BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
domingo , octubre 21 2018
Inicio / Política / DERIVACIÓN / El denunciante de Aníbal se fugó sin problemas

DERIVACIÓN / El denunciante de Aníbal se fugó sin problemas

Por Equipo de investigación de La Señal Medios *

Un verdadero escándalo con escasa cobertura y sin investigación. Uno de los máximos responsables de las acusaciones contra Aníbal Fernández durante la reciente campaña electoral, difundidas por el programa de Canal 13 Periodismo para Todos, se fugó junto a otros detenidos de la cárcel de máxima seguridad ubicada en General Alvear, ciudad cabecera del partido con el mismo nombre, en la región centro de la provincia de Buenos Aires.

Los tres fugados  son condenados por el triple crimen de General Rodríguez; hace una semana las autoridades penales resolvieron quitar la guardia especial que los custodiaba.  Fuentes policiales, judiciales y oficiales confirmaron que los fugados fueron los hermanos Cristian (40) y Martín Lanatta (41) y Víctor Schillaci (33), quienes cumplían la pena de prisión perpetua por los asesinatos de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), acribillados a balazos en agosto de 2008.

Por el triple crimen también fue condenado durante un juicio desarrollado en el 2012 Marcelo Schillaci (34), hermano de Víctor, quien no se encontraba alojado en la misma cárcel por problemas de salud. La evasión se registró en la madrugada de ayer, cuando los tres presos se encontraban en el sector de sanidad de la cárcel de General Alvear, partido ubicado a 220 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Esos reclusos estaban alojados allí por razones de seguridad; había sido decisión de la jueza de Ejecución Penal 1 de Mercedes, Marcela Otermín, tras la denuncia de Martín Lanatta que involucraba al entonces jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en el triple crimen.

La versión novelesca no certifica la característica de “máxima seguridad” atribuida al penal, al menos esa noche. A  las 2.30 de la madrugada, los tres presos “sorprendieron” a dos guardiacárceles  especiales que tenían destinados a su cuidado. Los evadidos estaban vestidos con ropas oscuras, similares a las que utiliza personal del SPB, y tras dejar a los dos guardias encerrados en uno de los baños transitaron libremente por los distintos pasillos de la unidad hasta llegar al exterior de la misma. Tras el rápido y sencillo recorrido, los presos se apoderaron de un Fiat Europa de un efectivo del SPB y en él recorrieron casi doscientos metros hasta llegar al puesto 1, donde redujeron a un tercer guardia que estaba en el lugar; lo llevaron cautivo en el auto.

Las fuentes agregaron que los Lanatta y Víctor Schillaci continuaron la marcha hasta Villa Belgrano, un barrio ubicado a un par de cuadras de la cárcel y abandonaron el auto con el guardia, de apellido Santos, sin rasguños, en su interior. Una cámara de seguridad captó a las 2.45 cuando los presos descendieron del vehículo en el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de Julio, tras lo cual, se observó el paso de una camioneta negra que dobló a gran velocidad por la prolongación de 9 de Julio rumbo a la ruta nacional 205, distante unos 30 kilómetros de allí. Para completar el culebrón, fuentes judiciales precisaron que ese segundo vehículo, una Toyota Hilux también fue abandonada en la fuga; recién entonces el guardia Santos pidió ayuda a vecinos del lugar que llamaron al 911.

De acuerdo a los voceros, en el interior del Fiat se secuestró una “réplica de arma de fuego”. Los informantes judiciales indicaron que Martín Lanatta contaba con una custodia especial desde que en agosto pasado denunció públicamente que Aníbal Fernández estuvo vinculado al triple crimen pero que la misma le fue retirada después de las elecciones.”No sabemos por qué se levantó la custodia especial, se supone que es una decisión judicial”, dijo a la prensa Juan, hermano de uno de los guardias que se encontraba en el penal al momento de la fuga.

Tras la fuga, se dio intervención al fiscal Cristian Citterio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 descentralizada en General Alvear y al juez de garantías 3 de Azul, Federico Barberena, quienes quedaron a cargo de la causa. Para evidenciar al menos algo de despliegue, el Ministerio de Seguridad bonaerense dispuso custodia policial para los familiares de las víctimas, y los fiscales y abogados de la causa, y el gobierno bonaerense ofreció dos millones de pesos para quien aporte datos fehacientes que permitan recapturar a los fugados.

Según la información presentada por las fuentes judiciales “hubo una falla de los penitenciarios que debían custodiar a los evadidos”. Eso es lo único claro del caso, y la “información” resulta poco relevante y demasiado evidente.

Actualmente, los hermanos Lanatta están con condena firme por la Cámara de Casación bonaerense mientras que los Schillaci apelaron ante la Suprema Corte de Justicia provincial.

Tras conocerse la fuga, la gobernadora provincial María Eugenia Vidal ordenó la remoción de la cúpula completa del SPB y designó a Fernando Díaz como nuevo jefe. Según las fuentes, también fue removido de su cargo el jefe de la Unidad Penal 30 de General Alvear.

Vale recordar que a siete años de la muerte de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, cuyos cuerpos fueron encontrados en un zanjón a unos 650 metros de la ruta 24 en General Rodríguez (hecho conocido como el “Triple crimen”), el programa Periodismo para Todos (PPT) que conduce Jorge Lanata emitió un informe que vinculaba al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, con la causa que investiga la muerte de estas personas por el negocio del tráfico de efedrina.

Los testimonios de Martín Lanatta, uno de los condenados por el crimen, así como el de la viuda de Sebastián Forza y Diego Ferrón [hermano de otra de las víctimas, Damián Ferrón], relacionaron a Aníbal y a un agente de la ex SIDE, “Máximo”, con las operaciones que se adelantaban para proteger el negocio. “El vínculo con Aníbal era por medio de Sebastián Forza”, dijo Lanatta. “Él me comenta que lo estaban persiguiendo y que en cualquier momento entra en cana. En ese momento tenía un socio que era comisario general, y le comenté, y a través de él me reuní con Aníbal”.

La difusión de esas declaraciones resultaron impactantes para la opinión pública y beneficiaron notoriamente las posibilidades electorales de la lista bonaerense del PRO – UCR liderada por Vidal. Sin embargo, ni el ministro de Seguridad Patricia Bullrich ni los grandes medios que respaldaron la candidatura de Mauricio Macri a la presidencia, han logrado relacionar la fuga con aquellas denuncias.

Agencias / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

MACRI / Está todo a la luz

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   La existencia de paraísos fiscales es un dato de la ...