BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , marzo 19 2019
Inicio / Política / ELECCIONES / Hipótesis sobre candidaturas probables

ELECCIONES / Hipótesis sobre candidaturas probables

Por EMILIANO VIDAL *

 

El año electoral avanza y las principales candidaturas a la primera magistratura no parecieran estar aún definidas. La imagen de Mauricio Macri se cae a pedazos y la ex presidenta Cristina Fernández, desde sus silencios, no asegura si se presentará. A pesar del desastre de Cambiemos en el gobierno, el poder real debe proteger al actual mandatario como sea y el peronismo opositor aún no consensua una figura propia que supere a la de la ex jefa de Estado. En tanto, la figura de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, no debe pasar desapercibida para ninguno de los sectores principales: poder real, Cambiemos, el kirchnerismo y el resto del justicialismo opositor.

 

Mauricio Macri no la tiene nada fácil. Seguir en la máxima magistratura del país ya no depende de la imagen del presidente de la Nación. Pareciera poco y nada alcanzar para revertir la situación. Tampoco nunca se notó un mandatario tan desmandado como Macri ante la Asamblea Legislativa del 1º de marzo pasado y con ínfulas de candidato.

Si accede a la Rosada un gobierno de color diferente al que viene gobernando la Argentina, ¿podrá en verdad cambiar la situación en emergencia actual? En palabras del filósofo José Pablo Feinmann, esta vez la herencia será pesada en serio, mucho más que un término propagandístico o un concepto destinado a arrojar culpas sobre los otros.

Aunque hay algo certezas de quienes serán candidatos tanto en el oficialismo como en la oposición, si hay afirmaciones en las intenciones del poder real detrás del macrismo en decadencia: impedir culminar como en 2001 cuando se soltó la mano al hombre que poco antes se lo había erigido en una especie de estadista: el radical Fernando de la Rúa.  De la hecatombe llegaron los vientos del sur con Néstor y Cristina. ¿Cuántos millones perdió Clarín por el Fútbol para Todos o por la nacionalización de las AFJP que hoy paga el perseguido Amado Boudou, autor de esa iniciativa?

El poder real y el escudo mediático de los grandes medios porteños con proyección nacional harán lo imposible por retener el gobierno. Sepultada la idea de instalar el voto electrónico, la disputada electoral está enmarcada en el articulado de la vieja ley creada por Roque Sáenz Peña en 1912.  Pero antes continuarán  las percusiones judiciales. El gran objetivo es la prisión de la ex presidenta Cristina Fernández. Más con sus silencios que con apariciones, Cristina juega un papel algo indescifrable en todo esto. ¿Se pronunciará a favor de su candidatura? Algunos conjeturan que a Macri le conviene que se presente. Polarizar las elecciones, ése sería el objetivo de la alianza Cambiemos: jugar a todo y nada al ballotage y que una ciudadanía aturdida se vuelque por el actual presidente. Pero para repetir el escenario de noviembre de 2015 falta mucha agua correr y más comicios provinciales. La derrota en La Pampa del ex futbolista Carlos Mc Allister caló hondo los huesos del oficialismo.

Igual, la no decisión de Cristina ya preocupa a muchos. ¿Tiene alguna sorpresa reservada?; ¿cree que si no se presenta no la meten presa?, pregunta el filósofo Feinmann al unísono.

Mauricio Macri es completamente ajeno a la historia, como lo es a las luchas del pueblo argentino por realizar una nación soberana e independiente de los poderes reales.  Según el Decano de los periodistas parlamentarios, Armando Vidal, se comportó “como un príncipe enojado con su falta de respeto al Congreso de la Nación, que ha sido con él exageradamente contemplativo”.

También pareciera ignorar el Presidente, que fue la provincia de Buenos Aires –el entonces senador peronista y ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde fue ungido primer mandatario- y el Congreso de la Nación, el poder que mejor sintetiza las debilidades de la democracia ante crisis políticas, sociales y económicas, quienes rescataron algo de la patria en el 2001.

¿Y si María Eugenia Vidal efectúa un enroque de timón y se presenta para la Rosada?: ¿rescata al poder real,  la provincia de Buenos Aires, el país dentro de otro que fundió todo sueño presidencial de quienes la hayan conducido desde Dardo Rocha, pasando por Antonio Cafiero, Oscar Allende, el propio Eduardo Duhalde y el último Daniel Scioli?; ¿es factible repetir la fórmula vencedora en Ciudad para los comicios 2011 en la presidencial, Macri/Vidal?… con la actual vice, Gabriela Michetti, para 2007, funcionó hace cuatro años, al menos en la ajustada segunda vuelta.

La clase política que escala en la pirámide de poder, al alcanzar la máxima instancia, observa que su desprestigio es muy grande por la falta de valores morales suficientes y, por su propia miopía que genera la acción de corto plazo. Según el politólogo  Marcelo Gullo, “se cae en la búsqueda de personas famosas desde corredores de lanchas hasta presidentes de clubes de fútbol y así es como pretender que un niño que juega a los soldaditos después pueda ser general de un ejército verdadero. Esta segunda forma de reclutar hace que lleguen a lugares importantes de poder, personas que no están capacitadas para conducir los destinos del país”. Pareciera ser el gran karma tras el golpe cívico/militar de 1976: el aniquilamiento de una generación preparada y con visión de mundo y verdadera vocación política.

Preguntas y reflexiones con escasas respuestas en otro año de elecciones presidenciales, camino a treinta y seis de democracia ininterrumpida.

 

* Periodista y abogado / Congreso Abierto / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

ELECCIONES / Las urnas, en manos de Macri

Por HORACIO ÇARO *   El trasfondo: un sector del Poder Judicial horadado por los ...