BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
domingo , septiembre 15 2019
Inicio / Política / PLACA ROJA / Faltan 107 días

PLACA ROJA / Faltan 107 días

 

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

Vamos a reforzar una idea planteada en estas páginas hace algunos días. No por precepto, sino mediante el análisis de determinaciones prácticas. Esa noción es la siguiente: el gobierno macrista no ha modificado un ápice su orientación tras la derrota electoral en las elecciones PASO; y el camino hacia diciembre se ha tornado muy extenso.

La tendencia desde aquél retorno del Fondo Monetario Internacional a nuestra vida político económica interior ha sido la utilización de los préstamos para financiar la fuga de divisas de nuestro país hacia firmas radicadas en el exterior. Como los indicadores paralelos no cambian, es presumible que el anhelado desembolso de 5.400 millones de dólares durante los próximos 15 días se dirija en igual dirección.

Todo lo que el FMI plantea como condición para su intervención es negativo si se observa la realidad económico social desde este Sur. Lo cual genera una combinación de daño por el endeudamiento en sí mismo y daño por las medidas que se pretende adoptar para garantizar ese endeudamiento. Podríamos identificar la situación de este modo:

Un transeúnte es abordado por varios ladrones. Estos le exigen que entregue su dinero. El transeúnte pregunta y si no se los doy ¿qué pasa? Los atracadores responden te molemos a palos. El ciudadano abordado les provee su billetera. Los maleantes la toman… y luego lo muelen a palos. Esta es una imagen relativamente adecuada de la relación entre el FMI y la República Argentina.

¿Alguien piensa que no es así? Veamos. Entre las exigencias fondomonetaristas, de común acuerdo con los gobernantes – que no se identifican con el transeúnte sino con los malvivientes-, se cuentan la erradicación y/o reprivatización del sistema previsional, la entrega de los bancos públicos a las corporaciones financieras privadas y la eliminación de la legislación laboral argentina.

Por eso insistimos: cuando una gestión solicita sacrificios a un pueblo, está anunciando que todo empeorará y que, próximamente, los sacrificios serán mayores. Es preciso anular de la mente colectiva la idea –razonable en el ámbito laboral personal- del esfuerzo y las privaciones como clave para avanzar hacia un país mejor. Para que el país crezca, debe crecer. Si se lo ajusta, si se lo aplana productivamente, el país decrece. En pocos casos la ecuación resulta tan nítida.

Ahora bien: en línea con el planteo original, es preciso indicar que desde hace tres años, pero también desde los comicios del domingo 11 de agosto en adelante la caída en las reservas nacionales persistió, la devaluación del peso se profundizó y el alza de los precios alcanzó nuevos picos que, por estas horas, continúan. Es decir, ningún indicador fue reorientado, a través de medidas populares, en dirección opuesta a la tendencia marcada desde la asunción macrera en 2015.

Los resultados están a la vista, guste al medio que guste y aunque sean objetados por el politólogo Luis Brandoni. Continúan los cierres de empresas pequeñas y medianas, de cooperativas y la radicación en el exterior de las que cuentan con mayor envergadura. Todas ellas arrasadas por una nueva oleada de aumentos tarifarios a la que te criaste –esto es, según la voluntad de las empresas privatizadas de servicios públicos-, con una fuerte caída en un nivel de empleo ya deteriorado.

La creciente en los precios, la pérdida de poder adquisitivo del peso y la desocupación elevada han generado una baja en las compras generales que damnifican la vida comercial, se asiente o no en la venta de productos locales o importados, y ha lanzado un golpe intenso a la actividad industrial tambaleante. Es que además de los datos ya ofrecidos en las líneas precedentes, es necesario recordar que las tasas de interés siguen siendo las más elevadas del mundo.

Esas tasas, que hicieron el trabajo sucio durante los dos años recientes, se complementan hoy con la reducción de la actividad general, y derivan en la catástrofe palpable. Como ejemplo singular de la hipocresía narrada en el cuento realista del transeúnte y los ladrones, el gobierno oligárquico intentó dos medidas ¡presentadas como alivio a las capas medias pero diseñadas en beneficio de sus asociados! La reducción del IVA y el congelamiento en  los precios de los combustibles.

Aunque en su afán de perpetuidad el macrismo intente convocatorias, propagandas a través de sus medios o algún relevo ministerial, la naturaleza del escorpión lo define. Es tan potente y tan directo el interés de subclase que lo atraviesa, que está imposibilitado de realizar una acción diferenciada sin volatilizarse y negar su propio ser interior. Como su conducción no incluye la política como herramienta de negociación, sólo puede ofrecer más de lo mismo.

Así están las cosas este 25 de agosto de 2019. En la mente de cada trabajador empleado o desempleado hay una placa roja que indica: Faltan 107 días para el 10 de diciembre de 2019. Abajo, como graph analítico, emerge en diapo la expresión “Uy ¡cuánto tiempo!”.

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica

Comentarios

comentarios

Visite también

EL PRO REGRESA AL PUERTO / Comenzó la Bajamar

Por CARLOS CHINO FERNÁNDEZ *   Existen una serie de recursos técnicos (encuestas de opinión, ...