BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , junio 20 2018
Inicio / Política / ARGENTINA BLUES / Datos económicos innegables

ARGENTINA BLUES / Datos económicos innegables

Por GUSTAVO RAMÍREZ *

I

No hay una sola manera de corromperse. Y hay propiedades de la corrupción que son muchos más sutiles que aquellas que los medios corporativos exacerban. Los términos del desfasaje solo pueden medirse cualitativamente en acciones políticas. En Argentina, y de manera abrupta, el cambio significó entrar en un espiral crítico. En medio de un proceso de amnesia colectiva, el gobierno lleva adelante políticas que destruyen el marco del tejido socio-cultural que de manera imperfecta pero poderosa se construyó durante doce años de kirchnerismo.

La quita de retenciones al “campo”, en diciembre del 2015, significó un proceso de transferencia de recursos de 3.700 millones de dólares. De un plumazo el macrismo maximizó las ganancias del sector ampliamente vinculado con la oligarquía financiera. Los productores de girasol aumentaron sus ingresos en un 118 por ciento. Para los productores de trigo el beneficio fue de un 88 por ciento. Mientras que para el sector que produce maíz la renta alcanzó un incremento del 81 por ciento. Por su parte, los productores de soja se alzaron con un 30 por ciento.

El desequilibrio económico se mide con un dólar solvente para los sectores que se inclinan hacia la concentración y especulación del capital financiero. Esto implica es desplazamiento descendente de sectores populares vulnerables. Una veintena de productores agro-ganaderos se llevan por año, solo en renta, 10 mil millones de dólares. El sector es el que concentra mayor registro de precariedad laboral. ¿Se trata de corrupción o de política?

II

El Parlamento francés aprobó, esta semana, la profundización de la flexibilización laboral. Se aumentan las horas de trabajo semanal, superando el límite legal: de 35 horas se pasa a 39 horas. Se rebajan las indemnizaciones por despido. Se descentraliza la negociación colectiva a nivel de la empresa. Se disminuyen sueldos. Esta ley se aprobó en medio de protestas sociales que encabeza el Movimiento Obrero francés. La represión es el sostén del ajuste. Más de 400 mil manifestantes fueron detenidos desde el inicio de las protestas.

En nuestro país se comienzan a ver los resultados de una política que apunta al desmantelamiento de la seguridad social y hace foco en la maximización de costos empresariales. Activo Contac Center es un call center que cuanta con 200 empleados aproximadamente. Allí, diariamente se despiden trabajadores como si fuera una cuestión de mover piezas de un engranaje enfermizo. Es el ejemplo de la precariedad laboral. Los empleados trabajan exigidos por un sistema caníbal de ventas. Son obligados a trabajar los días feriados. Tienen un seguimiento personalizado por parte de supervisores que presionan hasta el extremo a los operadores. En los pisos de trabajo, los operadores y coordinadores son monitoreados por cámaras de vigilancia. Los trabajadores son descartables, la empresa los echa sin justificación veraz y otorga indemnizaciones mucho más precarias que el mismo trabajo. No existe el preaviso. Lo que implica que la gente que se queda sin trabajo vea afectada su vida de manera sustancial. Nada importa, solo la ganancia sostenida por medio de la flexibilización laboral. Durante estos días un grupo de empleados intentó organizarse sindicalmente. La empresa los apretó literalmente. Lo curioso, o no tanto, es que éste call, que funciona en la calle Florida al 100, brinda servicios para Cablevisión.

Es solo un ejemplo entre tantos.

III

El segundo semestre empieza. Nada es como parece. La presión social se comienza a percibir en las calles. La bronca se hace sentir en las colas de pago de servicios. Las caras son largas. Según una encueta de Poliarquía Consultores ocho de cada diez argentinos ve de manera negativa la gestión de Mauricio Macri. Sin embargo, el mismo informe, sostiene que un alto porcentaje de entrevistados aún conserva expectativas con el gobierno.

En pocos meses se desestructuró un proceso económico que se sostenía en base al Estado de Bienestar y la justica social. El desmantelamiento del tejido social va más allá de la coyuntura instrumental de la performance que distingue a la corrupción. El comienzo del segundo semestre, articulado por el discurso anacrónico y simplista del gobierno, es absolutamente tormentoso. El cambio de enfoque en política internacional sume a la Argentina al mandato de mercados especulativos. El “mundo” no vendrá corriendo a invertir al país. El mundo está en crisis, una crisis que parece crónica. El principal socio político del gobierno, Estados Unidos, tendrá, para el 2016, un crecimiento del 2,2 por ciento. Lo que arrastrará a la larga a sus socios planetarios.

No hay un universo próspero en el convencionalismo de la economía liberal. La política no logra subvertir el orden disciplinario que impone la maquinaria financiera militar. Occidente no pelea por ideales puros en la cuna del mundo. Las guerras tienen que ver con los negocios. Sean drogas o petróleo. Siempre se trata de negocios. El Reino Unido puede abandonar a la Unión Europea pero no va a sacar los platos del Club de Bilderberg.

En su informe, Estado Mundial de la Infancia, UNICEF alerta que para el año 2030 pueden llegar a morir en el mundo 69 millones de chicos. En tanto, 167 millones vivirán en la pobreza. En Argentina, en los primeros cuatro meses de gobierno de Macri, la pobreza aumentó un 5,5 por ciento. La medición hecha por la Universidad Católica, establece que en el período 2011-2015 los índices de pobreza fueron del 4,3 por ciento. Con estos números, cabe señalar, que el actual presidente argentino incrementó su patrimonio en un 108 por ciento durante el año 2015. Para mayo del 2016 el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia detalló en un documento dando cuenta que en el país el 30 por ciento de los chicos son pobres.

Otro informe, en éste caso del FMI, asegura que en Estados Unidos, el hacedor de la Alianza del Pacífico, hay 46 millones de personas pobres. Uno de cada siete estadounidenses se encuentra en situación de pobreza. ¿Fue una buena idea cerrar acuerdos económicos, políticos y sociales, con un país que sufre una severa crisis interna? Macri es un empresario vinculado al capital financiero especulativo. Obra en consecuencia.

No es la corrupción el mal que aqueja a la actualidad política. Es el desarrollo de una economía que se deterioró en pocos meses. Sin capacidad de consumo interno, sin control del mercado. Sin Estado interviniendo en política. Argentina entra en un espiral de crisis social que aún no logra medirse en términos cuantitativos. Como se verá la disputa del poder no es pura ideología.

* Feos Sucios Malas / La Señal Medios.

Comentarios

comentarios

Visite también

SOBERANÍA / Tropas extranjeras en nuestro territorio

Néstor Gorojovsky, analista de política internacional, conversó con Patria Grande Latinoamericana acerca de la presencia de tropas ...