BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , julio 23 2019
Inicio / Internacional / AMÉRICA LATINA / Cuando la desobediencia es lealtad a los pueblos

AMÉRICA LATINA / Cuando la desobediencia es lealtad a los pueblos

Por JORGE RACHID *
Cuando San Martín desobedeció las órdenes de Rivadavia de regresar el ejército Libertador para combatir a los caudillos federales, tomó junto a sus coroneles la decisión que cambió la historia de nuestra América.
El proyecto rivadaviano, colonial y dependiente de Inglaterra, fue derrotado por la insubordinación del Libertador. Ese camino llevaba por ejemplo a La Rioja a perder el dominio de Famatina, oro y plata que se acuñaba en esa provincia y que en su intento, provoca el levantamiento de Facundo Quiroga, en oposición a Rivadavia. También endeudó al país por casi 100 años.
Podría seguir con las historias de traiciones a la Patria, en donde sucesivamente fueron declarados traidores a la misma, desde el mismo San Martín, pasando por Artigas, con precio a su cabeza, Castelli, Monteagudo, Dorrego, Rosas y por supuesto Perón y ahora Cristina, pero hacerlo para reafirmar los conceptos que intento transmitir, nos alejarían de la realidad del presente, tan entreguista como esos proyectos del ayer.
Esos proyectos de sumisión colonial, que intentan los enemigos de la Patria, cada tanto reaparecen en la historia, en especial cuando el pueblo recupera derechos y el país se pone de pie en la defensa de su soberanía política. Eso se vuelve intolerable para los enemigos imperiales, que comandados por EEUU, atacan sin piedad, cualquier intento de emancipación nacional, como hoy sucede con Venezuela. Sus armas de ayer, los golpes militares se han transformando en medios hegemónicos, justicia corrupta y fondos de inversión al mando del FMI, como misiles de ataque a la oposición política.
La persecución, la denigración, el encarcelamiento, las amenazas, las operaciones políticas, plantar pruebas falsas, noticias falsas, ocultamiento de datos, el armado de causas, la intervención de las Embajadas de EEUU, e Israel en estas operaciones, su monitoreo y control en función del diseño estratégico de sus planes para América Latina, completan el cuadro.
Claro que para esta operación necesitan el cipayaje vernáculo, desde el presidente al último funcionario con alguna cuota de poder, que activamente participan de este proyecto de dependencia que intentan naturalizar, como necesario a la “modernidad y la globalización” que requiere integrarse al mundo “occidental y cristiano”, tan cristiano como Israel, tan occidental como Japón.
Esta es la situación en Argentina y en el resto de nuestra región, atacada por el Imperio, que ante sus fracasos internacionales en el resto del mundo, con pérdida de hegemonía y derrotas consecutivas en todos los frentes, que lo decidió a hacerse fuerte en su última trinchera, que considera “su patio trasero”. Los líderes fabricados por el marketing mediático para derrotar los populismos, son simples empleados títeres de sus políticas, que “son el único camino”, ya que cualquier otro significaría su despido.
Entonces que nadie piense que será un paseo de domingo o una fiesta de cumpleaños ir a elecciones este año, en un ejercicio democrático transparente, ya que los intereses en juego, exceden en mucho el respeto a las instituciones, como lo vimos en Brasil, Honduras, Paraguay, Ecuador y ahora Venezuela, donde el enemigo no entregará el poder pasivamente y sólo la calle movilizada, la rebelión popular, la presencia del pueblo activo en su defensa, garantizará la victoria electoral.
* Médico / Militante histórico del Movimiento Nacional / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

SUDÁN / La ruta de la seda

Por GUADI CALVO *   El Consejo Militar de Transición, (CMT) la junta que tomó ...