BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , junio 26 2019
Inicio / Internacional / INTERNET / La paz, los medios y la web

INTERNET / La paz, los medios y la web

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *
 
Varios asuntos internacionales que no queremos dejar escapar. Por un lado, desde aquellos primeros análisis a contracorriente de La Señal Medios sobre el significado del voto al actual presidente norteamericano hasta hoy, podemos indicar: Donald Trump no ha disparado un tiro. Todo ha sido verborrea destinada a conformar al establishment que lo atosiga para que retome el camino que los republicanos de George W. Bush y los demócratas de Hilary Clinton exigieron para canalizar violentamente el interés de los grupos financieros. Pero al focalizarse sobre la recuperación de la economía interna a través de inversiones productivas, Trump logró que los Estados Unidos se ausentaran de la confrontación directa.
 
Esto no significa que el futuro sea claro: todo puede suceder; pero Trump sinceró –en los hechos, no en el discurso- la política exterior norteamericana, a la cual no le da el piné para controlar todo lo que sucede en el planeta, como pretendió en las décadas anteriores. Estamos convencidos que de haber ganado Hilary, varios de los acontecimientos que hoy son parte de la información cotidiana se hubieran resuelto con avances militares en toda la línea, aún a costa de la salud económica estadounidense, que hace rato dejó de preocupar a los centros reales de poder. Lo que comprendió Trump es que el Estado norteamericano es la gran víctima de esos centros, que lo han exprimido utilizándolo para sus ofensivas y disciplinamientos, dañando su potencial y derivando beneficios hacia las corporaciones que congregan renta, armas y drogas.
 
Ahora bien, vamos a volver a intentar quebrar la mirada en bloque hacia el Norte que tienen muchos hombres y mujeres del Sur. Reproducen –aun para cuestionar- el planteo de los medios concentrados, y ello evita el pensar propio. ¿De qué hablamos? Esas exigencias del poder financiero sobre todas las instancias políticas, ha generado una paradoja poco observada: los grandes medios, incluidas aquellas empresas que controlan la web (el lugar a través del cual los lectores están accediendo a este texto), no sólo están en contra de los caminos de desarrollo de nuestros países, de la Multilateralidad y de la apuesta integral al capital productivo que incluye el decir papal, sino que ¡ponen en jaque continuamente al presidente de los Estados Unidos!
Todo el andamiaje que va de los grandes diarios y las agencias centrales hasta la CNN, que involucra a las cinco grandes compañías de internet y a los que controlan parcelas de las redes, están orientadas a cuestionar, ridiculizar, menoscabar y en cierto punto a destituir, al que visualizamos por pereza intelectual como “el jefe del imperio” que además de rubicundo es charlatán, gritón, machista y discriminador. Dato curioso, que sólo se puede entender cuando se percibe que el mundo es “al revés de todo lo dicho” como explicamos pocas semanas atrás. El desenfoque radica en la situación política que atraviesan la Argentina y Brasil, no más. Cierto es que para nosotros es suficiente como para opacar la lente, pero necesitamos exigir a quienes se presumen analistas políticos y a aquellos que pretenden elaborar acciones, una mirada mejor situada y más lúcida de un presente no tan esquivo a la comprensión humana.
 
Entonces, repasemos. Trump se ha comportado internacionalmente, dentro de los parámetros comparativos de la historia política estadounidense, como un “pacifista”. La web lo ataca como a nosotros, humildes pero peligrosos luchadores terceristas del sur continental. Los grandes medios se suman a estas tareas y meten en la bolsa a buena parte de los BRICS, empezando por los dos grandotes, cuya unidad los vuelve locos. En definitiva, pensamos que en este contraste económico y conceptual, las fuerzas potentes y crecientes que encarnan la producción –la vida- frente a la renta –la expulsión de mano de obra, la muerte- no han tomado seriamente nota de la trascendencia de la labor comunicacional y en vez de destinar inversiones fuertes al establecimiento de “caños” propios para desplazar la hegemonía financiera, han subvaluado el núcleo de esa pelea.
 
El tema es filosófico, de fondo: la tecnología que originó los medios de comunicación, así como la que derivó en esta revolución que implica internet, es una construcción humana. Como lo fue la imprenta. Creer que es algo ajeno a nosotros y que no podemos apropiarla para el despliegue de la humanidad es confundir a los vivos que la patentaron como propia con los realizadores. ¿Quiénes son los hacedores de la tecnología que hoy articula medios y web? Los obreros, técnicos, investigadores que en los Estados Unidos, Europa, Rusia, India, la Argentina, entre otros lugares del planeta, llevaron adelante distintas etapas en el desarrollo de la computación y sus derivaciones. Es “nuestra” y tenemos derecho a emplearla.
 
Allí está la clave de muchas de las cosas que pasan y de muchas de las palabras que se escuchan:
 
1 – http://www.laseñalmedios.com.ar/2018/01/03/el-ano-a-nivel-mundial-al-reves-de-todo-lo-dicho/
 
2 – http://www.laseñalmedios.com.ar/2018/01/14/papa-francisco-apuntes-para-un-primer-balance-la-pelota-siempre-al-diez/
 
3 – http://www.laseñalmedios.com.ar/category/medios-de-comunicacion-y-tecnologia/page/3/
 
 
• Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica

Comentarios

comentarios

Visite también

INDIA / Un arrasador viento azafrán

Por GUADI CALVO *   Acaban de finalizar las elecciones indias, donde casi 854 millones ...