BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , junio 26 2019
Inicio / Política / SINDICATOS ARGENTINOS / El nombre de la rosa

SINDICATOS ARGENTINOS / El nombre de la rosa

 

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

Saben los lectores que en estas páginas venimos avisados de las campañas; esas que se llevan puestos a los extraños –vocacionalmente- pero también a los propios. Así, pudimos sortear con mayor o menor grado de daño las avalanchas variadas. Desde aquellas referidas a la seguridad (no podemos negar que…) hasta las muy profundas sobre la corrupción (como vamos a encubrir a …); desde la caza de machistas (qué es eso de exigir pruebas antes de pronunciarse…) hasta las antisindicales (los gremios no hacen nada…). Y otras, de menor intensidad pero que registramos oportunamente.

Por estas horas percibimos el relanzamiento de la predilecta de los poderes concentrados: el ataque al movimiento obrero organizado. Y a los escasos medios que difundimos su pensar y su accionar. Por un lado, fuimos hackeados con perspicacia para limar nuestra credibilidad; en línea, ya estaban al acecho los que dieron corolario a la labor. Pero eso no es grave. Por otro, se esparcen en todas las redes las viejas consideraciones sobre dirigentes que “le hacen paros a Cristina Fernández de Kirchner pero no a Mauricio Macri”. Todo esto a pocos días de una enorme marcha obrera de repudio al plan económico y a pocas horas de la declaración de un nuevo paro general.

Fue centro de conversaciones entre varios periodistas, incluyendo los de nuestra emisora; al observar las opiniones que iban llegando, expresamos ante los amigos que “los medios concentrados no transmitieron la marcha, entonces muchos compañeros sostienen que no hubo marcha. Y nos dicen ´¡pero el sindicalismo no hace nada!´”. Ahora que el espacio mayoritario del movimiento obrero de todo el país se congregará en SMATA para dar a conocer un plan de lucha, este amplio grupo de personas activas en las redes –ese que se llevan puesto las campañas- ha escogido como eje demostrativo de inacción a la Unión Tranviarios Automotor, gremio que hace rato no es tenido en cuenta por nadie en el mundo sindical debido a la deserción de su dirigencia.

No podemos menos que alarmarnos por la facilidad con que tantos militantes caen en esas simples movidas comunicacionales y aceptan poner en la picota a los sectores cercanos al punto de transmitir un clima de segmentación y acusación horizontal a sólo seis meses de las elecciones presidenciales. Cuando se realice una medición objetiva de lo ocurrido en los años del macrismo se podrá corroborar que además de disponer numerosos paros generales y varias marchas multitudinarias –cifras récord- el movimiento obrero argentino y su derivado, el social, no dejó pasar un solo día sin repudiar el rumbo económico y las consecuencias derramadas sobre el pueblo.

Al mismo tiempo, podrá saberse que una nueva camada de militantes sindicales jóvenes forjó, en muchos casos con sintonía plena de las dirigencias históricas, cuerpos de delegados y comisiones internas en constante actividad. Esos pibes superaron holgadamente la capacidad movilizadora de los que se han preguntado, todo este tramo, “¿qué hacen los sindicatos?” Y se han respondido “¡no hacen nada!” con enjundia, enojo y tono denuncista. No diremos aquí cuál es la labor adecuada, pero sí nos permitimos indicar que los medios propios y las redes sociales son para informar y reflexionar, mientras que la acción concreta es preciso desplegarla en los lugares de trabajo y de estudio, en las calles, en las plazas.

Como si esto fuera poco, para remitirnos al núcleo más duro del debate, recordemos: el grueso de los votos recibidos por el peronismo kirchnerista FPV en 2015 provino de las bases sociales populares, mientras que las capas medias y medias altas optaron por Cambiemos. La narración del pobre tonto que es de derecha no va más lejos que las excepciones, aunque es difundida porque resulta tranquilizadora para el alma bella; a decir verdad estudiantes, profesionales, comerciantes, empresarios y demás regiones individualistas de la comunidad están más cerca de esa definición que los habitualmente imputados. Así que a pensar, que se impactan los planetas.

Muchas cosas, entre el cielo y la tierra, veremos antes de los comicios definitorios.

 

• Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

ESPANTAR AL BURGUÉS

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Para las personas con cierta perspicacia y una dosis de ...