BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , diciembre 19 2018
Inicio / Política / CLARÍN Y LA NACIÓN / Sobreseimiento por Papel Prensa

CLARÍN Y LA NACIÓN / Sobreseimiento por Papel Prensa

 

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

La Cámara Federal porteña confirmó los sobreseimientos de los principales directivos de Clarín y La Nación en la causa que investiga la transferencia de acciones de Papel Prensa durante la última dictadura cívico militar.

La decisión tomada por los camaristas Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia alcanza al CEO de Clarín, Héctor Magnetto; la dueña del grupo Ernestina Herrera de Noble, y al directivo de La Nación, Bartolomé Mitre; informaron fuentes judiciales.

LA HISTORIA. Vale recordar que en abril de 1973 se aprobó una emisión de acciones donde la empresa pasó a ser controlada casi en su totalidad por Luis A. Rey y por Rafael Ianover, relacionados empresarialmente con David Graiver. Este falleció en agosto de 1976 durante un brumoso accidente aéreo en México.

Tras su muerte algunos medios comenzaron a realizar artículos que acusaban al Grupo Graiver de tener relaciones con Montoneros. El diario Clarín fue el más enfático, pero también lo hizo La Nación. La revista Gente publicó un informe sobre Graiver en octubre de 1976. La revista Somos hizo lo propio en el mismo tramo.

LA APROPIACIÓN. La viuda de David Graiver, Lidia Papaleo, fue apremiada por representantes de la dictadura cívico militar: le instaron a vender las acciones de Papel Prensa SA. Pedro Martínez Segovia, el presidente de Papel Prensa SA ligado al ministro de economía José Martínez de Hoz, invitó a Lidia Papaleo a tomar el té en el Plaza Hotel de la Ciudad de Buenos Aires.

Allí le dijo que: «No puede vender Papel Prensa ni a judíos ni a extranjeros».A su vez, el entonces Secretario de Estado Raymundo Juan Pío Podestá, a través del ex Ministro de Bienestar Social, Francisco Manrique, le comunicó al abogado de la familia, Miguel de Anchorena, que debía realizarse la venta del control accionario de Papel Prensa SA a los diarios Clarín, La Nación y La Razón.

LA LEGALIDAD. Pese a la ostensible irregularidad, el Diario Clarín afirmó que la operación fue legal y pública. A través de una nota publicada en agosto de 2010, señaló que Lidia Papaleo no había participado en las negociaciones y que éstas habían sido llevadas adelante por Juan Graiver e Isidoro Graiver, padre y hermano de David.

El operador de la dictadura y los diarios interesados fue Guillermo Gainza Paz. Sus propuestas fueron rechazadas por los socios y herederos de Graiver. Entonces convocó a los directivos de los diarios Clarín, La Nación, y La Razón. Entre todos, más las autoridades castrenses, apretaron las clavijas.

GENIOS EMPRESARIALES. Así, Lidia Papaleo y su hermano vendieron sus acciones a la sociedad denominada FAPEL, constituida por el diario Clarín, el diario La Nación, el diario La Razón, Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto, Marcos Peralta Ramos, Hugo Fernando Peralta Ramos y Bernardo Sofovich.

La venta fue forzada por los empresarios y los militares. Al concluir la operación, el abogado del Diario Clarín, Bernardo Sofovich, apartó a Lidia Papaleo y le advirtió que debía huir del país esa misma noche por su propia seguridad.

Papaleo fue llevada detenida a un centro clandestino de detención. Al respecto testimonió: “De tanto picanearme, me dislocaron los hombros. Me ponían sobre un elástico, atada, y para escapar de la picana, me movía hacia un costado y el otro. Después ellos me tiraban en un calabozo, muy chiquito, muy frío”.

 

* Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

TRES AÑOS / La matriz, en juego

por LA SEÑAL MEDIOS *   Como el eje informativo aparece desmañado en temas muy ...