BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
viernes , septiembre 20 2019
Inicio / Internacional / DIFERENCIAS

DIFERENCIAS

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

Aunque la situación da para una cosecha de bravos, así se dice y me gusta con declamaciones generalizadoras sobre el imperialismo, no somos de escurrir el bulto. Venimos observando con detenimiento el proceso interior de los Estados Unidos y podemos corroborar sin forzar la argumentación que la contienda resulta tan intensa como lo preveíamos. Seríamos hipócritas si reivindicáramos y aceptáramos loas a Alberto Methol Ferré en estas páginas sin utilizar herramientas de comprensión por él lanzadas con sapiencia honda y trascendente.

El avance de los representantes del capital financiero, dentro de ambos grandes partidos, en el Congreso y en el Departamento de Estado, está limando el interés primordial del presidente Donald Trump: canalizar las energías y los recursos del Norte hacia dentro, para reposicionar la política y desarrollar la industria. Como explicamos junto a un puñado de amigos, el rubicundo fue escogido (dentro de opciones muy limitadas) por el pueblo norteamericano para retomar el crecimiento, lo cual implica el desplazamiento del conglomerado finanzas – armas – drogas.

Esto se fue logrando parcialmente en el primer tramo de gestión, evidenciado en un alza del PBI con fuerte presencia del segmento vinculado a la producción de bienes de producción y consumo. Para ello, Trump despegó a su país de los costosos e innecesarios conflictos internacionales y volcó el potencial al despliegue interior. Resolvió pacíficamente litigios imposibles como los del Mar de China Meridional y Medio Oriente, y hasta licuó temporalmente la reyerta sobre la orientación de los mercados financieros con China. Se ocupó de su casa.

El arribo de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México le proporcionó un aliado significativo, con prioridades semejantes y una comprensión compartida del espacio geoeconómico que determina el interés político de los dos desacompasados gigantes. La presión de la OTAN, directamente en un punto y a través de Colombia en otro, así como la extraordinaria campaña de mentiras de los medios internacionales sobre Venezuela, proveyeron elementos para el contragolpe interno de la renta parasitaria y los mercaderes de la muerte.

Si Trump cede, cosa que siempre evaluamos como una posibilidad abierta en el juego interior norteamericano, su concepto de reindustrialización perderá sentido y su gobierno quedará al borde del abismo. Una avanzada militar sobre Venezuela liderada por los Estados Unidos volvería a beneficiar a los sectores que hablan a través de la CNN y enterrarían toda esperanza popular de salir adelante ofreciendo trabajo puertas adentro y desentendiéndose de los asuntos mundiales más candentes. Hasta ahora, Trump resolvió la presión haciendo abuso de su verba para encubrir su decisión de no intervenir con violencia.

Veremos cómo sigue esto. Quien escribe sigue junto a la Revolución Bolivariana y está lejos de indicar, como algunos, que el culpable de la crisis es Nicolás Maduro. El chavismo, aún con el actual jefe de Estado, ha vencido en todas las elecciones internas ejecutivas y el pueblo venezolano tiene la potestad de escoger sus autoridades. Nadie tiene derecho a intervenir. Lo señalamos desde la dirección periodística de Question Latinoamérica, desde las columnas en Telesur y Annur Tv y, claro, desde La Señal Medios y la Gráfica. Lo que no vamos a hacer es cooperar indirectamente con el hostigamiento ocultando la realidad interna estadounidense.

Hoy día, las cosas no son lo que parecen. Sobre todo porque “parecen” según las indicaciones comunicacionales hegemónicas. Desde el conglomerado de poder internacional y desde las fuerzas antiimperialistas, se sitúa a Trump como el responsable de la actual situación. Unos lo hacen con intención porque necesitan la institución presidencial norteamericana al frente del litigio y otros por error de análisis. Es curioso; el populismo norteño muestra una falencia compartida con el nuestro: ha dejado librada a la libertad empresarial el control de los medios. En ingenuo modo picaresco Trump supuso que bastaba con decir lo que ellos querían escuchar y hacer lo contrario para que lo dejaran en paz.

Los resultados están a la vista. El derrumbe de cualquier fuerza multipolar, nos guste o no su aspecto, es un daño importante para el decurso humano.

No está mal diferenciar entre una cosa, y la otra.

 

* Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

 

Comentarios

comentarios

Visite también

EL «MUNDO» Y LOS MEDIOS / La gran distorsión

  Por GABRIEL FERNÁNDEZ * Podríamos decirlo así: suena bien indicar que el peronismo venció ...