BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , diciembre 17 2018
Inicio / Internacional / MISTERIOS DEL UNIVERSO / Tras el hundimiento, la economía estadounidense, crece

MISTERIOS DEL UNIVERSO / Tras el hundimiento, la economía estadounidense, crece

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

Existen algunos misterios insondables en el Universo. Sin duda. Pero entre los mismos no se cuenta la economía humana, aunque se la presente opaca e incomprensible. Mientras mejor, mejor; mientras peor, peor. Sacrificios como los que son impuestos sobre varios pueblos, entre ellos el argentino, sólo conducen a nuevos e ineficaces esfuerzos. En cambio, el mejoramiento general de la vida de un país a través del impulso a sus facetas productivas, suele ofrecer un futuro mejor.

Las medidas proteccionistas evaluadas como populistas del gobierno que lidera Donald Trump, han llevado a la economía de los Estados Unidos a un rendimiento “particularmente bueno” durante el segundo trimestre. La primera estimación indica que se expandió a una tasa anualizada del 4,1%. Es el ritmo más alto en casi cuatro años. Esto lo admiten, entrelíneas, los críticos del estelar rubicundo. Los mismos que hace apenas un mes lanzaron ditirambos inusuales en crónicas internacionales para referirse a los vínculos con la OTAN.

Según el informe oficial, refrendado por analistas privados, el repunte es sólido frente al 2,2% de los tres primeros meses del año y se conoce a un paso de las elecciones legislativas. En los tres trimestres anteriores ya rondó el 3% que vislumbra el expresivo mandatario y que necesita para generar los ingresos con los que costear las medidas de su plan económico, como la rebaja de algunos impuestos y el incentivo al consumo. El mejor trimestre hasta ahora en la recuperación tras la crisis fue el tercero de 2014, cuando se creció un 4,9%.

El consumo privado, que representa dos terceras partes de la economía, se reforzó al crecer un 4% desde un anémico 0,9% en el arranque de 2018. Es un ritmo superior a la tendencia media del 2,6% de los últimos años y que el presidente puede mostrar como un logro de sus acciones fiscales. En el mercado laboral se registró una mejoría del nivel de empleo y un alza de los salarios. La inversión empresarial en territorio productivo creció el 11% en el primer tramo del período y el 7,3 % en el segundo.

Mientras el planeta comunicacional se refiere a los gestos machistas de Trump y a su presunta impericia diplomática, el jefe de Estado aseveró que “El ritmo (de crecimiento) es increíble”. En la víspera recordó que estaría satisfecho con un crecimiento próximo al 4%. En conferencia, Trump, acompañado por su equipo económico, señaló que EE UU va camino de lograr en 2018 el nivel más alto de crecimiento en 13 años. “Será superior al 3%”, auguró, “y si se mantiene la economía duplicará su tamaño en 10 años”.

Sin embargo, nada resultará fácil para un país doblegado durante dos décadas por la hegemonía del capital financiero. En lo inmediato, junto a las campañas mediáticas, el presidente deberá lidiar con su propia Reserva Federal, en cuyos intersticios los grandes bancos siguen operando. Y en perspectiva, este desarrollo no impedirá el cruce con los vectores progresivos de China y Rusia, cuya dinámica se percibe indetenible. Como hemos señalado, con una acción pro activa los Estados Unidos van logrando adecuarse a la Multilateralidad en un lugar posible, pero ya no serán el único poder hegemónico de la Tierra.

En la FED, se extiende la preocupación. Su titular Jerome Powell no pierde ocasión de sugerir el retiro gradual de los estímulos para evitar un “recalentamiento de la economía”. Viejas fórmulas anti productivas de los poderes concentrados que siguen recibiendo acogida cálida en los analistas de los medios norteamericanos y europeos a la hora de informar sobre la situación estadounidense. Todos realzan la “independencia” de Powell ante “los políticos” y especialmente ante las “tendencias populistas” del gobierno.

Por ahora, Trump les ha hecho creer a los norteamericanos que podían mejorar su nivel de vida. Veremos si en el tramo venidero emerge algún economista notorio para recordarles que no es ese el destino de un empleado común. Resulta de interés transitar la pantalla de CNN, las páginas de El País, el decir de emisiones londinenses y neoyorkinas: aparecen sutilmente ideas acerca de lo “ficticio” del crecimiento… y los debates sobre cargas impositivas a la producción agropecuaria. Piense, lector: por estas horas se enrostra al compañero de Melania el aprovechamiento del alza en la venta de ¡soja!

Quién sabe: quizás en los tiempos venideros, ante una nueva victoria electoral del extemporáneo, presenciemos sonoros y “dignos” planteos del “campo” norteamericano –acicateado por las finanzas, claro, y difundido periodísticamente como el sentir de sudorosos labriegos- contra esta rara, significativa, sorprendente administración. Lo cierto es que contra viento y marea, el tipo agarró la manguera que chorreaba hacia las casas crediticias concentradas y la volcó hacia la interioridad de su país. No estamos seguros de si es consciente del “daño” y el enojo que está originando.

 

• Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Ver: http://laseñalmedios.com.ar/2018/07/21/que-pensamos-y-por-que-pensamos-asi-la-nueva-era-hacia-la-combinacion-entre-interes-geoeconomico-y-accion-politica/

Comentarios

comentarios

Visite también

DE FLORESTA A BEIRUT / Sobre la verdad y el respeto al lector

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Habrán visto lo ocurrido con los pibes de Floresta. Si ...