BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
viernes , julio 19 2019
Inicio / Política / ELECCIONES / Escenario de disputa

ELECCIONES / Escenario de disputa

Por LUCAS MOLINARI *

 

Falta mucho o quizá poco para las elecciones presidenciales, depende del ciclo económico de la crisis. En este marco apareció hace algunas semanas la hipótesis del adelantamiento. A priori pareciera que esto beneficiaría a Macri porque no permitiría el reordenamiento del bloque nacional. Pero ante la vertiginosa coyuntura política argentina, vale dejarla picando.

Habrá que ver qué pasa con las provincias. ¿Van a desdoblar? Santa Fe y Córdoba, entre los electorados claves para el oficialismo, obviamente con la Provincia de Buenos Aires donde no se sabe hasta dónde quedará dañada la imagen de Vidal con el escándalo de los aportantes truchos.

El gobierno tendrá en el G20 a fin de año un escenario global donde la “guerra comercial entre las potencias” ya dejó sus rastros en la última reunión de ministros de finanzas con la presencia de Christine Lagarde del FMI. Macri buscará ¿capitalizar? una foto con Trump u otro mandatario, con el estilo servil que caracteriza a todo cipayo.

Por lo pronto en septiembre habrá una disputa clave en el Congreso: el debate del presupuesto 2019. Si se aprueba la voluntad del macrismo se va a convalidar el acuerdo con el Fondo Monetario… ¿Cuál será la postura del “peronismo federal”? La certeza por ahora está en que hay dirigentes sindicales y sociales que construyen un escenario de protesta como el del 13, 14 y 18 de diciembre de 2017 contra la “reforma previsional”, en el que la tremenda represión implicó un punto de inflexión en la imagen pública del gobierno.

Hoy la “unidad” se grita en cada acto popular, el tema es saber cuán amplia. Analistas afirman que nadie es dueño de los votos, salvo CFK cuya figura vuelve al centro de la escena y nadie que quiera ser parte del gobierno que viene puede dejar de hablar con ella. De hecho parece encaminarse una reunión con Moyano, quizá como cierre de la ruptura del 2012. Vale recomendar el texto de Gabriel Fernández sobre la necesidad de esta articulación.

Y la crisis se profundiza y el bolsillo del pueblo trabajador está siendo saqueado por la inflación, siendo la suba del transporte una de las más sensibles. Ya los propios editorialistas del gobierno como Fontevecchia no ocultan el descontento popular: “Macri es hoy una herida abierta cargada de emociones entre sus votantes. Están los enojados con él, pero como el enojo es por haberle creído, también están enojados consigo mismos. Y están los que, en su proceso de duelo, ya pasaron a la fase siguiente asumiendo su desencanto en forma de resignación pero retirando el deseo de la política, para no correr el riesgo de volver a desilusionarse”. Ejemplo de esto es la palabra de Karen Arrúa, ex presidenta de los Jóvenes PRO de Esteban Echeverría que dialogó con Radio Gráfica.

Pero siguiendo con el derrotero de nuestro escenario, hay que destacar que pese a las constantes campañas anti-sindicales, éste es el sector que a lo largo y a lo ancho de la patria gesta la resistencia más profunda a este plan económico. Con un plus que son los cuadros intermedios del movimiento obrero que incursionan en la política y empujan “la necesidad de un debate programático”.

Allí está el parecer de la Corriente Federal de Trabajadores que se prepara como otros espacios gremiales para fines de agosto, cuando se realice el plenario de secretarios generales. También las dos CTA, donde hay sectores que buscan su rápida unidad para luego discutir su reingreso a la CGT.

En el campo popular no hay ninguna duda: el macrismo al irse dejará una pesadísima herencia. Además las pujas dentro de la partidocracia muestran muchas figuras del llamado por algunos “peronismo racional o perdonable” como les dice Jorge Asís, que informó que van a salir en estos días con una campaña para diferenciarse de Cristina y Macri, buscando esa tercera vía con la que ya fracasó Sergio Massa.

Porque les guste o no a ciertos referentes, el escenario político tiende a polarizarse. Recomendamos el análisis del analista Ernesto Gutierrez, quien afirma que, a más de un año de las presidenciales, posiblemente haya una segunda vuelta.

Y por otro lado está la militancia política del campo revolucionario que se muestra desperdigada, en muchos casos dependiente en sus estructuras de los recursos del estado, pero en debate permanente. Allí hay quienes están trabajando por un Congreso de la Liberación Nacional que pueda sumar a los sectores estudiantiles, territoriales y sindicales, más allá de los acuerdos electorales.

Cabe señalar que ese planteo que aún es subterráneo es imprescindible. Porque el problema de la deuda, lo será con mayúsculas. Y el escenario que tuvo Néstor Kirchner con un precio internacional de la soja altísimo y una América Latina “progresista”, no parece repetirse dos veces. Habrá que ver cuánto puede avanzar López Obrador, seguir apoyando la gesta de Venezuela y Cuba, más el gran ejemplo de Bolivia. Además de ver qué pasa en agosto con las candidaturas de Brasil. Un escenario que permite afirmar que no hay restauración conservadora, como siempre hemos sostenido desde Radio Gráfica, sino una disputa continental.

Por eso la militancia del campo nacional tiene por delante tareas enormes en debatir no sólo lo electoral sino lo programático ¿Qué hacer con Argentina? Quizá mirar hacia dentro, buscando romper negocios para distribuir las riquezas que generamos como pueblo trabajador. Volver a pensar en nacional y dar por tierra con las propuestas de financiamiento foráneo que se instalaron desde la recuperación de la democracia.

(*) Periodista de Radio Gráfica, conductor de Punto de Partida

Comentarios

comentarios

Visite también

ELECCIONES / Arranca la competencia, se asientan las proyecciones

  Después de una espera que deparó pocas sorpresas, quedaron configuradas las listas que competirán ...