BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , junio 20 2018
Inicio / Política / SOBRE EL VACÍO (Dos textos)

SOBRE EL VACÍO (Dos textos)

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

 

SOBRE EL VACÍO. Es grata la brisa que acompaña los momentos previos a la lluvia. Brinda una sensación de alivio que anuncia el fresco posterior a la precipitación. Claro que no siempre se concreta. A veces, es un anuncio nomás.

Nada de lo que se realiza económicamente tiene otro sentido que transferir con salvajismo recursos hacia los sectores financieros y las bandas allegadas que se congregan en derredor del funcionariado.

La Argentina no necesita ajuste alguno. Debatir sobre dónde ahorrar, en qué zonas de la actividad, es un error tan grande como apoyar al gobierno. Nada hay que debatir. El oficialismo desfinanció al Estado y ahora sólo busca dinero entre la gente.

Lo desfinanció al anular las cargas impositivas sobre los grandes exportadores y al disminuir el poder de compra de las grandes masas. Esas son las dos llaves tributarias nacionales. Se las relevó con emisión y deuda, pese a toda la prédica previa.

Como el esquema financiero es un barril sin fondo que jamás genera reinversión para la producción, siempre hace falta más. Entonces meten mano a los ingresos de trabajadores, jubilados, microemprendedores, cooperativistas, pymes y empresas ligadas al mercado local.

Todo el esquema es copia vulgar y sin cuidados de aquél que hundió una parte del Norte tras Lehman Brothers. Ese triunfo de las entidades crediticias resultó la gran derrota de sociedades que durante largo tiempo se ufanaron de ser “industrializadas”.

Aquí las franjas impulsoras y beneficiarias están imbricadas con los grupos comunicacionales concentrados, básicamente Clarín, y las proveedoras de servicios públicos. Estas hegemonías configuran una fuente de conflictos interempresariales que pueden detonar en los próximos años.

Nuestro país, poseedor de todos los elementos para contar con un funcionamiento justo y equilibrado, con inserción ideal en el orden planetario a través del Unasur y el Mercosur en primera instancia, y de los BRICS en continuidad, sólo se suma como perdedor a un mundo en baja.

Es linda esta brisa. Pase lo que pase después.

La única esperanza de este país es terminar con el macrismo y sus variantes, y establecer un programa nacional popular de carácter industrial y soberano. Lo demás es especulación en el vacío sobre variables inexistentes.

INTERTEXTO. Hace tiempo que Martin Tetaz, egresado y profesor en la Universidad Nacional de La Plata -pública- y columnista del diario El Día, anda por ahí diciendo cosas.

Si el exabrupto reciente referencia a la inflación con la mente, cabe consignar que se trata, apenas, de un derivado menor de su gigantesca estupidez transhistórica.

Decimos estupidez aunque varios amigos repliquen es un tal por cual, nada de estúpido, muy vivo para hacer dinero. Si; si. Seguramente Tetaz tiene un auto más bonito que el de cualquiera de los lectores.

Felicitaciones. Pero eso no le impedirá pasar a la historia nacional en nivel Vilouta, Castaña, Plager, Campolongo, Mercado. O ¡Reymundo Roberts! Por qué no.

Es que la matriz de Tetaz es su reciente afirmación, en una de las columnas del diario de Kraiselburd: “la decadencia argentina comenzó en 1945”.

El idiota, hoy influyente en el orden nacional a través de su referente conceptual Mauricio Macri, evalúa que el tramo de mayor desarrollo en la historia nacional resulta el eje de su fracaso.

En consonancia, combate con ahínco digno de su cualificación humana al equivalente ciclo reciente, derivado de aquél, que nosotros denominamos con datos del PBI en mano, Década Ganada.

El caso Tetaz es de difícil abordaje porque el desprecio ocupa el intertexto de cualquier polémica genuina. Como pasa con Baby Etchecopar.

Estas líneas no están dedicadas a él, claro. Están orientadas sobre un “peronista histórico”, amigo de don Antonio Cafiero, que emerge en el listado.

Con firme intención del redactor, ni siquiera lo encabeza. Forma parte de él. Tetaz, al menos, se acercó a Macri. Y saldrá corriendo a su vera.

Todo bien con Silvio, pero digámoslo de una vez: hay hombres que luchan un día … y creen haber sacado patente de corso.

Ahora que tienen línea, esperamos que todos salgan a los gritos:. “¡El endeudamiento es un problema psicológico! ¡La caída de la industria es una percepción sensorial!”

Y: el peronismo es la gran bestia negra de este país. Allí, sin comillas, habrán logrado razón

 

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica

Comentarios

comentarios

Visite también

SOBERANÍA / Tropas extranjeras en nuestro territorio

Néstor Gorojovsky, analista de política internacional, conversó con Patria Grande Latinoamericana acerca de la presencia de tropas ...