BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
domingo , octubre 21 2018
Inicio / Política / INTERVENCIONISMO / El Estado liberal, muy activo

INTERVENCIONISMO / El Estado liberal, muy activo

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *

Son muchos los llamados y los interrogantes sobre la situación de nuestros medios y de otros espacios productivos nacionales. Importante la preocupación de los compañeros. Entonces, gracias por un lado y las necesarias reflexiones por otro.

Esta es una situación extremadamente paradojal. Presten atención: a esta altura, las cooperativas, las pymes y las empresas ligadas al mercado interno, necesitamos que el Estado ¡deje de intervenir!… en contra de la industria nacional.

Nunca imaginé reclamar laissez faire laissez passer, pero a decir verdad lo único que deseábamos en esta instancia en la cual una parte del pueblo votó liberales, era poder competir en desigualdad de condiciones. ¿Se entiende?

Ya sabemos que acá no hay subsidios ni créditos como sí los hay, voluminosos, para corporaciones privadas que se jactan de eficiencia y productividad. Aún así, podemos dar batalla, generar producción de calidad y mantener fuentes laborales. La capacidad y el talento del trabajador argentino son extraordinarias.

Lo que resulta difícil, claro, es encontrarse con un Estado intervencionista que abre la importación, devalúa la moneda y levanta salvajemente el costo de las tarifas de los servicios públicos. Eso es dirigismo negativo; rol rector destinado a hundir la producción local.

No esperábamos nada de este período. Sabíamos que se iba a priorizar a las firmas concentradas, especialmente a las ligadas al sector financiero y la exportación. Ahora bien, destinar esfuerzos pro activos a hundir la pequeña y mediana empresa nacional supera las peores previsiones.

¿Había que competir en cada rubro con las empresas monopólicas? Lo hicimos, con resultados relativamente buenos a pesar de la disparidad atroz. En este tramo, con la agudización de las políticas oficiales, lo que se está emitiendo desde el gobierno a la sociedad es: no vamos a tolerar que alguien produzca algo en este país.

Eso es todo. Desde la asunción de la gestión oligárquica hemos asumido todo lo que llaman costos, que evaluamos inversiones. Máquinas, insumos, materias primas, traslados, ingresos. Cuando hablamos de máquinas, en el ámbito comunicacional se trata de cantidades enormes de dinero. Sin cooperación de fondos públicos que deberían orientarse a promover la producción y el empleo.

Ahora bien: como eso no bastó, durante el tramo Prat Gay, para arrasar con cualquier instancia productiva, en el ciclo Dujovne se licúa artificialmente el ahorro y el ingreso a través de un arbitrario manejo del tipo de cambio, y se habilitan, desde funcionarios asociados a las empresas, incrementos injustificables de las tarifas.

A fondo: es una decisión estratégica de este gobierno anular la realización de bienes de producción y consumo en el territorio de la República Argentina.

Para indicar lo que pienso con franqueza, y sin que esto se configure en convocatoria alguna sino en diagnóstico: sólo observo como solución –hablo a título personal en este caso- el retiro anticipado de las actuales autoridades.

Espero que estas breves líneas sirvan para aclarar las consultas que he recibido.

Abrazos.

* Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

MACRI / Está todo a la luz

Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   La existencia de paraísos fiscales es un dato de la ...