BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
jueves , abril 25 2019
Inicio / Política / MOVIMIENTO NACIONAL Y POPULAR / Hacia un nuevo tipo de unidad histórica

MOVIMIENTO NACIONAL Y POPULAR / Hacia un nuevo tipo de unidad histórica

Por ARTEMIO LÓPEZ *

 

El tradicional bipartidismo UCR-PJ que dominó buena parte de la etapa de recuperación democrática a partir del año 1983 tiene, con el actual gobierno PRO, la segunda fase camino a su liquidación.

 

La primera fase la realizó el kirchnerismo restaurando la dimensión de proyecto popular – democrático  y  dando volumen gestivo a los segmentos más dinámicos y transformadores del peronismo , hasta el año 2003 hegemonizado en su plexo dirigencial por el neoliberalismo tras el menemato pragmatista .

Así las cosas con la irrupción en la escena pública nacional del kirchnerismo en el año 2003 , aún con lógicas marchas y contra marchas , el populismo peroniano recuperó la dimensión de proyecto con inclusión con igualdad que recorriera toda la etapa bautismal piloteada por Juan Perón .


Esta segunda fase
 de liquidación del bipartidismo, el PRO consolida y da volumen de salieris de Macri ( ¡¡no los de Charly!!) a los segmentos conservadores que convivieron con mayor o menor molestia al interior del PJ y la UCR hasta noviembre del año 2015.

El acompañamiento de la UCR al proyecto PRO es tan evidente que ni siquiera merece mayores comentarios.

La alianza de los segmentos conservadores del PJ parece más alambicada pero crece y se evidencia de manera nítida a medida que transcurre la nueva fase de neoliberalismo inaugurada hace ya casi dos insoportables años.

Se podrá argumentar que en el peronismo siempre convivieron polos antagónicos y finalmente esa unidad nunca fue disuelta. Correcto, se acepta el señalamiento poco original, pero pertinente.

Sin embargo, a nuestro juicio es precisamente la aparición en escena de la fase kirchnerista tras la crisis neoliberal del año 2001-2002 la que cuestiona de manera decisiva la eficacia de ese tipo de unidad histórica tradicional que, según suponemos, ya no volverá a suturar la división interna del populismo.

Fractura intra populista evidenciada como nadie por John William Cooke a lo largo de su práctica teórica y militante, acentuada a partir de los tempranos años setenta con Juan Perón en sus últimos días , ahondada tras su muerte, la posterior recuperación democrática y la conclusión en el menemato de la llamada presuntuosamente «Renovación Peronista», hija del clima cultural y político de los años iniciales del alfonsinato donde millones de peronistas marcharon al «exilio interior», digamos.

Precisamente si este nuevo tipo de unidad histórica no se concretara – no hay garantías-  y el kirchnerismo perdiera eficacia en suturar la grieta intra – populista, el peronismo reiteraría el tipo de unidad atrapalotodo acontecida tras la muerte de Perón y la aparición de Néstor Kirchner, para volver a ser lo que fue en ese lapso: El partido del ajuste conservador en Argentina.

El plexo ideológico peroniano del lapso 1983 -1999 para administrar el neoliberalismo socio económico fue tomando la forma de «pragmatismo», que a mi juicio fue una deriva del «posibilismo» que dominó el alfonsinato e influyó fuerte como señaláramos en todo el proceso renovador peronista.

Posibilismo normativo en particular intenso a partir de la etapa post – Grinspun del «Tercer movimiento histórico» , según el cual, como acertadamente lo señalara el filósofo Oscar Landi  (wikipedia lo «politologisa» mal)  , debíamos vivir siempre «como si estuviéramos entre dos golpes de estado».

Obviamente , no hay certezas y de fracasar la nueva modalidad histórica de unidad al interior del populismo que supone los necesarios saberes, deberes y prácticas que surgen tras haber transitado la fase kirchnerista, no sabemos qué plexo ideológico dominará el populismo peronista ya despojado de la fase kirchnerista, pero alguna habrá de ser que llamará una vez más a la discreta resignación frente al estado actual de los asuntos. 

Un esbozo del malestar que supuso el kirchnerista para el stablishment tradicional en general y el peronismo antiK en particular se puede inferir en la entrevista a  Héctor Magnetto, abajo.

En fin, proceso de disolución de representación bipolar comparable –  con las diferencias evidentes existentes en los procesos históricos de dos formaciones económico sociales tan diversas como España y Argentina – , es el que intenta desarrollar Juan Carlos Monedero observando la eficacia específica que sobre el sistema de representación peninsular de la «transición» tuvo y tiene la nueva formación política «Podemos», en este tan recomendable como controversial video.

 

https://www.youtube.com/watch?v=71TPlzYXupk

Salute y ojo que Monedero cita – como un talismán inicial de sus charlas –  a Charles-Maurice de Talleyrand. 

 

https://www.infobae.com/politica/2017/11/30/hector-magnetto-sobre-kirchnerismo-la-sociedad-se-canso-de-un-modelo-que-profundizo-la-decadencia/

 

  • Consultora Equis / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

SINDICATOS ARGENTINOS / El nombre de la rosa

  Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Saben los lectores que en estas páginas venimos avisados ...