BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , abril 23 2019
Inicio / Internacional / VIGAS Y PAJAS / No somos nada

VIGAS Y PAJAS / No somos nada

 

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

El pobre Román Lejtman publica en Infobae una nota titulada “Cristina propone una agenda internacional que volvería a situar a la Argentina cerca de Venezuela, Cuba, Rusia e Irán”. A lo largo del artículo demuestra que la frase encarna, precisamente, lo que anhela decir.

Junto a las previsibles observaciones occidentalistas, el bobo enriquecido –es decir, considerado vivo- señala que si eso ocurre  “Se enfriará la posibilidad de un acuerdo Mercosur-Unión Europea” (risas) y desarrolla una catarata de arcaísmos argumentales que ya no eran ciertos dos décadas atrás.

Lejtman dice “La inspiración dogmática de CFK, que en sus dos primeros mandatos colocó al país lejos de los centros de poder, ahora está en jaque por un coyuntura internacional que tiene poco que ver con la época fulgurante de la familia Kirchner. Ese mundo ya no existe más: se lo tragó la historia y la irrupción de nuevos jugadores globales”.

Vale la pena zambullirse en el dislate, por dos grandes motivos: el primero, porque no es tan sencillo elaborar un material en el cual todos los párrafos incluyan desaciertos. El segundo, porque enlaza con el sentido común reinante sin más razón que la propaganda reiterada. La nota en cuestión está acá: https://www.infobae.com/politica/2019/04/07/cristina-propone-una-agenda-internacional-que-volveria-a-situar-a-la-argentina-cerca-de-venezuela-cuba-rusia-e-iran/

El problema no es Lejtman (periodista que realizó un video especial sobre los sucesos del 2001 sin mencionar a los bancos), sino la importante cantidad de analistas del campo popular que comparten su diagnóstico y creen que el mundo marcha exactamente al revés de lo que puede comprobarse.

Hoy más que nunca insistimos en la importancia de contar con una descripción adecuada del presente y su rumbo en proyección, pues la influencia electoral de la situación mundial es corroborable en nuestra historia. Las causas justas pero perdidosas nuclean resistentes duros pero no son cautivantes para grandes mayorías que quieren afirmarse en la realidad.

Aquellos que deseen reconocer el trazo dual entre las certezas internacionales y la narración de los medios concentrados, pueden abordar el texto  http://laseñalmedios.com.ar/2019/03/17/lo-que-el-viento-se-llevo-si-la-historia-la-escriben-los-que-pierden-eso-quiere-decir-que-hay-otra-historia/

Quienes pretendan bucear en la actualidad directa sugerimos la lectura, entre otros, de este artículo: http://laseñalmedios.com.ar/2018/12/30/planeta-quien-crece/ . Y los que no tengan ganas de leer pueden acceder a este video compacto en el cual se plantean los ejes señalados: https://www.youtube.com/watch?v=EgMfMdTykso

Ponemos nuestra información sobre la mesa sin tapujos porque nos sabemos lejos de todo ideologismo. No está en nuestro ADN forzar la narración para adecuar los procesos a nuestros anhelos. Sin embargo, tampoco está el llorar derrotas que no se han concretado. La oscuridad que describe el difusor rentista es equivalente a la base editorial de los medios concentrados.

Existe un curioso hilván entre esa historieta de trazo negro con el parecer habitual del “militante” promedio; ese enlace radica en la comodidad de lanzar, sin análisis y sin datos, un discurso digno y denunciante que hace sentir al compañero defensor de los pobres del mundo, avasallados por tremendos poderes invencibles.

Digámoslo, para no estimar sólo la viga en el ojo ajeno sin admitir la existencia de pajas en la propia mirada –nótese la inversión de términos-: en el encuentro de Filosofía reunido en la Universidad Nacional de Lanús, campea esta postura; los lamentos del progresismo por la “derechización” del Universo envuelven las ricas polémicas locales.

Esa reunión pretende homenajear aquél impulso al Pensamiento Nacional desplegado por Juan Domingo Perón. Pero tampoco carguemos las tintas allí, pues los principales dirigentes alineados con esa cosmovisión, excepción hecha de Cristina Fernández de Kirchner (de ahí el embate sórdido de Lejtman), comparten el llanto sin fundamento.

Un viejo compañero del Peronismo de Base nos decía: “uno de los problemas más grandes que tenemos son lo que llamo nuestros ´militantes no somos nada´. Se trata de tipos que, aunque tengas 500 mil personas en las calles, igual se acodan en la barra y para no parecer exitistas, se toman un vino y cuando les llega la depresión, lloriquean ´no somos nada´”.

Mientras discutimos eso, planteado por el bueno de Lejtman y por nuestros buenos comentaristas, los “pobres del mundo” se ponen de pie y se organizan del mejor modo posible, apostando junto a sus estados por la producción y el trabajo. Al no reconocerlo, el modelo macrista se posiciona como inserto en “el mundo” y el Proyecto Nacional queda relegado al “aislamiento”.

Todas macanas, como ya hemos indicado.

 

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ / Si la historia la escriben los que pierden… eso quiere decir, que hay otra historia

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Estas líneas enfrentan todo lo conocido en materia de interpretación ...