BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
sábado , octubre 20 2018
Inicio / Política / ACTO 21 F / La iniciativa conduce

ACTO 21 F / La iniciativa conduce

Por LAUTARO FERNÁNDEZ ELEM *

 

Pocas veces se ha visto una relación política con la actual magnitud. La convocatoria inicialmente unitaria de un sindicato ha generado una cantidad de adhesiones tal que ha terminado por superar los reclamos primeros de los Camioneros y los ha obligado a los propios Moyano a fortalecer aquellas reivindicaciones tendientes a contrarrestar las políticas antipopulares del macrismo.

No como principio, pero sí con un mojón fundamental en el encuentro en Luján del 20 de noviembre pasado, la Corriente Federal de Trabajadores, de paso sostenido, se fue adjudicando la razón gracias a los hechos mismos. La convocatoria a la Multisectorial Federal que logró una cuantiosa movilización el día 29 de noviembre frente al Congreso Nacional demostró algo inexpugnable para cualquier construcción política: la iniciativa conduce.

Algo tan simple pero tan difícil de expresar como es la organización paulatina, certera, con horizontes claros pero fundamentalmente decidida y arrojada en que hay que hacer lo que hay que hacer, nos lleva a la antesala de lo que ha sido señalado por Hugo Moyano como “una de las movilizaciones más grandes de la historia”.

No es menor la actuación del histórico dirigente camionero. Cuando lo presionaron, saltó y cuando saltó, lo presionaron. Los carpetazos mediáticos que vuelan sobre OCA e Independiente no hicieron más que azuzar al secretario general a ir gremio por gremio buscando adhesiones que finalmente llegaron para expresar en la calle su convocatoria así como su capacidad de presión hacia el poder de turno.

El sindicalismo nacional, no exento de problemas, discusiones, lentitudes y peleas -como buenos peronistas- ha logrado poner en movilizaciones las expresiones cabales del disgusto con la gestión macrista. Situación que no ha logrado la política gracias a su vociferación de realidades sin asidero callejero. Las expresiones legislativas, militantes y organizativas del peronismo pusieron el carro delante del caballo y se ocuparon de diferenciar posiciones antes que concertar acuerdos entre sí, motivados más por los egos electorales que por la confrontación a un modelo destructivo.

El 21 de febrero la convocatoria tendrá como partícipes al sindicato de Camioneros con una movilización superior a la del 29 de noviembre, a ambas CTA que durante los últimos meses han avanzado en un proceso de limar asperezas, la omnipresente Corriente Federal de Trabajadores, las numerosísimas columnas de los movimientos populares (CTEP, Barrios de Pie, CCC, entre tantas otras) que han sido comprendidas a fuerza de manifestaciones e integradas dentro de la discusión real del movimiento obrero organizado. Las regionales de la CGT en el interior del país se suman en mayoría así como tantas seccionales, delegaciones y comisiones internas de sindicatos que no convocan orgánicamente. Evidentemente son representadas más por esta iniciativa que por la inacción de sus dirigentes. Otro sector que a los golpes comprendió la necesidad de mostrarse en contra del proyecto económico son las agrupaciones PyMES y empresarios en general que pidieron no solo participar sino también “ser visibles en el escenario”. Serán de la partida muchas de las organizaciones políticas del campo nacional, y también algún colgado de la palmera que bajará de la oficina al kiosco y será contado como hombre que aporta a la caída del macrismo.

Las ausencias no menos importantes pero no más que esperables de los gordos y el barrionuevismo posicionan a la CGT en su real dimensión. Es un secreto a voces desde hace meses, la inacción y rígida muñeca política del gobierno nacional que no pudo convencer hasta ahora a esos personajes de ponerse directamente en contra de las iniciativas combativas.

La desesperación por la unidad que nos invade a los integrantes del campo nacional, nos llevó en algún momento a lamentar la no participación de estos grandes sindicatos e incluso pedir mayores esfuerzos para acercar posiciones. Un sabio observador me dijo “si para marchar, los tenemos que esperar a éstos, no marchamos nunca”. La iniciativa conduce, dirige, aglutina y presiona. Ojalá después del miércoles se haga carne esta descripción.

 

* Sindical Federal / La Señal Medios / Desde el Barrio.

Comentarios

comentarios

Visite también

JUAN CARLOS SCHMID / Se fortalece el espacio opositor

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   La salida del titular de Dragado y Balizamiento de la ...