BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , agosto 19 2019
Inicio / Entrevistas / ENTRE APAGADOS Y APAGONES / El gobierno de Cambiemos no añadió un sólo mega

ENTRE APAGADOS Y APAGONES / El gobierno de Cambiemos no añadió un sólo mega

Entrevista a Carlos Minucci, de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía

 

Por LUCÍA INFANTE *

El Secretario General de APSEE, Carlos Minucci, una de las personas de mayor conocimiento de la cuestión energética de la Argentina, recibió a La Señal Medios para hablar sobre la actual política de energía, la viabilidad del sistema que opera hoy y las causas del inédito apagón que afectó a tres países

LSM: A la hora de hacer una evaluación, es importante resaltar el estado de la generación y consumo. Desde el año 2010, momento en el que se dieron los primeros cortes, los medios han operado en favor de resaltar las responsabilidades políticas, usando las palabras “crisis” y “colapso”, en lugar de convocar a expertos que expliquen la verdadera situación. Los problemas han atravesado a dos gobiernos que implementaron diferentes políticas, por eso es importante saber: ¿Cuál es el estado de situación en el 2010, cuál en el 2015 y cuál es el de hoy?

CM: En 2003 para tener una noción de lo que se hizo cuando asumió Néstor Kirchner, en el país había 9.000 megas, que es como se mide la potencia en Argentina; Cristina entregó el gobierno con 34.900 de megas y a partir de ahí no agregaron nunca más un mega, no hicieron nada.

LSM: ¿Hubo disminución de consumo, en la capacidad de generar?

CM: Sí, porque tampoco les interesó mantenerlo, no hubo inversiones. Acá hubo una trampa, en 2010 comenzó una campaña contra la tarifa, diciendo que con $20 de tarifa no se podía sostener el servicio eléctrico, no había realmente un problema de generación porque en el gobierno anterior se había aplicado. Se había terminado Yacyretá, se había hecho ya Atucha II, estaba Atucha III en marcha, se estaban construyendo centrales. Néstor Kirchner creó un impulso fuerte, fue el proyecto más grande que hubo en energía desde Perón hasta ahora. Se invirtieron cerca de 365.000 millones de pesos en infraestructura, se cerró el anillo de 500 de todo el país, se vinculó Patagonia con el anillo, con la red troncal de la república, se hizo mucho. Eso sí, no se invirtió en lo que era propiamente la distribución, el trabajo que tiene que hacer las privadas en el servicio urbano.

LSM: Cuando comenzaron los cortes, en el 2010, entrevistamos a quien era titular del ENRE en ese momento y él denunció que el problema se daba en las subestaciones del área urbana, que estaban preparadas para transportar una carga determinada y que al haber crecido la demanda eclosionaban. ¿Usted coincide con ese diagnóstico?

CM: En realidad hubo un fuerte crecimiento urbano, tremendo en áreas claves como Caballito, donde antes había una casa, ahora hay edificios. En Lanús por ejemplo, ahora hay cuadras enteras llenas de torres y ese crecimiento urbano no fue acompañado con la inversión necesaria que correspondía, no se construyó ninguna subestación, no se tiraron líneas de 132 y 220, no se invirtió como para que la generación fluya. Al día de hoy, tenemos con este gobierno, un montón de obras interrumpidas, faltan por ejemplo tendidos de cable que vengan del interior hacia acá. Se habla de energía renovable y no tenemos los cables, entonces la energía renovable no llega, no hay cables para traerlos.

LSM: ¿A los lugares de origen sí llegan?

CM: Todavía no sabemos cómo puede quedar, en Jujuy que es uno de los lugares en que más se ha avanzado, quizás en un tiempo pueda abastecerse con los megas que tenga. Si creemos que hay una energía hidráulica que el país tiene para poner, que es una energía limpia y evita los grandes problemas que tenemos con los cortes.

LSM: ¿Los molinos de viento y los paneles solares son inestables?

CM: Hay que ajustar todo el sistema tenemos hoy, el 80% de la capacidad de energía es en combustible fósil y hoy haciendo todo el trabajo pendiente podemos llegar a 1.500 megas. Estamos hablando de 34.000 megas y están entrando en la red con mucho más costo que lo que es la energía fósil, esto es un negocio que hizo este gobierno y que no está planificado federalmente, a la Argentina le falta, creo, lo que le estamos planteando desde un primer momento, un plan. El único que puede planificar el sistema energético es el Estado.

LSM: ¿El Estado tiene interés en planificarlo?

CM: Yo creo que ahora se dieron cuenta, lo que nosotros venimos diciendo desde hace años, desde la época de la Comisión Nacional de Gremios Estatales, contra la privatización de las empresas del Estado. Ahora están los resultados a la vista, imaginate que en el año 2010 se produce el primer efecto que el medio ambiente crea, un golpe de calor que dura cerca de 14 días, los cables no aguantaron. No resistieron porque son cables que venían de la época de La Italo, de SEGBA, no había una reserva de estructura, todo eso llevó a que al gobierno le entraron a pegar con que había cortes de luz. En ese momento los cortes se daban muy fuertes en el verano, a partir de esa fecha hay mayor consumo, venían los golpes de calor. Ahora, el último corte, el de este verano, fue de 3 días, y fue fuerte en todos lados. Si no hay mantenimiento por parte de las empresas, los cables subterráneos que van por refrigeración no resisten. Los cables están perforados, están perdiendo aceite y todo eso estalla, no se está respondiendo con subestaciones para cubrir el crecimiento urbano. Se acaba de aprobar un plan urbano, que autoriza el crecimiento de un 50% en la construcción de edificios y no sabemos cómo lo vamos a cubrir. Si vas a Avellaneda, ves esa torre de la cruz del sur, ahí, todas esas familias van a consumir energía, van a sacar los autos, no tenemos ni los puentes ni la energía, hay una subestación sola para abastecer toda esa zona, todo se hace sin planificación central. Se toman decisiones que pueden ser centrales a nivel negocios, sin tener la infraestructura necesaria para hacer un desarrollo.

El gobierno de Néstor Kirchner y después el de Cristina, trabajó en la generación y se consiguió una producción muy grande, también se puso transmisión. La energía tiene 3 patas fuertes: la generación, la transmisión y la distribución.

En la generación estamos muy bajos con 9.000 megas, poco para el crecimiento que se le quería dar al país y de transmisión se tiraron cerca de 7.000 kilómetros de cables para traer esa cantidad de kilos mega, esa inversión se hizo. El privado es el que no llegó a la filial, al cliente, porque lo estafó, antes le decía que con $20 no podes tener un buen servicio, ahora pagas $4.000 y el servicio está peor que antes. Las empresas se llevaron el dinero, Edenor compró empresas, invirtió en otro sector y no donde debía.

LSM: ¿La venta de Transener es un error estratégico?

CM: Cuando se crearon las privatizaciones, el contrato de concesión no permitía la cartelización, hoy cuatro empresarios amigos del presidente, han logrado adueñarse todo lo que es Pampa Holding en provincia de Buenos Aires. Es el sistema de poder energético que produjo el domingo 17 de junio el corte. Aquí se actuó rápido para tapar todo, en cualquier país del mundo hubiera sido un escándalo y hubieran ido presos todos los responsables.

El apagón fue de una gravedad extrema, dejaron al país sin comunicación, sin transmisión satelital, sin nada. En los gobiernos anteriores, a las máquinas viejas que estaban en las centrales, se les pagaba una disponibilidad de tenerla siempre bien y así se reforzaba para reaccionar y que no pase lo que paso ese domingo. Esas centrales generaban 3.000 megas. La resolución uno de la secretaria de energía en 2019, es dejar de pagar la disponibilidad, con lo cual las empresas decidieron su desguace y 500 trabajadores especializados en Bs. As. y Capital Federal, más 2.500 en el interior se quedan sin trabajo.

LSM: ¿Quién o quienes fueron responsables del apagón? ¿Hay gente capacitada y con el conocimiento suficiente para haber intervenido a tiempo y evitar el suceso?

CM: Hay decisiones de orden político y en este caso de orden económico también. En el tema del corte en el día del padre, hay varios factores. Uno fue que Yacyretá tenía una línea menos, desde el 2014 se había pedido una reparación porque había una torre en el agua y estaba oxidándose. Se tiene que construir la torre en un territorio para poder pasar los cables, la torre se puso, pero le salía más económico traer energía de Brasil, que era mucho más barata y entrarla por el sistema de Yacyretá. Esas dos líneas estaban prácticamente al mango, la energía se mide por megahertz. Se mide la densidad de la línea, si se sostiene o no. Cuando entra energía de Brasil se produce un cortocircuito en las dos líneas pero el problema que hubo fue, que ese desequilibrio que se genera se recrudece, porque había 13.000 megas de consumo que es bajísimo y el sistema de alarma que son 50 hertz de vibración, estaban muy por encima y las máquinas entraron a caerse como domino. Habían cambiado los valores las distribuidoras, las generadoras, todos habían cambiado valores como para que esto pase. Porque si vos tenías las medidas como realmente correspondía, no podría haberse caído nunca el sistema como se cayó. Esto es una decisión económica en la cual no invierten.

La distribuidora de Salto Grande estaba afuera del circuito porque es caro, la del Chocón lo mismo, las máquinas no están funcionando. La hidráulica era más barata, el dueño de la energía ya no consume gas, no consume petróleo, le conviene la generación hidráulica que es la que menos costo genera. La decisión de tomarla de Brasil, responde a que era mucho más barato que arreglar la torre, que correr los cables y hacer la obra. Esto es una falta de capacidad de la política energética de este gobierno, el Secretario de Energía se dedicaba a supermercados y después se fue a Lan Chile, de energía no sabía nada. El negocio lo hacen los privados. En la investigación, están abriendo el juego para que cada vez sea más grande y nadie pueda ser culpado de nada, para que todo quede en el olvido.

Edenor será sancionado con 20 millones de pesos, Edesur sería sancionada con 15 millones de pesos, que lo paga el estado. Ahora buscan la fórmula de pasar una parte de Edesur y Edenor, a la Ciudad de Buenos Aires y otra parte a la provincia de Buenos Aires y en ese pase condonan las deudas que estas empresas tenían con el Estado. Y vos vas a pagar la deuda que ellos no pagan, la vas a pagar como deuda externa, no en tu boleta.

* Periodista / La Señal Medios

 

Comentarios

comentarios

Visite también

ROUVIER / Baja la intención de voto a Macri

Luego de una semana muy compleja, en la cual el dólar se disparó, el riesgo ...