BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , julio 18 2018
Inicio / Política / SINDICATOS / La voluntad organizada del pueblo trabajador

SINDICATOS / La voluntad organizada del pueblo trabajador

Por Héctor Amichetti*

En el año 1945 existían en Argentina unos 500 sindicatos que agrupaban a un millón de trabajadores y trabajadoras. Cuando la intolerancia oligárquica derrocó al gobierno constitucional de Juan Perón en septiembre de 1955, los sindicatos eran 2500 con más de 6 millones de afiliados/as.

La oligarquía asaltó la CGT y secuestro el cadáver de Evita, ordenó la intervención de unos cuantos sindicatos y encarceló a centenares de dirigentes.
Las ininterrumpidas luchas sindicales desplegadas a lo largo de 18 años, resultaron un factor fundamental para la recuperación de la democracia y el retorno de Perón a la Patria. Cuando la intolerancia oligárquica volvió a golpear de manera mucho más sanguinaria en marzo de 1976, se propuso eliminar de raíz a las “malditas” organizaciones sindicales.

Nuevamente ordenó la intervención de la CGT y de infinidad de sindicatos, encarceló, expulsó al exilio, secuestró y asesinó a muchos dirigentes sindicales e hizo desaparecer a decenas de miles de delegados/as y militantes gremiales de base.

Con el retorno de la Democracia fueron los sindicatos agrupados en la CGT los que advirtieron al nuevo presidente sobre la necesidad de aplicar un programa de liberación nacional. El gobierno adoptó otro rumbo y así termino.

El poder oligárquico que desestabilizó al gobierno de Alfonsín y controló desde el primer minuto al gobierno de Menem, necesitó dividir al movimiento obrero para avanzar en su plan y cooptar algunos dirigentes sindicales para convertirlos en cómplices de la entrega nacional. Intentó desvirtuar la función de los sindicatos minando las bases históricas de solidaridad que explican su razón de ser.

Destruyeron el país, no pudieron con los sindicatos.

Hoy en Argentina existen más de 3000 sindicatos que agrupan alrededor de 9 millones de trabajadores/as, todos comprendidos en convenios colectivos de trabajo que consagran sus derechos laborales, entre otros el de negociar paritarias libres anualmente para defender el poder adquisitivo de los salarios.
Infinidad de batallas dan todos los días en los lugares de trabajo más de 70.000 delegados y delegadas representantes de todos los gremios del país, protegiendo esos derechos.

Millones de prestaciones en materia de salud y recreación, capacitación laboral y ayuda mutua se realizan día tras día mediante la organización solidaria de los trabajadores y trabajadoras en sus sindicatos y obras sociales.

El diario La Nación de hoy adelanta los planes que el gobierno tiene para desestabilizar a las instituciones sindicales por considerarlas el principal obstáculo para avanzar.en su plan de desintegración nacional y social.

No pudieron en el ’55, ni en el ’76, ni en los ’90…

Tampoco podrán ahora.

Los sindicatos no son un puñado de dirigentes, son la voluntad organizada del Pueblo Trabajador en un territorio donde -para desgracia de la oligarquía- existe el Peronismo.

*Federación Gráfica Bonaerense / Corriente Federal de Trabajadores

Comentarios

comentarios

Visite también

ECONOMÍA / Ni una

Por LA SEÑAL MEDIOS *   Mientras el precio del dólar creció nuevamente y se ...