BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , diciembre 11 2018
Inicio / Tramas / FELIPE BURGOS / Un hombre de esta tierra

FELIPE BURGOS / Un hombre de esta tierra

En la madrugada del 6 de febrero de 1976, una banda armada llegó a Campo Quijano, Salta, e irrumpió en la casa de Felipe Burgos, Secretario General de la Federación Única de Sindicatos de Trabajadores Campesinos y Afines (FUSTCA).

Nacido en un hogar campesino el 11 de abril de 1933, Burgos desde muy joven fue maestro rural en la puna salteña. Su fuerte convicción cristiana lo llevó a abrevar en las bases del Concilio Vaticano II y en la II Conferencia Episcopal de Medellín, orientadas a sostener la opción por los pobres.

De esa manera, Burgos asumió un compromiso con los desposeídos de su terruño en el marco de la Teología de la Liberación, combinando sus creencias religiosas con la defensa de los derechos de los trabajadores rurales y campesinos de la Argentina.

En ese contexto, participó de la vida sindical a través de la Federación Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (FATRE), y luego en la Federación Única de Sindicatos de Trabajadores Campesinos y Afines (FUSTCA).

Tras haber sido encarcelado por la dictadura encabezada por el general Alejandro Agustín Lanusse, recuperó su libertad en 1972. En mayo de 1973, el gobernador peronista electo por el pueblo de Salta, Miguel Ragone, lo nombró Director General de Promoción y Asistencia a la Comunidad en el ámbito del ministerio provincial de Bienestar Social, desde donde desarrolló una fecunda tarea para beneficiar a la población trabajadora rural.

El “Andariego Burgos” solían llamarle sus coterráneos en los tiempos en que recorría las fincas, tomaba contacto con la problemática regional del campesinado y recibía a la gente en su propia casa. Educaba, aprendía, volvía a educar, y así transcurría su vida cuando en aquel fatídico 6 de febrero un grupo de sicarios se lo llevó para siempre, paradójicamente, hacia un destino de inmortalidad en la memoria de su pueblo.

Hoy, los hombres y mujeres de la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (ATRES). y de la Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria (FETAAP) levantamos con orgullo el nombre y las banderas de Felipe Burgos para llevarlos a la victoria.

 

ATRES / FETAAP / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

FILOSOFÍA / Porqué es mejor vivir bien y varias preguntas decisivas

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Aunque la explicación clave radique en la economía, los elementos ...