BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , julio 18 2018
Inicio / Política / PJ / La pista de Servini

PJ / La pista de Servini

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

Vamos con un aspecto que puede evaluarse colateral pero es indicativo de toda una situación. La lectura de la medida cautelar sobre el Partido Justicialista permite inferir que su redacción fue elaborada por los realizadores políticos y no por la jueza.

María Romilda Servini ocupa ese lugar desde hace más de un cuarto de siglo, como lo pueden recordar los espectadores televisivos y los especialistas en el Poder Judicial. Esto significa que no es tonta ni improvisada: conoce a fondo los manejos electorales y las vidas partidarias.

La resolución que zarandeó la vida nacional a partir de consideraciones filosóficas sobre qué debe hacer el peronismo sin un solo punto referido a irregularidad concreta alguna que justifique la intervención, no configura un error sino una intencionalidad.

Hace poco tiempo Servini advirtió sobre las presiones que estaba recibiendo de la administración central. La difusión de un dictamen judicial de rasgos unilateralmente políticos, ostensiblemente preparado por la intelligentsia duhaldista y macrista, sirve para refrendar la denuncia.

Claro que la jueza no es honrada: podría haberse negado a canalizar el dislate antidemocrático sin más y podría haber enfrentado al poder oligárquico en su afán por evitar la unidad de las fuerzas nacional populares opositoras. Pero eso no está en su ADN. Este gesto es lo más que se permite hacer.

Un juez de Cámara Federal con unos 20 años de antigüedad alcanza los $ 200.000 en bruto. Romilda no va a resignar una suma aún mayor. Entonces, sin plantear defensa alguna, es pertinente señalar que ha dejado un rastro. La pista de Servini, para resguardarse puertas adentro y eludir futuras exigencias, ha sido evitar una redacción jurídica adecuada de una decisión judicial.

De allí que las interpretaciones sobre su “incapacidad” para ejercer la labor resulten fútiles. Desde el mismo y vergonzoso Poder Judicial se le comunica a la sociedad argentina que no hay independencia de poderes y que los fallos son cualquier cosa.

En la era de los inventos mediáticos, se podría haber argumentado el robo de sillas en el local, dentro de la “ruta del dinero K”. Sin dudas, los diarios estarían llenos de ilustraciones con peronistas con antifaz, corriendo exaltados para ocultar su botín.

Lo hemos señalado en textos previos: el macrismo –desesperado por la cercanía de los comicios y las encuestas que no cierran- necesita impedir la participación unificada de la principal vertiente opositora. Como sea. Anhela quebrar un espacio registrado en el orden nacional como el PJ para trabar ese camino.

Ahora bien; construir esa unidad es tarea propia. Si la dirigencia del movimiento nacional se dejar arredrar por un fallo de evidente carácter político electoral, los problemas serán más graves de lo graves que son.

 

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

ECONOMÍA / Ni una

Por LA SEÑAL MEDIOS *   Mientras el precio del dólar creció nuevamente y se ...