BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
domingo , septiembre 22 2019
Inicio / Política / PRO CAMBIEMOS / Una interna rastrera

PRO CAMBIEMOS / Una interna rastrera

por GABRIEL FERNÁNDEZ *

Puede resultar de interés, a la luz de informaciones que nos hacen llegar, saber que:
1 La interna del PRO Cambiemos es intensa y sin solución aparente.
2 Se trata de una interna sin «ala izquierda»: todos bregan con dureza por su propio lugar y los beneficios de las empresas que los auspician.

Mauricio Macri encargó a Marcos Peña Braun, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana la labor de atenuar rispideces. Debido al caracter rastrero y nada patriótico de los protagonistas, acordaron utilizar el viaje a España para «hacer sentir» cercanía a ciertos dirigentes.

Así, con vistas a la apertura de las sesiones legislativas se impulsó la presencia en lugar destacado del titular de la Unión Cívica Radical Ernesto Saenz. A decir verdad Saenz no está tan preocupado como sus correligionarios, pero debe mostrar cierto tono crítico para contenerlos. También tuvo su lugar de privilegio Emilio Monzó, quien hace todo lo que puede para despegar las imagenes públicas de María Eugenia Vidal y Macri cuando de secuelas económico sociales del ajuste se trata.

Nadie ignora que el citado trío que secunda a Macri operó intensamente para colocar a Nicolás Dujovne en el área económica. A su manera, evaluaron que el blanqueo resultó un éxito (su vínculo externo con tenedores de bonos de nueva deuda, también) y que la transferencia de recursos necesitaba una vuelta de tuerca. De allí que por estas semanas, cuando el movimiento obrero encarna un malestar social más que extendido -inclusive entre votantes PRO- se hayan lanzado a establecer un relato forzado.

Como la apuesta del primer año de gestión resultó fuerte y su saga pretende redoblar el hundimiento nacional, con vistas a octubre van a insistir en el dislate del «fin de la recesión». Para eso cuentan con los pactos para el blindaje mediático. Héctor Magnetto se comprometió hace tres meses, en reunión reservada con Macri, a cooperar con la campaña electoral. Esto explica que los fuertes desacuerdos sobre la transmisión del fútbol no se hayan volcado plenamente a las páginas de Clarín.

Los elementos para tal aseveración son tenues: una leve mejora en las ventas de automotores a Brasil… y los arándanos. Pero los productores de arándanos dejaron sin argumentos al presidente pues desmintieron la especie. En tanto, la situación del vecino país es inestable ya que Michel Temer, «hermano» de proyecto del ¿argentino? ha desestructurado el mercado interno de uno de nuestros principales compradores. Por ahora Magnetto sigue pensando estratégicamente y sostiene; empero, vale recordar que la táctica habitual del Grupo ha sido «Cuando llegó / cristal de amor. Cuando se fue / Voz de rencor».

No surge, ni de refilón, una idea semi desarrollista en el seno del gobierno. En ese sentido viene bien una aclaración: Este Rogelio Frigerio que oficia de ministro del Interior, no comparte las ideas de sus antepasados. Desde el origen de su vida política se comportó como un neoliberal de la más cruda especie. La coincidencia en los nombres desató una injustificada expectativa entre sectores que desconocen su trayectoria. No se trata de realzar al desarrollismo clásico, pero vale la precisión: éste es peor.

Cabe el comentario subyacente porque de aquí a octubre los medios concentrados y sus satélites -muchos de ellos beneficiarios indirectos del saqueo, otros, salames de repetición nomás- van a intentar varias tácticas. Una, claro, es el desprestigio de los factores de unidad del campo nacional popular, del sindicalismo que demanda y de Cristina Fernández de Kirchner. Pero otra será hacer rodar versiones sobre macristas «industrialistas» y más «sensibles» a la situación social. Todas macanas, para las cuales hay que estar preparado.

La verdad está en el criterio de déficit fiscal esbozado por el presidente durante su opaca alocución. El Estado argentino puede gastar todo lo necesario… para beneficiar empresas que fugan capitales al exterior. Pero ni un peso para la dinamización del mercado interno. Esto si, será considerado por los analistas «serios», como un «gasto» en toda la línea. Todavía hay gente que piensa que con la anulación de Fútbol para Todos la sociedad «ahorra». La conversión del concepto de ahorro en circulante sería un gran logro para el campo nacional y popular, si tuviéramos real potencia comunicacional.

Hay más, pero ya lo iremos desgranando en nuevas entregas para La Señal Medios.

* Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

Comentarios

comentarios

Visite también

DISEÑO / Los próximos diez años

  Por GABRIEL FERNÁNDEZ *   Estamos atravesando la última etapa de la pesadilla. El ...