BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
jueves , julio 19 2018
Inicio / Política / BALANCE / La dimensión de un acto

BALANCE / La dimensión de un acto

Por LAUTARO FERNÁNDEZ ELEM *

 

Una nueva y masiva movilización de trabajadores inundó la Avenida 9 de Julio. La unidad de las centrales obreras, sumadas a organizaciones políticas, sociales y sindicales de amplio espectro congregaron más de 400.000 personas en contra del modelo de ajuste de Mauricio Macri.

Como convocatoria inicial del sindicato de Camioneros, pero en definitiva como continuidad necesaria del gran acto en la Plaza Congreso el 29 de noviembre, y las jornadas del 14 y 18 de diciembre, se manifestó un importantísimo hecho de unidad entre las bases y dirigentes del movimiento obrero. Fue un antecedente clave para este nucleamiento; también lo había sido el encuentro por la Soberanía convocado por la Corriente Federal en Luján.

De allí la Multisectorial Federal que gestó las fechas subsiguientes y en este caso el peso específico tan gravitante como la convocatoria y referencialidad de Hugo Moyano y el Sindicato de Camioneros en acción.

“Invito a aquellos que están escondidos detrás de un sillón a ver que acá estamos los trabajadores. Que estamos movilizados reclamando por nuestros derechos. Basta de ajuste señor presidente, dedíquese a gobernar para todos los argentinos y no para la clase empresaria” señaló Sergio Palazzo, referente de la CFT, secretario general de la Asociación Bancaria que viene de tres jornadas de paro ante una paritaria escandalosa que hoy tuvo su corolario con la suspensión unilateral de la reunión entre partes dispuesta por los empresarios.

La embestida judicial y mediática contra Hugo Moyano que sigue la línea de la denostación hacia el sindicalismo argentino fue rechazada por todos los oradores, así como fue reforzado su acompañamiento a todos los dirigentes perseguidos. “Quién es Moyano sin los trabajadores, a ustedes es a quien Macri les debe tener respeto” señaló el histórico dirigente camionero. “Algunos en los 80 tomaban la Tablada y hoy son mas gorilas que los gorilas” lanzó.

No es menor destacar -como en tantas señales históricas de la CGT- que esta movilización fue una convocatoria orgánica de la central. El documento elaborado en Mar del Plata en el mes de enero fue aprobado por el Consejo Directivo, y pocos miembros del mismo optaron por no participar como decidió la Confederación.

“Se asumió la responsabilidad de apoyar y acompañar activamente a las organizaciones que se declaren en conflicto en razón de lo mencionado” volvió a recordar Juan Carlos Schmid, repasando lo dispuesto por la mayoría de los dirigentes. Quien al bajar del palco ratificó sus dichos de hace días: “el triunvirato es un ciclo agotado”.

Evidentemente, el macrismo ha logrado detener el considerable poder de fuego de las organizaciones sindicales “gordas”, lo cual no implica que estén movilizadas a su favor. No existe una contraposición de acción sindical como se dio en el 2012 sino que estamos ante una creciente y organizada masa de trabajadores organizados que hará lo que sea necesario para defender sus derechos.

La CGT se encuentra en una clara crisis institucional, pero que en el corto o mediano plazo, resolverá su ordenamiento en favor de aquellos gremios disponen su esfuerzo en relación con sus bases. En sus declaraciones a este medio previas a la movilización, tanto Héctor Amichetti como Horacio Ghillini pensando en lo que viene luego de esta jornada, coincidieron en que la dirección de la CGT debe ir inevitablemente hacia la confrontación y la organización de un plan de acción sólido.

El modelo económico macrista no va a modificarse y seguirá haciendo estragos en la vida de los trabajadores sin un movimiento obrero organizado que se ponga enfrente. Multitudinarias columnas de la CTA participaron de la movilización. Los docentes y estatales, en conflicto abierto con el gobierno nacional, se encuentran movilizados permanentemente.

“El compañero Moyano abrió un camino impensado. Construir unidad entre los trabajadores para terminar con un gobierno que va en contra de los trabajadores, que les pone el revólver del despido en la cabeza para obligarlos a aceptar salarios de miseria” destacó en su discurso Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los trabajadores.

Vimos columnas de la Confederación General del Trabajo, ambas CTA, una gran movilización de los movimientos populares (Ctep, CCC, Barrios de Pie, entre otras tantas), pequeños y medianos empresarios, organizaciones políticas, estudiantiles e incluso seccionales de sindicatos que orgánicamente llamaron a no participar.

No debemos dejar de señalar que aquellos trabajadores que no llegaron hasta la Capital Federal se movilizaron cuantiosamente en las distintas ciudades del interior del país. Si hacemos una sumatoria, encontraremos movilizados a más de un millón de laburantes a lo largo y ancho de la Argentina este 21 de febrero.

 

  • Sindical Federal / Desde el Barrio / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

ECONOMÍA / Ni una

Por LA SEÑAL MEDIOS *   Mientras el precio del dólar creció nuevamente y se ...