BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Política / LITIO / Argentina lo entrega, Bolivia potencia su producción

LITIO / Argentina lo entrega, Bolivia potencia su producción

Por LA SEÑAL MEDIOS *

 

Se utiliza en baterías, medicamentos, vidrios y arcilla, así como en distintas aleaciones. La Argentina es especialmente rica en litio, el “oro blanco”, con una producción de 40.000 toneladas anuales. Ese no es el límite; como en otros elementos, la exploración y la explotación adecuada pueden deparar beneficios mucho más interesantes.

Actualmente hay dos emprendimientos, de los que se extraen las toneladas indicadas. Olaroz, de Sales de Jujuy, en Jujuy, que produce 17.500 toneladas, y Salar del Hombre Muerto, de FMC, en Catamarca, del que se sacan 22.500 toneladas. Esto representa el 16% del litio a nivel mundial.

La Argentina puede llegar hasta 130.000 toneladas al año si se avanza en los proyectos que están en desarrollo: Salar del Rincón (Energy), en Salta; Cauchari (Minera Exar), en Jujuy; Olaroz (Orocobre), en Jujuy.

Además, hay unos siete proyectos que están en etapa de prefactibilidad: Pozuelos (Salta); Salar de Ratones (Salta), Mariana 1, 2 y 3 (Salta), Centenario (Salta) y Gallego Project (Salta), Antofalla (Catamarca), Sal de Vida (Catamarca) y Tres Quebradas (Catamarca).

Los estudios sobre el potencial nacional datan de muchas décadas atrás. Pero recién en el nuevo siglo, al desplegarse la elaboración de celulares y las nuevas baterías, que el litio empezó a ser observado con mayor detenimiento.

Según datos de la Secretaría de Minería de la Nación, la demanda global de litio metálico en 2016 fue de 37.800 toneladas, un 13,5% mayor que la de 2015. Además, el uso del litio en baterías, con un 39% del mercado, desplazó del histórico primer lugar al de cerámica y vidrio, y se espera que para 2025 represente más de dos tercios de la demanda.

La Argentina, junto con Chile y Bolivia, forma el llamado “triángulo del litio” y se encuentra en cuarto lugar en cantidad de reservas probadas del mineral, detrás de Bolivia, Chile y China. El país cuenta según el estudio indicado, con yacimientos de litio en pegmatitas (un tipo de granito caracterizado por sus grandes cristales de cuarzo, feldespato y mica) en etapa de exploración.

El potencial del producto se diversifica y abre puertas atractivas. Un auto eléctrico requiere 2000 baterías de un teléfono celular (10.000 si se trata de un Tesla o autos eléctricos más avanzados). Esto duplicó el precio del litio y se prevé un alza mayor, porque la tendencia mundial es eliminar los autos con combustible fósil.

Como los emprendimientos existentes son particulares, el Estado se lleva hoy sólo el 3,5% del valor en boca de mina de todo lo que se exporta en concepto de regalías, más impuestos a las ganancias e ingresos brutos. Esto ya es considerado “excesivo” por las corporaciones internacionales y sus voceros mediáticos locales.

Cuando surgieron cuestionamientos al respecto, señalando que el Estado debía participar directamente e incentivar la instalación de fábricas para la explotación plena del litio, Daniel Meilán, secretario de Minería de la Nación, respondió que se trata de “populismo puro” y “voluntarismo”.

El funcionario macrista, en línea con la política económica general y energética en particular, añadió una consideración despectiva hacia las posibilidades técnicas de nuestro país y señaló que las potencias “hace años” que trabajan en el tema.

Para comprender la diferencia que implica situarse en el mangrullo propio a la hora de diseñar una política, en vez de hacerlo en el que ofrece el empresariado internacional, cabe informar en derredor de las decisiones adoptadas por la Nación que lidera Evo Morales. Y, para nuestra preocupación, en los comentarios que las mismas suscitaron en el secretario argentino.

Bolivia

La Cámara de Diputados, a instancias del Poder Ejecutivo, aprobó la creación de la empresa estatal Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), que reemplazará a la Gerencia Nacional de Recursos Evaporiticos y que dependía de la Corporación Minera de Bolivia.

“Al aprobar la creación de la empresa, se cambiará el futuro del país. Éste será un día histórico”, subrayó el ministro de Energías, Rafael Alarcón, quien elogió que la Cámara de Diputados haya sancionado el proyecto de Ley N°064 que crea la empresa Yacimientos de Litio Boliviano (YLB).

El gobierno boliviano lleva adelante el proyecto de industrialización del litio, que demandará una inversión de 900 millones de dólares y comprende tres fases, de las que la primera fue concluida en su totalidad con la implementación de plantas piloto.

El viceministro de Altas Tecnologías Energéticas de Bolivia, Luis Alberto Echazú, informó que se prevé que la explotación del litio le generará al Estado boliviano ingresos por al menos 1,500 millones de dólares al año a partir de la puesta en marcha de las plantas de tratamiento, en menos de un quinquenio.

De concluir estas plantas (carbonato de litio, sales de potasio y materiales catódicos) en 4 o 5 años los ingresos por la venta de materiales catódicos y baterías de litio rebasarían ampliamente los 1,500 millones de dólares, es decir casi la totalidad de las exportaciones mineras”, detalló.

Bolivia prevé que la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en el salar de Uyuni, departamento de Potosí, tomará un año hasta que esté concluida, posiblemente en abril de 2018. En el último trimestre de 2018 se espera iniciar con la etapa de pruebas de producción de carbonato de litio en cantidades industriales.

La Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE), y la empresa alemana K-Utec Technology suscribieron el 16 de agosto de 2015, en Uyuni, el contrato para la elaboración del proyecto de ingeniería a diseño final de la planta. Echazú reveló que 25 empresas internacionales mostraron su interés en construir la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en la región Uyuni-Potosí.

“Son 25 empresas de la más alta calificación, en resumen, son siete empresas chinas; dos de Inglaterra; cinco empresas de Bolivia asociadas con empresas extranjeras, una coreana, una de Estados Unidos, una de Rusia, tres españolas, una de México, una peruana y tres empresas alemanas”, detalló. “Esta primera fase va a preseleccionar las empresas que cumplan los requisitos de la más alta exigencia, sobre todo de robustez financiera y experiencia científica, tecnológica”.

Como ironía final, mientras los caminos se bifurcan, el funcionario argentino Daniel Meilán, señaló al conocerse el anuncio del país vecino: “Bolivia ahuyentó a las empresas mineras al exigir que prácticamente produjeran los autos eléctricos en territorio boliviano”.

 

  • GF / LSM / Nodal / Secretaría de Minería República Argentina / Corporación Minera de Bolivia.

Comentarios

comentarios

Visite también

DE VIDO / Un dedo en una llaga visible, y bastante más

Aunque siempre vale el testimonio directo, sugerimos la lectura específica y detallada de este texto ...