BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
domingo , febrero 17 2019
Inicio / Internacional / BICENTENARIO / Doloroso realineamiento con la dependencia

BICENTENARIO / Doloroso realineamiento con la dependencia

Por HÉCTOR AMICHETTI *

Hace tiempo ya que el ingeniero agrónomo Julio Martínez dejó de producir aceite con los olivos cultivados en su chacra de Chilecito en La Rioja.

Ahora es el Ministro de Defensa de la Nación y el martes pasado recibió en su despacho al almirante Kurt W. Tidd, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos.

El marino norteamericano lo visitó para ratificar acuerdos encuadrados en el nuevo alineamiento que el presidente Macri (o más bien las Corporaciones a las que él responde) han dispuesto para la Argentina.

Veamos la secuencia de los acontecimientos:

A fines de marzo, el presidente Obama visitó nuestro país, en dicha ocasión manifestó que Macri era un ejemplo para otros países de la región, días después, una delegación del Ministerio de Defensa argentino visitó Washington para tomar contacto con el Pentágono y reencauzar la relación militar bilateral descuidada por el anterior gobierno peronista, simultáneamente, el presidente Macri anunció que autorizaba el establecimiento de dos bases norteamericanas en territorio argentino (Triple Frontera y Ushuahia).

Siendo Diputado Nacional, Martínez se mostró molesto cuando el gobierno de Cristina decidió comprar equipamiento militar a Rusia. El martes recobró la alegría cuando Tidd le dijo que podrían cederle un escuadrón de aviones F-16 a precio honorífico o simbólico.

CUANDO LA LIMOSNA ES GRANDE…

El United States Southern Command (Comando Sur), tiene su sede en Miami (con la que Argentina establecerá un enlace muy pronto) en ese lugar posee un mando conjunto de más de 1200 efectivos civiles y militares que se distribuyen y controlan la “seguridad” en casi 25 millónes de kilómetros cuadrados del sur del continente americano, América Central y el Caribe.

A mediados de la década anterior, el avance de gobiernos patrioticos y populares en Nuestra América, los tenía inquietos.
Es por eso que en el 2008, Estados Unidos anunció la reactivación de la IV Flota, contribuyó al derrocamiento del molesto presidente de Honduras y estableció nuevas bases en acuerdo con el gobierno amigo de Colombia para, desde allí, intimidar a la Revolución Bolivariana en Venezuela.

A principios de de 2010, el Comando emitió un documento denominado “Estrategia del Comando Sur de los EEUU 2018, Amistad y Cooperación para las Américas”, en el que afirmaba que “la seguridad y estabilidad (del Imperio) en el año 2018 dependen de la creación de un ambiente de seguridad hemisférica que nos incluya y nos beneficie a todos”, agregando que la energía es un factor fundamental y reconociendo que Estados Unidos necesitará un 31% más de petróleo y un 62% más de gas natural en las próximas dos décadas.

UN NUEVO Y AUSPICIOSO TIEMPO PARA EL IMPERIO

La “base logística para apoyar fines científicos” que el gobierno de Macri le concederá al Comando Sur en Ushuahia los coloca en las puertas de la península Antártica, que posee los mayores yacimientos de hidrocarburos de la región y minerales altamente estratégicos, indispensables para la industria militar y aeroespacial.

La base en la Triple Frontera los ubicará en un lugar de privilegio para el control completo del Acuífero Guaraní, tercera reserva mundial más grande de agua dulce.

Para completar el repugnante listado de concesiones al Imperio en tan solo seis meses, el gobierno plutocrático de Argentina lidera la desintegración continental debilitando el MERCOSUR para encaminarse a la Alianza del Pacífico, paso previo y obligado hacia la integración de “libre comercio” del Tratado del Transpacífico (TTP), tal como lo ordena el amo.

Los valerosos combates de San Martín, el enorme sacrificio de Güemes, los sueños de Belgrano, entregados descaradamente, 200 años después, por el moderno cipayismo del siglo XXI.

* Secretario General Federación Gráfica Bonaerense / Corriente Político Sindical Federal / La Señal Medios.

Comentarios

comentarios

Visite también

ARGENTINA y BRASIL / El regreso del Congreso de Viena

Por HUGO PRESMAN *   Según el historiador inglés Eric Hobsbawm, el fin de siglo ...