BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , diciembre 11 2018
Inicio / Política / CFK SOBRE EL PRESUPUESTO / Un sacrificio inútil

CFK SOBRE EL PRESUPUESTO / Un sacrificio inútil

El discurso de Cristina  Fernández de Kirchner sobre el Presupuesto 2019 en el Senado, amerita difusión. Lectura, polémica y relectura. La ex presidenta y senadora de Unidad Ciudadana por la Provincia, efectuó un recorrido preciso que roza algunos de los debates de fondo en el presente y por tanto trasciende la discusión registrada en la cámara alta.

Entre otras cosas, aseveró con fundamento: “La mayoría de leyes de déficit cero no dieron resultados en el mundo”, explicó que “el déficit es un instrumento y no uno de los problemas más importantes de la economía”, al tiempo que repasó el caso portugués que, tras la asunción de un gobierno de izquierda, “logró un crecimiento de su economía impulsando el consumo interno”.

En la misma dirección dijo que de los países que asistirán al G20, solo dos gozan de superávit fiscal: Corea del Sur y Alemania. “Un Presupuesto, un Gobierno, tiene que definir cuáles van a ser los instrumentos macroeconómicos con los cuáles va impulsar los motores de la sociedad. Nuestros presupuestos eran expansivos”, afirmó.

Tuvo un instante para quienes desde una bancada presuntamente opositora cooperaron con la ley recesiva: “Me gusta que los dirigentes peronistas que tienen responsabilidad de gobierno hagan las cosas que decía Perón, más que repitan lo que decía Perón”. Añadió que “No se sale de la recesión ajustando el gasto público, al contrario, con este presupuesto se profundiza el sufrimiento de la sociedad argentina. Va a ser un sacrificio inútil. Todos hablan de la necesidad de “sacrificarnos”, el problema es que los que hablamos desde estas bancas no somos los que nos sacrificamos”.

“No tenemos autoridad moral para decirle a la gente que se sacrifique. Todos estamos bien vestidos, nos traen en auto, viajamos en avión. No somos quiénes para decirle a la gente que se muera de hambre. Todos sabemos que la recesión se va a profundizar. Es necesario tomar políticas públicas activas”, enfatizó. Puso de relieve que “sólo 92 empresas están ganando muchísimo dinero. El resto, en la lona”.

Luego, Cristina citó al economista polaco de orientación marxista Michal Kalecki y defendió las políticas del pleno empleo. También opinó sobre la Segunda Guerra Mundial y el “resurgimiento de las derechas en todo el mundo”. “A Hitler no lo llevó al poder la inflación: lo llevó el Pacto de Versalles, un tratado que llevó a la ruina a Alemania”, afirmó. Aclaró que esa explicación puede hallarse en el pensador nacional Arturo Jauretche, que “quizás les parezca muy nac y pop”.

“Si no quieren convocar a los que estaban antes no importa, pero tienen que organizar algo porque esto se va a tornar insostenible. Yo los miro a ustedes como una suerte de espejo invertido: proyectan en los otros lo que les está pasando a ustedes. Hablaron dos años de la pesada herencia pero nadie sabe cómo se va a hacer para pagar en 2020 la formidable deuda que ustedes han contraído”, dijo.

Se preguntó entonces: “¿Dónde fue toda esa deuda que tomaron? Argentina es el quinto país en formación de activos externos. Las clases empresariales terminan fugando la plata y formando activos en el exterior ¿No les parece que eso tiene que ver con la restricción externa ante la baja tasa de inversión?”. “Se nos ocurrió tener las representaciones que nos correspondían en las empresas, con un representante, y ya nos consideraban de tener intromisión en la vida de las empresas y ya nos acusaban prácticamente de socialistas; por poner los directores que nos correspondían”, dijo.

En este sentido, la ex jefa de Estado se preguntó: “¿Con los buenos modos de ustedes, qué inversión vino a la Argentina? No vino ninguna de las inversiones que creían que iban a venir. Muchos de ustedes creían, porque son rubios de ojos celestes, amigables con el mercado, las inversiones iban a venir. Creyeron que cediéndole a cada sector económico lo que ellos querían iban a lograr las inversiones. Solo vinieron inversiones especulativas, no vino ninguna otra”,

“Salvo a la CGT, a los demás les dieron todo. El problema es que las sumas de las demandas sectoriales no da un total virtuoso: da lo que tenemos hoy. Por eso digo que es necesario abordar una discusión enserio en el país. Han tenido lo que ningún otro gobierno, una oposición que desde los fondos buitres, pasando por reparación histórica y reforma previsional, les votó todo lo que le pidieron”, puntualizó.

Pronosticó, observando las cuentas estatales, que “Van a terminar con una presión tributaria mayor a la nuestra ¿No les parece hora de decir que el país que ustedes dicen no existe? ¿Qué el mundo en el que piensan ya no existe? Han destruido lo que hicimos bien y no supieron resolver lo que hemos hecho mal ¿No les parece que es hora de sentarse con las 92 empresas proveedoras, distribuidores y productoras de energías, y ponerse a discutir tarifas que sean realmente accesibles?”.

“¿Es racional seguir apoyando el fracaso? Van a terminar su mandato con mayor presión tributaria, con mayor endeudamiento y con una desocupación de dos dígitos. Votando esto no se le hace un favor a la gobernabilidad, ni mucho menos a la sociedad argentina. Por eso vamos a votarlo en contra”, concluyó Cristina en un planteo que deja mucha tela para cortar.

Agencias / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

SUBNORMALES, CORROMPIDOS Y SILENCIOSOS (Tres textos breves)

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Aquí es donde una posición opositora clara puede ordenar la ...