BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
viernes , julio 19 2019
Inicio / Política / CRISTINA / ¿El hecho maldito del país burgués?

CRISTINA / ¿El hecho maldito del país burgués?

Por RODOLFO COLÁNGELO *
Las elecciones Paso del domingo deben ser analizadas objetivamente a la luz de resultados que exceden los porcentajes de  distritos y que generan avalanchas de opiniones y opinòlogos que fatigan las pantallas de los canales de televisión buscando representar los intereses propagandísticos de sus respectivos sectores.
En primer lugar: ¿Se fortaleció el gobierno con los resultados? En lo concreto la respuesta es positiva. No sòlo se fortaleció el gobierno sino el bloque dominante de grandes corporaciones patronales y el capital financiero que hoy gobiernan a través de Cambiemos, un partido que alcanzò presencia nacional al imponerse en diez provincias, incluida la ciudad de Buenos Aires con el arrasador triunfo de Elisa Carriò.
Pero este fortalecimiento tiene su contrapartida en el reposicionamiento de Cristina Fernández de Kirchner como principal opositora con los resultados que obtuvo en la provincia de Buenos Aires donde todo indica que resultarìa ganadora cuando se den a conocer los resultados definitivos.
La provincia es «la madre de todas las batallas», según reconocen desde el propio oficialismo que el domingo detuvo el escrutinio en ese distrito cuando los porcentajes a favor de la ex presidenta se acercaban rápidamente a los del candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich.
El gobierno festejò por anticipado y el lunes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña anunció que en la provincia se registraba un empate técnico.
El objetivo del oficialismo es claro: Diluir el posible triunfo de Cristina en los medios por varios días hasta que se publiquen los porcentajes finales, cuando la noticia merezca apenas un recuadro.
En este marco, Cristina se posiciona como principal opositora al participar de una elección en territorio bonaerense no contra Esteban Bullrich, sino contra la gobernadora Marìa Eugenia Vidal, principal figura de la campaña de Cambiemos en la provincia, quien supera en imagen positiva al presidente Mauricio Macri.
Este es el principal dato de las Paso que se debe tener en cuenta: Una candidata, Cristina, a quien se responsabilizò por la derrota de 2015 y que fue cercada durante un año y medio por campañas mediáticas y judiciales, al punto que se la consideraba «jubilada» de la actividad política, que pràcticamente se impone en territorio bonaerense casi si hacer campaña.
El otro dato importante que surge de estos comicios es que empiezan a delinearse dos bloques en pugna donde no se admiten «avenidas del medio» al estilo de Sergio Massa, el gran derrotado.
Tampoco se contemplan en este esquema las posiciones opositoras que renieguen de liderazgos fuertes, como intentò llevar adelante Florencio Randazzo.
En estos  bloques que asoman se dirimen dos modelos de país que también se proyectan al resto de Amèrica latina: la inserción de las naciones de la región en una nueva división internacional del trabajo como exportadores de materias primas o el fortalecimiento de los mercados internos con la industrializaciòn, la generación de fuentes de trabajo y el limite a la especulación financiera.
La confrotaciòn entre esos dos modelos, en el marco de la democracia burguesa, està planteada.
El vicepresidente de los Estados Unidos se reunió este martes con Macri en el marco de su gira por países de la región para sondear los apoyos que podría recibir la Casa Blanca ante una posible intervención en Venezuela. De paso, redoblò los alineamientos de estas naciones con Washington y brindò su total respaldo al gobierno macrista. «Presidente, los Estados Unidos están con usted», le dijo.
Las elecciones definitivas de octubre podràn o no modificar ese panorama, aunque la cuestiòn de fondo ya tiene un contenido estratègico.
Aunque los tiempos històricos y polìticos son distintos, sirve a modo de ejemplo mencionar un pàrrafo del libro de Alejandro Horowicz «Los cuatro peronismos»: «Para decirlo con una fòrmula de Marx: asì como las elecciones son el camino democràtico que se da la burguesìa para saber què sector hegemoniza el aparato del Estado, las elecciones en la Argentina revelarìan por esa misma razòn què sector se harìa cargo de la implantaciòn de un programa econòmico esencialmente idèntico y un programa social antagònico».
Parafraseando a John William Cooke, surge la pregunta: «¿Es Cristina el hecho maldito del paìs burgès?».
* Periodista / La Señal Medios.

Comentarios

comentarios

Visite también

ELECCIONES / Arranca la competencia, se asientan las proyecciones

  Después de una espera que deparó pocas sorpresas, quedaron configuradas las listas que competirán ...