BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
miércoles , mayo 22 2019
Inicio / Internacional / G 20 / China y Rusia afirmaron su vigor planetario

G 20 / China y Rusia afirmaron su vigor planetario

China ha dado un nuevo paso adelante. Lo concretó debido a su crecimiento económico, pero también gracias a que el mismo ha alcanzado una equivalencia en el despliegue de una política exterior relacionada.

Lo ocurrido en la cumbre del G-20 en Hangzhóu (Zhejiang, China) «es de una enorme importancia geoeconómica» porque este país asiático ha aprovechado para impulsar su estrategia geoeconómica, informa correctamente RT.

¿Porqué? El presidente chino Xi Jinping llamó a poner fin a «la obsoleta mentalidad» heredada de la guerra fría para comenzar un nuevo concepto de seguridad inclusivo, integral, cooperativo y sustentable. Lo hizo asentado en su potencial.

En la inauguración de este encuentro, Xi Jinping propuso «un ambicioso conjunto de medidas» que tienen como objetivo reanudar el crecimiento económico y, de manera simultánea, establecer reglas de juego económicas más favorables para China.

El gigante asiático juega un rol indiscutible en el mundo. Incluso durante la desaceleración económica China protagonizó más del 25 % del crecimiento económico global en 2015, con lo cual continúa siendo un motor clave en la economía mundial y el más avanzado de los llamados países en vías de desarrollo.

Aunque las reuniones de los países que componen el colectivo BRICS —Brasil, Rusia, India, Chuna y Sudáfrica— que se celebraron durante el G-20 no fueron espectaculares de por sí, marcaron la pauta de su XVIII cumbre anual, que se celebrará en Goa (India).

Para Zhu Jiejin, de la Universidad Fundan de Shanghái, «los BRICS son una prueba para la nueva filosofía china en relaciones internacionales, a pesar de que sus frutos tomen mucho tiempo en madurar».

Hangzhóu, como emblema

Cabe subrayar que el hecho de que la cumbre del G-20 se celebrara en Hangzhóu. La seda es la actividad industrial tradicional de esta ciudad, incluso antes de que existiera la antigua Ruta de la Seda.
En 2013, China presentó el ambicioso proyecto económico OBOR (Un cinturón, una ruta, en inglés), cuyo objetivo es rememorar esa vía comercial y estimular la cooperación económica con el resto de Eurasia.

RT considera que China está preparada para «mostrar su influencia» y «ejercer un rol geoeconómico mucho más activo». Para estos especialistas, Pekin prefiere que exista un sistema de comercio multilateral basado en la OMC, mientras que Washington «ha intentado manipular el juego» con tratados como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión.

Ante esta coyuntura, cabe considerar lo indicado por He Weiwen, de la Sociedad china para Estudios de la OMC, quien plantea que «EE.UU. ya afirmó que no puede permitir que China establezca las reglas, pero parece ser que sus propias normas no conquistan corazones, ya que solo se centran en sus propios intereses».

Rusia

El presidente de Rusia Vladimir Putin señaló que en la Cumbre del G-20, que ha tenido lugar del 4 al 5 de septiembre en la ciudad china de Hangzhóu, «se ha llevado a cabo un trabajo serio».
Entre los temas que los políticos han tratado se encuentran las fuentes de crecimiento económico a largo plazo. El mandatario ruso destacó la importancia del desarrollo de mecanismos innovadores y del «intercambio de la información y cooperación en este ámbito».

«Comenzamos la discusión sobre la creación de las reglas en el sector de inversiones», ha indicado Putin, señalando que es necesario garantizar los principios y objetivos de desarrollo.

El presidente ruso también indicó la importancia de resolver asuntos económicos en las relaciones bilaterales con Japón y de fomentar condiciones para resolver aspectos políticos. Putin aseguró que en las negociaciones con los socios japoneses Rusia no irá «a callejones sin salida» y que ambas partes intentarán encontrar una solución conjunta.

La disputa territorial por las islas Kuriles que mantienen Rusia y Japón, surgió como resultado de la Segunda Guerra Mundial. Putin precisó que según el acuerdo firmado por la URSS y Japón, «dos islas del sur pasan a la parte japonesa, pero no se habla de las condiciones ni de soberanía». Como «Japón se negó a cumplir con el acuerdo», este quedó congelado.

Pese a que la ‘reanimación’ de las relaciones bilaterales con Turquía no va «tan rápido como querrían los socios turcos», ya se ha creado una base para restablecer las relaciones a gran escala. «Vemos el deseo del Gobierno turco de restablecer las relaciones», aseguró Putin, señalando que «el pueblo turco da la bienvenida» a este paso.

La renovación de las relaciones turco-rusas se debe en gran medida al arresto del piloto que realizó un ataque contra el avión ruso Su-24 y la persona que disparó contra los pilotos rusos que se catapultaron de la aeronave. Por el momento, Rusia espera los resultados de la investigación oficial de lo sucedido.

La cuestión siria

En el marco de la Cumbre G-20 Putin participó de una serie de reuniones con líderes de diferentes países. Durante el encuentro con el presidente estadounidense, Barack Obama, que duró más de una hora, los líderes mantuvieron una conversación personal, discutieron temas referentes a los conflictos en Siria y Ucrania, y acordaron que ambos países continuarán trabajando en conjunto para buscar posibles soluciones.

El mandatario ruso sostuvo que es posible llegar «en los próximos días» a los acuerdos sobre Siria, que mejorarán e intensificarán la lucha conjunta contra los grupos terroristas. Las declaraciones públicas de ambos dirigentes no logró ocultar las discrepancias sobre la modalidad de intervención.

El presidente ruso ha señalado que Estados Unidos es uno de los principales socios de Rusia en cuestiones de seguridad y otros aspectos y que Moscú está abierta a los contactos en este ámbito. No obstante, también ha indicado que el intercambio comercial está a niveles mínimos.

Lo cierto es que mientras Estados Unidos plantea con más énfasis los cuestionamientos al gobierno constitucional sirio, Rusia enfila su accionar para aislar y derrotar al ISIS en la región. No parecen haberse registrado avances concretos durante la reunión del G 20.

El jefe de Estado euroasiático también se refirió a la baja forzada del precio del petróleo impuesto por Arabia Saudita en combinación con los Estados Unidos: los precios del crudo «podrían ser más altos», ha afirmado Putin. «El precio tiene que ser justo. Podría ser un poco más alto” refrendó.

Finalmente, cabe destacar que si bien Moscú no interviene en la disputa territorial sobre las islas en el mar de la China Meridional, apoya la postura de China que, por su parte, rechaza las decisiones del tribunal de La Haya.

Putin también subrayó la importancia de China como socio desde el punto de vista del intercambio comercial y ha indicado que ambos países tienen importantes proyectos conjuntos en la esfera de la construcción de aviones y la colaboración en el espacio, entre otros.

En definitiva, especialmente China pero también Rusia han puesto de relieve ante el planeta que la multilateralidad ha llegado para quedarse, que los Estados Unidos no definen los rumbos de la política internacional y que Europa está jugando, paulatinamente, un rol cada vez menos trascendente.

GF / RT / Sputnik / Reuters / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

ALEXANDER DUGIN / La polémica con The Washington Post

Por ALEXANDER DUGIN *   El 6 de abril de 2019, The Washington Post publicó ...