BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
martes , octubre 16 2018
Inicio / Deportes / Ramón Cabrero: “En la final, Lanús no renunciará a su juego”

Ramón Cabrero: “En la final, Lanús no renunciará a su juego”

Lanús y San Lorenzo definirán el título 2016 de Primera División del fútbol argentino. En Abrí la Cancha, Ramón Cabrero, entrenador del equipo Granate campeón 2007 y actual asesor del club, dio cuenta de cómo llega el equipo del Sur a esta instancia definitoria.

De cara a la final, Cabrero remarcó que “El marco no influye. Está claro que prefería jugar con Godoy Cruz, pero tenemos jugadores acostumbrados a pelear campeonatos y jugar competiciones internacionales. Ambos equipos tendrán que tomar precauciones y saben cuales son las virtudes del otro. Le tengo mucha confianza a Lanús porque va con un medio campo que hace catorce partidos que juegan juntos y en el caso de San Lorenzo tiene muchos problemas ahí con la lesión de Ortigoza y la vuelta apresurada de Mercier”.

Para el veterano entrenador, la gran virtud de Lanús es “Defender con la pelota, que en fútbol es casi imposible. Lo hacen muy pocos equipos, y nosotros lo hacemos. Pero es una final, y San Lorenzo tiene jugadores como Belluschi y Blanco que pueden desnivelar. Pero Lanús no renunciará a su juego. Tomará precauciones como San Lorenzo, porque obviamente ni ellos querrán que Acosta quede mano a mano con Emanuel Mas, ni nosotros que Velázquez quede a solas con Cerutti”.

Como hombre de referencia en el club, Cabrero dio cuenta de cómo llegó Jorge Almirón: “Los hermanos Barros Schellotto llegaron un sábado a la mañana que Nicolás Russo me consultó sobre ellos y le dije que sí, que era necesario contratar gente que intente jugar bien al fútbol. Lo mismo sucedió con Almirón. En Godoy Cruz jugó bien. En Independiente arrancó bien y siempre intentó jugar. Lanús es un club que busca promocionar juveniles y no tenemos dudas que para vender jugadores necesitás jugar bien. Una cosa es salir campeón o pelear títulos jugando regular y ser campeón jugando bien. Los clubes compran jugadores de quienes juegan bien”; y agregó: “Almirón es un muchacho tímido que habla lo justo pero tiene muy claros sus objetivos. No pidió grandes jugadores pero tuvo la virtud de recuperar a algunos, como Román Martínez, y trajo otros no muy cotizados que son figuras del campeonato, como Iván Marcone y José Luis Gómez”.

Consultado por Carlos Aira y Martín Gorojovsky, para Cabrero este ciclo exitoso de Lanús llegó para quedarse:“Tenemos una base de buen equipo. Esto se debe a que tenemos que vender dos o tres jugadores por año. No es lo mismo reforzarte en dos puestos que salir a buscar medio equipo por temporada. Salvo rara excepción, hace una década que Lanús no baja del quinto puesto. Esto sucede porque es un club tranquilo, sin exigencias dramáticas. Veo un porvenir más allá de un puesto más o menos”.

Finalmente, Ramón Cabrero tuvo palabras de elogio para José Sand: “Sabíamos que Pepe le haría muy bien al grupo y sería referente, pero no que tendría este nivel. Este Sand es mejor que el de 2007. Le hizo muy bien su paso por Aldosivi, porque para un jugador grande lo mejor que le puede pasar es tener continuidad. En 2007 teníamos a Acosta y Blanco. Jugadores punzantes y con buenos centros. Hoy tenemos al laucha en gran nivel y a Miguel Almirón. Pepe convirtió un montón de goles porque está mejor físicamente que en 2007”.

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios

Visite también

El Director Técnico del Proceso | 35 años de un libro maldito

La Argentina de 1983 era oscura. El llamado electoral para el domingo 30 de octubre ...