BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , octubre 22 2018
Inicio / Deportes / CANELO – GOLOVKIN / Gracias por boxear

CANELO – GOLOVKIN / Gracias por boxear

Por ENRIQUE MARTÍN *

Para el verdadero amante del boxeo fue una batalla inolvidable. Digna de la expectativa y de los dólares.

Para los sempiternos picapleitos fue una muestra más de lo opinable y subjetivo que es aquello que ocurre sobre un ring, allí donde la enorme mayoría jamás estuvo.

Por partes. Técnica, táctica y emocionalmente, Canelo Álvarez y Gennady Golovkin compusieron una sinfonía casi perfecta plantados durante 36 minutos a 30 centímetros, en esa ideal media distancia del ‘dame que te doy” donde habita con comodidad el pugilismo mexicano y, cómo no, un acorazado kazajo inteligente.

El árbitro fue una sombra. No intervino. No hubo clinchs. Las combinaciones recto-cross y gancho-cross, con dos, tres y hasta cuatro repeticiones surcaron con calidad otra noche de gala en Las Vegas.

Golovkin pegó más. Canelo pegó mejor. Desde la puntería y la oportunidad y, ambos, sin duda, desde una condición física superlativa.

Un combate de relojería basada en el ensayo puede devolver la imagen de dos máquinas aceitadas cercanas al ideal. Bastaba con mirar las piernas que no caminaron, pero que sostuvieron la idea de cada uno y el voltaje de los dos.

Pensar que algunos todavía creen que el boxeo es cosa de brutos. Hubo ajedrez en ese cuadrado. Hubo academia.

En el boxeo se juzga round por round y aunque no esté prohibido (salvo en la Argentina) fallar asaltos empatados, siempre puede hallarse la perla que vuelque la balanza en tres minutos. La eficacia manda, pero la contundencia no puede soslayarse.

Tarjeta en mano (sino no vale) vimos ganar al kazajo 115-113. Pero jamás cuestionaríamos el fallo -dividido- de los jueces que consagró a Álvarez como nuevo campeón.

Golovkin es un crack de 37 años, que acaso inicie hoy su lógica decadencia. Álvarez, un raro boxeador mexicano, por pelirrojo y por peso mediano, hizo la mejor pelea de su carrera.

Nadie puede sentirse defraudado. Porque el espectáculo resultó impactante.

Porque el boxeo está vivo y porque gracias a la secundaria polémica habrá un tercer capítulo para esta saga ya histórica.

 

* Periodista / Autor de Narices chatas, entre otros libros / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

70 AÑOS / Delfo Cabrera, olímpico de Londres, víctima del genocidio deportivo en el 56

Por JOSÉ LUIS PONSICO *   Delfo Cabrera, notable fondista nacido en el pueblo de ...