BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , septiembre 24 2018
Inicio / Política / CAMBIEMOS / Un modesto desenlace

CAMBIEMOS / Un modesto desenlace

Por LIDO IACOMINI *

 

¿Hubo un desenlace de la crisis de gobernabilidad  del macrismo, precipitada por la corrida del dólar? ¿Puede el salvataje del Fondo Monetario Internacional resolver lo central de la crisis económica y política de la Argentina actual? ¿O tan sólo lograran tomar aire para durar un tiempo más?

La crisis de la economía nacional provocada por el modelo neoliberal vigente no se ha resuelto con los escasos cambios de figuritas y es un hecho que se podrá constatar con la persistencia de la inestabilidad del dólar a pesar del ingreso a la fase dos del acuerdo con el FMI. Es incierto el nivel de equilibrio del dólar, ya que los resultados de la gira de Dujovne a Wassington se limitarán a las garantías  efectivas que el FMI le conceda a los grandes fondos de inversión que aún no reconvirtieron los papeles “fotocopiados” en dólares efectivamente verdes. Pero ésto de ninguna manera resuelve la escasez estructural de dólares que tiene nuestra economía y mucho menos la gran debilidad política evidenciada, que dificulta insanablemente la continuidad por vías democráticas del engendro Cambiémos.

Que se haya elegido evitar la caída del gobierno Macri eludiendo la riesgosa alternativa de un gobierno de “repuesto”, pareciera señalar que el rumbo es el de la senda abierta en Brasil, el modelo de la proscripción de cualquier liderazgo popular. Este sería el dato central del desenlace político de esta fase de la crisis. La fortaleza de Macri reside en la firme voluntad de EEUU de impedir un retorno del ciclo populista latinoamericano. Este riesgo está presente en la deriva política de Brasil -a pesar del encarcelamiento de Lula- y de la Argentina -a pesar de la demonización y persecusión judicial de Cristina- cuando aún los EEUU sigue empeñado en despejar los territorios que considera su “patio trasero”, como lo demuestran sus actividades desestabilizadoras en Venezuela y Bolivia. La insistencia, tanto en el discurso de Macri como en las palabras de Dujovne, en la responsabilidad del affaire “fotocopias de cuadernos Gloria” en la gravedad de la crisis, lo ratifica.

Las peleas alrededor de la conformación del “nuevo” gabinete son la hojarasca resultante de la pelea entre las fracciones oligárquicas argentinas por las migajas que el gran poder financiero trasnacional reserva a sus asociados nativos en pago a su genuflexión. Si retenciones o impuestos fijos, si ministerios o secretarías, sucedáneos del acceso a las licitaciones de paquetes de dólares que garanticen la fuga de dólares buitres en su papel de golondrinas. Simples botines de guerra para mercenarios ejecutores del plan trasnacional.

Pero el modelo se reformula a partir de las decisiones del FMI: Lagarde luego de la dolorosa (y desastrosa) experiencia griega, exige junto al infamante y durísimo ajuste sobre la economía, una cuota de beneficiencia, como contención de los desesperados y caídos del sistema. Así es como se contemplan dos cuotas extras de la Asignación Universal por Hijo. Macri, el magnánimo, la asume como propia, actuando el libreto que Horacio González le  escribe desde Página 12. También el FMI exige que el sector agrario, gran beneficiario de las corridas devaluatorias, se ponga para aportar a la recuperación de los dólares del gran capital financiero internacional. No son muy onerosas la justicia y el rostro humano del FMI.

Pero hay una transición entre este momento y el previsto 2019, que en medio del derrumbe de la economía argentina y el previsible proceso de descontento y movilización creciente de los sectores nacionales y populares, hace necesario que el gobierno al menos morigere su fachada y ralentice su desgaste. Y el macrismo duranbarbista sólo sabe hacerlo de una manera que es recurrir al engaño y la mentira, el ejercicio verdadero de una demagogia comunicacional de la cual el demorado y cuidadoso discurso de Macri de éste lunes es una muestra acabada. Creo que aún así saben que la popularidad de Maurizio está en rumbo a su agotamiento y están dispuestos a  sostener un Temer argentino.

 

  • Responsable del Area Internacional de Carta Abierta 

Comentarios

comentarios

Visite también

MOVILIZACIÓN EL 24, PARO EL 25 / Para recuperar el país

Por HÉCTOR AMICHETTI *   En nuestra Patria dejó su huella la Revolución Peronista… “NO ...