BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
viernes , abril 19 2019
Inicio / Política / PANAMÁ PAPERS / Recuerdos del presente

PANAMÁ PAPERS / Recuerdos del presente

Por LA SEÑAL MEDIOS *

Si bien los Panama Papers se difundieron en todo el mundo el domingo 3 de abril, el Poder Ejecutivo nacional conocía esta investigación desde el 8 de marzo cuando el Consorcio de Periodismo de Investigación le envió una consulta sobre este tema por escrito desde Washington. Vale recordarlo cuando todo se barre, mediáticamente, bajo la alfombra.

El vocero presidencial, Ivan Pavlovsky, se tomó una semana para contestar en un par de líneas, el 15 de marzo, en las que explicaba que eran empresas de Franco Macri y no de su hijo. Muchos criticaron al gobierno su falta de acción en este tema, más aún conociendo de antemano su publicación. Con el correr de las semanas, fueron apareciendo más compañías en paraísos fiscales presididas por el actual titular del Ejecutivo argentino.

Según indicó Horacio Verbitsky en Página 12, Macri entendió a la perfección lo que estaba en juego, por lo que dos días después de saber que habían descubierto su accionar irregular, el holding familiar se dirigió a la Comisión Nacional de Valores y comunicó al organismo que Sideco Americana, empresa insignia del grupo empresario e investigada en la causa por las offshore, se retiraba de la oferta pública en la Bolsa por la “inexistencia de valores negociables”.

Realizó esta presentación para no presentar el balance del primer trimestre del año, ya que “en base a ello, no habría usuarios interesados en los estados financieros mencionados y que su emisión implicaría para la Sociedad costos y recursos que bien pudieran ser mejor utilizados en otras tareas y/o proyectos”, según otra nota enviada por Sideco a la CNV el 23 de mayo. Con esta jugada, la empresa macrista se protegió de tener que presentar sus balances, algo que podría haber comprometido al Presidente o a su padre.

Al día siguiente la Oficina Anticorrupción hizo pública la declaración jurada del presidente al 31 de diciembre de 2015, donde apareció la cuenta en Bahamas que antes no figuraba y la tenencia del 0,01 por ciento de las acciones de Yacylec, compañía dedicada al transporte de la energía que produce la central hidroeléctrica Yacyretá y en la cual Sideco ya posee una gran cantidad de acciones.

 

El eje del problema

 

Las autoridades del gobierno nacional, los propietarios de grandes medios y los titulares de las poderosas compañías señaladas, despliegan por estas horas una intensa campaña contra figuras del movimiento nacional y popular presentada públicamente como “Corrupción K”. Sin embargo, la investigación presentada por The International Consortium of Investigative Journalists, deja en claro, desde su misma presentación, que el objetivo de las sociedades offshore es evadir impuestos y lavar dinero originado en el tráfico de armas y de estupefacientes, entre otras actividades delictivas.

 

La verdad corroborada

 

El presidente, Mauricio Macri, su padre, Franco, y sus familiares no sólo son directores de una decena de offshore, sino que están relacionados con al menos otras ocho sociedades que están a nombre de sus amigos, lugartenientes y empleados. La última fue fundada el año pasado y la mayoría siguen activas.

En Fleg Trading y Kagemusha el mandatario aparece como director. Además, por haber utilizado a la sociedad fantasma Opalsen estuvo procesado por contrabando y evasión impositiva. Sin embargo, el Presidente sólo reparó que de la primera nunca cobró honorarios. También aclaró que ésta se abrió para hacer un negocio que nunca se concretó, pese a que los papeles dictan que el desembarco dePago Fácil en el país vecino fue exitoso. La declaración jurada de su padre, que Mauricio mostró hace dos semanas, tampoco demuestra eso y en ella no figuran otras de las sociedades, pese a que Franco aparece en más de una.

El conteo no finaliza allí, ya que Mauricio y Franco están involucrados en otras en las que terceros aparecen, práctica a la que acostumbran los grandes empresarios que acuden a paraísos fiscales.

Algunas de las firmas fantasmas fueron tramitadas a través de Mossack Fonseca, por lo que llegó a manos del periodista Hugo Alconada Mon una que le llamó la atención: Macri Group.

A partir de un análisis sobre su directorio se observa que se encontraban Carlo Luigi Cappelli Abelli, “lugarteniente” de Franco Macri y mano derecha del empresario. Compartía silla con Fernando Alberto Planes Villamarin, gerente de Finanzas de Sevel Uruguay, perteneciente al grupo Macri.

A los pocos meses de creada, Macri Group Panamá S.A. cambió su razón social vía Mossack Fonseca por Metro Consulting PTY, con un recambio de directores por Domenico Cappelli Tirabassi (hijo de Carlo Luigi y a la vez gerente general de Sevel Uruguay), su esposa Juana O’Reilly Aroza, y con la continuidad de Fernando Alberto Planes Villamarin. Luego de esto, abrieron una cuenta bancaria en Suiza, según cuenta Alconada Mon.

En una investigación conjunta con el portal www.infoeconomico.com, El Destape encontró otras siete empresas en las que figuran los mismos y otros empleados y amigos de los Macri.

Fue así que se fundó Cap Loren Panamá S.A. con Mossack Fonseca en 1999, luego disuelta. En el directorio está Domenico Cappelli, pero sin el apellido de la madre para que sea más difícil el entrecruzamiento, costumbre de los ejecutivos que saben operar offshore. Además de Juana O’Reilly Aroza y Fernando Planes la dirigen Armando Amasanti, presidente de Sevel en Argentina y procesado junto a Mauricio por el contrabando agravado de autos a fines de los noventa, y Sergio Hernan Mora Viera, gerente de Sevel Argentina antes de la creación de Cap Loren.

Otras compañías

Orion Alliance Corporation: abierta en 2013. Allí aparecen Gustavo Gorini, hijo del presidente de Sevel Uruguay, otra vez Fernando Planes, y Victor Meerovich, contador uruguayo que aparece en varias offshore.

Atoll Services Group Inc: desde 2007. Tiene al presidente de Sevel Uruguay, compañía que sigue existiendo y que pertenece al Grupo Macri, Juan Carlos Gorini Sambade, su hijo Gustavo Alejandro y a Miguel Antonio Del Castillo Massaferro, presidente de Iveco Uruguay, firma que es parte de Sevel.

Pymore Ventures Holding SA: desde 2010. Allí están Fernando Planes, Alejandro Cappelli, hijo del lugarteniente de Franco, y Meerovich.

Danae Alliance Company SA: abierta el año pasado con Domenico Cappelli, Fernando Planes y Meerovich. Directorio repetido.

Aspent Portfolio SA: también vigente desde 2015 con el mismo directorio que la anterior.

Rockford Holding Group SA: desde 2011. Allí aparecen el propio Carlo Cappelli, su hijo Domenico, y Juan Carlos Gorini Sambade junto a su hijo Gustavo.

 

Lo que no se informa

 

Oscar Jesús Gómez entrevistó a Gabriel Fernández, periodista, director de La Señal Medios. Habló acerca de los Panamá Papers. Destacó que “tenemos un presidente con varias Off Shore” y que “el ejemplo básico es el ejecutivo nacional para el conjunto de la nación”. Además dijo que “el delito que se oculta es que el dinero proviene del narcotráfico”. Sobre los medios y el conflicto en el acceso a la información, el periodista consideró que “cuando uno sabe dónde está parado, si pertenece a un pueblo o no y no pretende una neutralidad que flote en la indeterminación, va a saber mirar mejor la información y preguntarse a quién beneficia y a quién perjudica esto que se está publicando”.
Lo que sigue, es la nota completa editada. (Grabada el 7/05/2016, en el Semanario “Tambores en la Noche”, sábados de 16 a 18hs. por FM LA BOCA 90,1 MHZ).

 

Sumándose al análisis de lo que hemos estado conversando desde temprano sobre los Panamá Papers con el diputado Darío Martínez, llega Gabriel Fernández, director de La Señal Medios, hombre clave de Radio Gráfica. ¿Cómo estás?

Gabriel Fernández: Un placer escucharlos, buen programa, lo estoy disfrutando.

Oscar Gómez: La verdad que los números de Polino me dejaron impactado. Cuando llegó a la parte final sobre la atrofia cerebral de los argentinos por falta de alimentación, te digo que me golpeó en el alma. Una cosa son los despidos pero esto es absolutamente novedoso, nunca escuché que se produzca este tipo de enfermedad en tan poco tiempo.

Gabriel Fernández: Los planes de ajuste son así. Recordamos a Martínez de Hoz, a Cavallo. Creo que Prat Gay es un heredero muy atractivo de esa línea de trabajo.

Oscar Gómez: Es un trabajo que nos va a dejar a la mitad de nosotros mutilados, pero ese es otro tema. Gaby; quería consultarte porque sé que has leído la carta de los Panamá Papers, y lo hemos estado charlando al comienzo del programa con el diputado Darío Martínez. ¿Cómo estás viendo este filtro, la carta donde la supuesta fuente anónima dice claramente, que él está dispuesto a recurrir a la policía y a la justicia si esto no avanza y no se dan a conocer tal cual están los papeles completos en sus historiales, y que no hay mayor intencionalidad por parte de todos los gobiernos del mundo de golpear sobre estos criminales y llevarlos a la justicia?

Gabriel Fernández: Te agradezco el envío del material, lo leímos con mucha atención, lo publicamos. Dice algo realmente relevante que la gente debe de considerar con seriedad porque habla de un tema de fondo, cuando señala que solamente se están difundiendo las violaciones a leyes que encuadran dentro de lo que podríamos llamar, no lo dice con estas palabras, la tradición empresarial. Es decir, es grave tener un presidente, por ejemplo, que evade impuestos a través de la fuga de divisas. Pero lo que dice la fuente, el autor de la difusión, es muy interesante porque señala que acá, lo que no se está diciendo es el delito que va más allá de la evasión que no es otra cosa que el narcotráfico, es el lavado de dinero del narcotráfico. Es decir que estos empresarios que aparecen situados en los Panamá Papers van a tener que demostrar que, de algún modo, ese dinero que están bifurcando en dirección a los paraísos fiscales, no está relacionado con el narcotráfico. El gran delito que además con la propaganda de la seguridad que alardea el mecanismo conservador y los sectores de derecha en general, son los que vienen a combatirlo ¿no? En ese sentido creo que la carta es muy reveladora porque señala “aun cuando se difundan titulares mediáticamente de los Panamá Papers, no se está yendo a fondo en las responsabilidades concretas de estos sectores”. Me hacía acordar algo que en una entrevista hablábamos con un ex JP Morgan, donde él decía que esto de los fondos buitres y de los capitales golondrinas que está bien denunciarlos, pero no hay que olvidar, informativamente de aclarar, que son los bancos.

Oscar Gómez: No hay otra manera de llevarte la guita. –Risas-.

Gabriel Fernández: –Risas-. Exactamente. Porque da la sensación de un tipo medio lumpen, con un parche en el ojo, que se lleva la guita. En realidad los bancos operan de este modo. ¿Por qué operan de este modo? Las líneas gerenciales comportan, para que la gente lo tenga claro, vos lo sabes bien Oscar, cómo en la asamblea de accionistas del Padrino III, donde Michael Corleone convence al resto de los integrantes de la empresa a respaldarlo a él en base a un argumento muy sencillo, enriquecimiento rápido, aceleración de la circulación del capital. ¿Qué es lo que él propone? Y, dejémonos de ver de dónde viene el dinero y tomemos el dinero. En ese sentido, las tres vías de enriquecimiento rápido en detrimento de la inversión productiva, han sido y son el narcotráfico, las finanzas y la venta de armas, las tres ligadas entre sí.

Oscar Gómez: Y siempre al poder.

Gabriel Fernández: Claro, y los estados centrales han sido tomados por asalto por estas corporaciones. El Departamento de Estado de Estados Unidos y el Tesoro Norteamericano, rinde pleitesía a estos intereses. Por lo tanto, cuando Francisco, cuando el nacionalismo popular y los movimientos de liberación populares latinoamericanos dicen que hay que volver sobre un modelo inclusivo, de justicia social, de desarrollo industrial, porque el otro no solamente es injusto sino que necesita expulsar a millones de personas porque es una valorización financiera, donde el ser humano no puede brindar su conocimiento de trabajo, su saber laboral para poder desarrollar inversión productiva, es una batalla de vida o muerte. Estamos peleando contra sectores concentrados y los Panamá Papers, por eso es importante esta carta, pone el dedo en la llaga sobre el modo de acumulación que está hegemonizando el norte del mundo en este momento, en contraposición a los modelos productivos que los países emergentes están tratando de desarrollar.

Oscar Gómez: Te llevo al otro ángulo de la información como para dar un panorama completo a toda la audiencia que nos está siguiendo en este momento. Creo que escuchaste a Darío Martínez explicando la relación de las denuncias que ha hecho, la cantidad de implicados, lo que no es público. Denuncia además que los medios no reflejan. Y por otra parte, con respecto a éstos, tenemos lo que también no pueden reflejar todos los medios, hacemos una salvedad para explicárselo a todos los oyentes que nos están siguiendo en estos momentos, es la diferencia que hay entre que haya un solo servidor en cada país, el de acá vos sabes que está estacionado en el diario La Nación y da a conocer la información, que para todos es completa pero que nosotros sabemos que la están retaceando. Esto es una manera también de dirigir lo que sale publicado, no sólo a las corporaciones sino al periodismo independiente que no tiene otra fuente de información. Esta carta que nosotros publicamos, date cuenta que hay que hacer el laburo de que una vez que te llega el informe a la medianoche, tenés que irte al diario alemán, hacer la traducción y ver las diferencias que hay entre lo que aparece publicado acá y lo que aparece publicado allá. Hay frases del texto, cosas que dice la carta original que no son exactamente igual a cómo la reprodujeron después los medios. Por ejemplo, Clarín la reprodujo un día después que La Nación, nosotros a la noche se conoció y el mismo día la habíamos publicado, pero acá la fuente anónima que manda el documento dice que no están dando a conocer los medios la información tal cual él la descargó. Esto es muy importante para, por un lado explicarle a la gente que nosotros difundimos lo que nos llega acondicionado, pero además no tenemos manera de explorar el total de la información.

Gabriel Fernández: Tal cual. Yo lo escuchaba a Martínez con atención, y está la diferencia que marcás entre la generalidad y el detalle. El detalle explica. Es distinto a señalar, y entonces me acuerdo de la miserabilidad de Martín Caparros de salir a decir “bueno, todos los ricos tienen plata en el exterior”. Esa generalidad donde la gente apela al sentido común y dice “y sí, todos tienen un cadáver en el ropero”, ahora cuando el cadáver tiene nombre y apellido, fecha de asesinato, ya tenemos otro problema. Acá ostensiblemente lo que señala Martínez es que más allá de lo que hagan los ricos en general, lo que tenemos es un presidente que es jefe de varias entidades Offshore que están nutridas por dinero que ha sido obtenido ilegalmente. Eso es central, porque vos tenés el ejemplo básico que debe operar desde el ejecutivo nacional para el conjunto de la nación. Y ahí aparece el tema informativo. Ya de por sí, con el manejo de Papel Prensa evitan la perspectiva, la posibilidad concreta de ediciones de papel, de circulación con soporte tradicional en todo el país. Se han quedado con el cable, han censurado a TeleSur que está dando información interesante al respecto en este momento. Han devaluado las perspectivas de transmisión de las radios populares en general, y además en contraposición a la algarada que han hecho sobre la pauta publicitaria en el ciclo anterior, directamente a los que son opositores no le dan un peso. Antes se quejaban, cuando en el ciclo anterior nunca les faltó avisos ni a Clarín, ni a La Nación, ni a sus medios de comunicación, inclusive me han hecho enojar notablemente los compañeros con este tipo de filosofía, pero a ellos nunca les faltó pauta publicitaria.

Oscar Gómez: Les sobró en realidad, lo que les faltaba a los independientes.

Gabriel Fernández: En el área de la web, una batalla que venimos dando hace tiempo es el establecimiento de caños nacionales, de transmisores latinoamericanos. En este caso como se señala, se levanta una perilla en zona céntrica cercana a medios de comunicación concentrados y se anulan fases enteras de la comunicación o se invisibilizan, o se dejan para después, o se bloquean.

Oscar Gómez: Se oscurecen.

Gabriel Fernández: Dificultan el acceso de la persona que está en su casa con una computadora a la información a la que quiere llegar.

Oscar Gómez: Seguro. Para cerrar el contexto me sigue quedando esta pequeña disfonía que es, que no sabemos hasta qué punto los que difundimos las informaciones somos socios de algo que oscurece la información o si estamos obligados de alguna manera, a una vez difundido un hecho, tener que salir a buscarlo e ir a una página en idioma alemán para traducir y sacar conclusiones, lo cual es un laburo, por supuesto en las redes se puede hacer esto con tiempo, pero que le quede claro a la gente, creo que sería un trabajo de concientización que tenemos que hacer, que somos pocos y no alcanzamos.

Gabriel Fernández: Es así, el trabajo que venís haciendo es muy importante. Yo creo que a pesar de la necesidad que tenemos de emitir primicias nos cuidamos mucho de la certeza de la información, el trabajo de la corroboración de los datos es profundo, en eso todos los periodistas que trabajan con nosotros están muy imbuidos de esa práctica y tomar aquel rastro jauretchiano. Don Arturo Jauretche decía que cuando vemos algo en un diario como La Prensa o La Nación, en este caso podríamos decir Clarín y La Nación, hay que tomarse un tiempo como quien se toma un mate, preparar el mate y preguntarse por qué han publicado esto. Uno deja que el cerebro carbure, que piense y también tiene que saber mientras ve la información, mientras la observa, donde está parado. Cuando uno sabe dónde está parado, si pertenece a un pueblo o no y no pretende una neutralidad que flote en la indeterminación, va a saber mirar mejor la información y preguntarse a quién beneficia y a quién perjudica esto que se está publicando.

Oscar Gómez: Gaby, te agradezco infinitamente, no sabes lo contento que me pone tenerte en “Tambores en la Noche”, dejamos esta invitación que se siga prolongando en los sucesivos programas, si te parece bien.

Gabriel Fernández: Un verdadero gusto Oscar. Saludos a vos, a Dais y a Beto, y a todos los que configuran este equipo, en esta hermosa radio pionera en el rock nacional.

Oscar Gómez: Te mando un abrazo enorme querido amigo.

(Desgrabación de la nota y edición en texto de Daiana Jesica Salvatore, para Grupo Editor Tambores).

 

Comentarios

comentarios

Visite también

COBERTURA DE LA GRÁFICA / Gran acto en repudio al plan económico

El conjunto del movimiento obrero organizado ocupó las calles de la Ciudad de Buenos Aires ...