BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , diciembre 11 2018
Inicio / Política / EMPRESARIADO / Nuestras dos lecturas del diagnóstico amenazante de Guillermo Kohan

EMPRESARIADO / Nuestras dos lecturas del diagnóstico amenazante de Guillermo Kohan

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

KOHAN – MAGNETTO – LANATA – ASIS – BANCOS – INDUSTRIAS – ANÁLISIS – APRIETES

Leímos con atención el texto de Guillermo Kohan en El Cronista sobre el pensamiento del empresariado argentino y su derivación activa en el orden político. Vale la sugerencia realizada al respecto por Jorge Asís, que se agradece sin por ello adherir a varias de sus interpretaciones sinuosas.

El material en cuestión ofrece un perfil visible y otro no tanto. Hay que estar atentos para ver el rastro, aunque también el origen de las aseveraciones que circulan hoy en día, pues en ocasiones denotan posiciones y en otras, operaciones veladas. Como creemos que este es el caso, nos asomamos al trasfondo sin dejar de señalar lo evidente.

Tras el calor de los días recientes, llueve sobre la ciudad. Un manto gris ocupó el cielo y el agua facilita el entorno adecuado para la reflexión; sin embargo, hay mucha gente valiosa movilizada, y otra que está clamando justicia por muertos recientes. En la hiperactividad informativa que genera la Argentina actual, no es sencillo tomar distancia y precisar temas – fuerza.

Kohan sostiene que los empresarios argentinos siguen apoyando a Mauricio Macri, pese a la gravísima situación económica, porque temen “el fantasma del regreso de Cristina al poder”. Despliega la idea con sentido y aclara que las voces ejecutivas de las compañías hablan puertas adentro de “errores y horrores” del oficialismo amarillo.

En la misma dirección indica que respaldarán al macrismo en las elecciones del 2019 precisamente para frenar al sindicalismo, al peronismo y ostensiblemente a la ex jefa de Estado hacia un eventual retorno. Marca distancias entre las críticas acervas –pero con el mismo resultado- vertidas por los industriales, en relación con las de quienes lideran la zona de bancos y finanzas.

Pensemos un poco. A simple vista, Kohan señala sin calificar lo que cabe denominar, desde este lado de la comunicación, una alienación asentada en el temor y el rencor social. La “cultura” del zonzo, penetrando un bloque en dificultades que insiste en sostener a sus generadores ante una perspectiva tan oscura como las nubes que cubren Buenos Aires.

Eso es lo que se ve en la primera mirada. Pero si uno se adentra en las características del autor, podrá encontrar un perfil significativo, pues integra el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF). Es decir, estamos ante un “analista militante”, con fuerte presencia en el seno de las franjas rentísticas y antiproductivas nacionales.

Vamos hacia atrás, sólo un poco, para retomar el empuje con energía. El lector recordará que durante el encuentro de IDEA apuntamos que la exposición de Jorge Lanata reprendiendo a los asistentes por no haber sido lo bastante antikirchneristas en el tramo anterior, mostraba una disonancia que no podía explicarse sin una intención de fondo.

¿Qué hacía Lanata allí, retando al empresariado como si fuera un par situado en pole position? Lo indicamos y lo reitaramos ahora, para entender estas líneas: transmitió el mensaje de Héctor Magnetto y el conglomerado que lidera para que, pese a la crisis inducida, nadie saque los pies del plato. El periodista fue a amenazar a los participantes de tan empinado cónclave.

Entonces, más allá de admitir que Guillermo Kohan pueda mostrar algún sondeo y varios diálogos personales con empresarios en el sentido mencionado, es preciso señalar que se trata de un apriete disciplinador de las compañías financieras a las derruídas firmas inversoras en bienes de producción y consumo para que no abandonen el apoyo a una gestión que los damnifica.

Kohan no es un analista independiente de El Cronista. Encarna el parecer de los directivos de los bancos que, junto a las privatizadas de servicios públicos y las empresas que integran y circundan el gabinete para absorber y fugar, pretenden alinear con sentido social a una burguesía que ya tiene más contacto material con la demanda de un sindicato que con esos espacios.

Lo que parece ser una filosa disección de la conciencia burguesa termina siendo un mensaje hacia las víctimas de la catástrofe que se encuadran dentro de la región ABC 1 de la pirámide social argentina. Apoyen esto porque si no, vienen los “otros”. Aunque los “otros”, oscuros, los beneficien con ese populismo que lleva a las grandes masas a comprar sus productos.

Kohan y su canal en esta circunstancia, el diario indicado, sostiene bánquense estas tasas de referencia y el enfriamiento del mercado. De allí que en la zona oculta del artículo, hallemos advertencia, en vez de diagnóstico. Vale tomarlo en cuenta porque Asís no vio, o hizo como que no veía esta derivación que, puesta blanco sobre negro, emerge con nitidez.

La búsqueda de confluencia en el campo nacional popular para ligar el interés geoeconómico profundo con la política es lo que puede quebrar esas intenciones. Ese alineamiento burgués que han logrado hasta el presente. Para ello hacen falta dirigentes muy perspicaces… y también periodistas que en vez de mirar azorados la superficie ahonden hacia la base de la información.

Lanata, Kohan… ¿Asís?.A otro perro, con ese hueso.

 

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica

 

Comentarios

comentarios

Visite también

SUBNORMALES, CORROMPIDOS Y SILENCIOSOS (Tres textos breves)

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Aquí es donde una posición opositora clara puede ordenar la ...