BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
viernes , diciembre 14 2018
Inicio / Política / ASTILLERO RÍO SANTIAGO / Un enfoque para la comprensión

ASTILLERO RÍO SANTIAGO / Un enfoque para la comprensión

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

La situación generada en derredor de Astillero Río Santiago amerita especial atención. Permite observar con más claridad, por tratarse de un hecho enfocado, el sentido más hondo de la acción político económica oficial.

Ensenada es una de las Tres Ciudades que caracterizan la región. Al lado de La Plata y Berisso configura una zona intermedia entre cierta tonalidad metrópoli y otra obrera. De hecho, las contiene.

Su población se ha ganado respeto en derredor: mientras arreciaba la zoncera, escogió a Mario Secco como intendente; tras período previo, en 2015 se alzó con la victoria con el 55,62 por ciento de las preferencias.

El puerto de Ensenada es más sereno que otros, pero no por eso menos activo. Punta Lara es una hermosa playa en la cual renace la selva misionera. El camino La Plata – Punta Lara, con aquél viejo asfalto elástico y tiras oscuras en el medio, “lo hizo Perón”. Las calles céntricas han dejado el empedrado y orientan al automovilista nocturno con luces en sus bordes.

Ensenada aprovechó la Década Ganada y el Astillero es, aunque no el único, un gran orgullo del lugar. Atenti: como lo son sus escuelas, labradas por docentes pero también por la comunidad. El vínculo con La Plata se armoniza futbolística y culturalmente; los roces no van más allá de chanzas que se disuelven.

El quiebre, la irrupción, la vulgaridad que implica la acción del gobierno bonaerense –con amparo nacional, claro- sobre este distrito, es difícil de explicar. El arrasamiento de la educación y la salud públicas llama la atención y no son pocos los que se preguntan ¿porqué? Y ¿para qué?

La lógica obrera en el conflicto del Astillero revela un trasfondo: si Astillero Río Santiago sigue produciendo y hace frente a sus compromisos, obtendrá beneficios por varios millones de dólares para las arcas estatales, además de relanzar el consumo y la rueda económica general ensenadense.

Si se llevan adelante los proyectos gubernamentales, además de las dificultades directas para quienes viven de la actividad, el Estado argentino tendrá que abonar multas sorprendentes a los clientes, y al mismo tiempo enviar a construir y reparar barcos a otras naciones, que aprovecharán la dimensión de los encargos con precios siderales (oceánicos).

Hemos recorrido las cifras. Personal, funcionamiento, materiales, ingresos. Y también penalidades, costos externos. En concreto los trabajadores han demostrado que desde cualquier punto de vista a la Argentina le conviene que el Astillero funcione a pleno. Le conviene económicamente. Es obvio que también social y culturalmente.

(La malicia con que Infobae y La Nación han “informado” sobre el tema, invirtiendo términos y devaluando la tarea de los constructores nos permite preguntarnos si el jefe de redacción de ambos espacios periodísticos no es otro que Baby Etchecopar. Vale enviar esta reflexión a los responsables para alzar su autoestima profesional)

Adónde vamos: así como lo señalamos al referirnos al conjunto de la vida industrial nacional, la decisión de anular Astillero Río Santiago es política; no guarda vínculo alguno con el ahorro estatal –concepto que ponemos en cuestión al contraponerlo a la inversión-, en tanto el desarrollo de esta andanada sólo generará más gastos innecesarios al fisco.

La determinación del gobierno de Cambiemos es eliminar la producción en todo el territorio nacional, caiga quien caiga y, muy especialmente “cueste lo que cueste”, porque quién puede mostrar una clave beneficiosa para las arcas públicas si sólo se visualiza más y más déficit inducido.

Cuesta mucho hablar de esto en conversación callejera. El sentido común lleva al interlocutor a preguntar “¿y por qué el gobierno querría fundir al país?” Algunos consienten que “en todo caso, se estarán equivocando, pero ¿dañar la economía voluntariamente?”.

Ahí tenemos un nudo de comprensión esencial sobre el cual trabajar. La introducción de la Verdad en el debate resulta un factor básico porque la esencia del modelo rentístico es la transferencia de los recursos –en sentido integral- del área productiva nacional, hacia la renta. Pero vamos a los números ofrecidos por los verdaderos especialistas.

En el Astillero se fabricaron íntegramente 12 de las 16 turbinas de Yacyreta. Allí también se construyeron el techo del estadio de La Plata, el Teatro Argentino y las estructuras de diferentes puentes para cruces viales en zonas inundables. Hay cuatro patrullas para la Armada construidas en un 70 por ciento que están paralizadas.

El Gobierno prevé comprar cuatro patrullas –tres nuevas y una usada- a un astillero francés por 350 millones de dólares, cuando en el Río Santiago la producción tendría un costo de 240 millones, más de cien millones menos. Las nuevas patrullas se encargarán por compra directa a un astillero que está sancionado por pagar coimas y sobornos y es socio de Odebrecht.

Hay dos barcos encargados por Venezuela. El primero debería entregarse el 20 de noviembre y sólo falta el 3 por ciento de producción para finalizar la labor. El segundo está terminado en un 83 por ciento. Cuando se entregue, Venezuela pagará 8 millones de dólares. Si la obra no se concluye el 20 de noviembre, la provincia de Buenos Aires asumirá 200 mil dólares por día por multa como señala el contrato.

Para no dejar de lado otro dato estructural, que tiene que ver con una política nacional al respecto: la Argentina pierde 7 mil millones de dólares al carecer de flota mercante de bandera propia; los envíos se hacen a través de los monopolios extranjeros. Este indicador involucra presente, y pasado.

En definitiva, lo aquí planteado es una buena labor para los medios que no estamos orientados por los periodistas más ramplones del gremio al servicio de los empresarios más buitres de la región. El panorama sobre lo que ocurre en todo el país bien puede ofrecer un paradigma nítido si enfocamos con precisión sobre Ensenada.

Pocas horas atrás, uno de los medios mencionados señaló en un gran titular, que “Hace diez años que Astillero Río Santiago no hace nada”.

Vale pensar; y denunciar.

 

• Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica

Comentarios

comentarios

Visite también

BARCESAT / Bullrich pasa por encima del Congreso

El abogado constitucionalista Eduardo Barcesat fue consultado en Radio Gráfica acerca de la resolución ministerial ...