BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , junio 25 2018
Inicio / Tramas / ANACRONISMOS / El ascenso de la certidumbre

ANACRONISMOS / El ascenso de la certidumbre

Por GUSTAVO RAMÍREZ *

I

El peso simbólico de las imágenes adquiere relevancia efectiva en la era digital. El futuro es el presente, en esos términos. La semiología de Cambiemos no es más que el significante de la razón neoliberal.

Macri caminó hacia la Catedral fuera de la historia este 25 de Mayo. Sus pasos fueron veloces e intentó esquivar las minas de silencio que amenazaban dinamitar una marcha forzada. Inexorable, el rumbo hacia el patíbulo estaba sellado.

Monseñor Poli ofreció, en su homilía, una directriz política de la Iglesia enunciada hace tiempo por el Papa Francisco. La alusión a Zaqueo fue premeditada y alusiva. Macri, publicano y rico, masturbó con nerviosismo el bastó presidencial. El rictus de su rostro denotó la incomodidad de la jornada. El tiempo, lento en ese instante,  fue lapidario.

El alivio no llegó al salir del claustro eclesiástico. Afuera la soledad arreciaba. Macri intentó levantar su mano, emuló un saludo a fantasmas que ornaban la ausencia. Subió a la camioneta y se marchó. La banda presidencial que le cruzaba el pecho lo ahogó en su trémulo andar.

 

II

Para la semana que se avecina el Gobierno tiene en agenda ajustar en 20.000 millones reparticiones del Estado. La iniciativa tiene que ver con el proceso de enamoramiento que el empleado del Grupo Clarín, Nicolás Dujovne, inició con el FMI.

Zaqueo estará presente, no ya en el relato bíblico. Para contener su espiritualidad cifrada en el Mercado, Macri se reunió con los jefes de las Fuerzas Armadas. Un gobierno violento, como el de Cambiemos, necesita aliados que pueden ejercer sin culpa la violencia que el régimen necesita para reprimir la protesta social.

El dato llamativo, en relación  otros procesos históricos, es que esta “administración” decidió romper alianzas con sectores que la sostenían con apoyo político. Distanciado de la UIA, del campo, de la Iglesia el Ejecutivo se ha centralizado en su fantasía ideológica: La coraza mediática. Pero en esa represa también se comienza a ver fisuras y el agua penetra turbia.

El espiral de endeudamiento es finito. Sobre todo si el dinero de los préstamos alimenta el vicio propio de la bicicleta financiera. Zaqueo. Alistarse con el Fondo es la consecuencia directa de la falta de visión estratégica de la ha hecho gala este gobierno desde su asunción en el 2015. Su visión global está cercenada por su perspectiva ideológica y por la semiótica mitológica de su relato patológico.

Cambiemos no es más que una coalición de una derecha anacrónica. Su imagen distópica del presente se alinea con la perspectiva de antiguo régimen inglés. Theresa May está empecinada, ante el avance de Rusia y China, en reestablecer el viejo orden mundial donde Gran Bretaña era un actor dominador del escenario global. Macri tiene ideas afines con ese universo enquistado en el pasado. Ambos, May y Macri, han retrocedido de manera caótica ante la representación efectiva del presente.

 

III

La historia, como el tiempo, puede ser implacable. La soledad del Gobierno descompone su imagen pública y la publicidad de sus actos no es más que la reacción esquizofrénica ante el avance de su decadencia. Aun cuando el oficialismo muestre torpes iniciativas políticas para no mostrarse débil, no puede contrastar con la marcha en retroceso de las últimas semanas.

Quienes piensen que el descenso presidencial asegura un triunfo electoral rutilante en el 2019 pierden perspectiva. El descontento social manifestado por millones de personas, esta semana, en las calles cuenta con l organización sindical pero carece de conducción y liderazgo político. No hay una transferencia inmediata de descontento a votos centralizados en un solo personaje. Al menos por el momento.

¿Representa esto un alivio para Cambiemos que busca la re-elección? La lucha concentrada en la calle y unificada en espacios multisectoriales daña al gobierno. Lo lastima. Porque no encuentra un enemigo aprehensible a quien demonizar. Al ser una derecha que se enlista en la añoranza del viejo orden, no logra descifrar el componente emergente de este nuevo actor social.

Por cierto estas manifestaciones multisectoriales resultan novedosas y abren nuevos espacios de diagramación política. Sobre todo porque la iniciativa en la resistencia ha sido conducida por el Movimiento Obrero y los Movimientos Sociales. El eje vertical de la construcción en la ofensiva dinamizó la solidaridad y de la unión de las fuerzas sociales y lo hizo en la acción.

Lo curioso es que el fenómeno sorprendió a la propia militancia y a los diversificados agentes del campo político nacional y popular. El proceso de aceleración de entrega económica no fue avistado por los actores políticos que se mostraron sorprendidos. No obstante, el sindicalismo, con sus propias dificultades dio cuenta de lo que acontecía en el núcleo del territorio y condensó de inmediato la reacción opositora.

 

IV

Así como la derecha gobernante es un nudo anacrónico de masa ideológica, existen cuerpos políticos en el espacio del Movimiento Nacional, que no logran desprenderse de su razón ideológica anclada en la nostalgia por el pasado idealizado. Mientras este sector, en el 2015, lloraba dramáticamente la derrota el sindicalismo, aun en su fragmentación, asumió la responsabilidad histórica de resistir un régimen que conoce en profundidad.

Las categorías analíticas de los ’70 no alcanzan para interpelar a los nuevos actores sociales. La mentada revolución tecnológica ha influenciado a las nuevas generaciones desde distintas estructuras. En neoliberalismo no necesita, en la actualidad, someter los cuerpos para conquistar la mente. Dominar la subjetividad es el triunfo de la estructura. Hay nuevos emplazamientos cognitivos y psicológicos  que son necesarios abordar a la hora de realzar la acción política.

El fetiche de la movilización permanente puede generar una trampa irresoluble si no existe canalización política del proceso. De la misma manera que el campo nacional y popular necesita eludir el laberinto ideológico en el que ha caído desde la concepción cristinista.

El modelo neoliberal denota un quiebre sustancial y ha comenzado a declinar por peso propio. ¿Hay lugar, en el actual estadio del capitalismo global, para centralizar la economía en mercado financiero? Las experiencias resientes en países como Rusia, China y Estados Unidos, destacan el ejemplo de una experiencia totalmente opuesta al camino que recorre la Argentina.

No hay posibilidad de negar la crisis instalada por el macrismo en el poder. Es cuestión de tiempo para que el programa económico haga implosión. El gobierno comenzó a tomar medidas desesperadas, aunque quiera transmitir una imagen distorsionada de su fracaso.

El 25 de Mayo la imagen imperante fue la del pueblo en la calle negándose a regresar al pasado. A ese pasado del cual fue parte el Gabinete de Macri y del que fueron y son cómplices los en nombre del periodismo encubren y mienten las atrocidades del régimen.

Se hace necesario no ceder al falso optimismo, ni agolparse en el microclima. Una nueva instancia se ha abierto en el país. Y esa es la cuestión. Una cuestión política.

 

  • AGN Prensa / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

RE SENTIMIENTOS / El antiperonismo existió antes que el peronismo

Por CARLOS BALMACEDA *   En un país que como bien lo definió Cooke fue ...