo Civarelli. River sacaba seis puntos de ventaja en el Metro del´80.

Passarella siempre evocaba el difícil triunfo riverplatense y “aquél pibe de
Newell´s que hacía todo simple en el medio campo”. Un “Tata” Martino con buenas y malas, como el resto de los mortales.

No lo detendrán los penales malogrados ni las renuncias de consagrados ni las críticas de una parte del periodismo. El “Tata”, espaldas anchas y un largo
recorrido rumbo al <verano ruso<.

*Agencia Telam / La Señal Medios / La Señal Fútbol.

Comentarios

comentarios

Visite también

“Sociedades anónimas” vs “clubes de barrio” de antigua cultura obrera

Por JOSÉ LUIS PONSICO *   El Senado mendocino rechazó un proyecto para que “sociedades ...