BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
lunes , agosto 20 2018
Inicio / Política / EPITAFIO SOCIAL / San la Muerte

EPITAFIO SOCIAL / San la Muerte

Por GUSTAVO RAMIREZ *

I
El decreto de Emergencia en Seguridad Pública, que la mayoría de los medios oculta y el común de ciudadanía ignora, se puede convertir en el epitafio social de los argentinos. El bastardeo de la justicia social y el falso diagnóstico de crisis redundan en la precarización del tejido social. Detrás de la máscara de la inseguridad se propaga la criminalización de la pobreza, que encuentra asidero en el núcleo central del votante duro de Cambiemos.

Existe en estos sectores sociales, una epidemia endémica, a creer que todo lo que proviene del “populismo” está relacionado con el crimen. La conceptualización del Estado se desdibuja sin miramientos ni reflexiones. Todo lo que de allí proviene está corrompido por la bilis de la política. Otra razón de la sin razón: todo militante político y social es un vago susceptible de ser corrupto a costilla de “la plata de todos”. Una falacia ideológica, obviamente, pero con fuerte arraigo en la fe de los ineptos.

La inseguridad no es un tema que esté presente en la agenda del Gobierno. No interesa como tal porque el verdadero diagnóstico absorbe cualquier posibilidad de caos. Las intenciones concretas son propagar el miedo social para justificar y legitimar cualquier represión.

La impune verbalización de los funcionarios gubernamentales desnuda el trasfondo político de las medidas. Aun más allá. Si el decreto que declara la Emergencia en Seguridad, estaba relacionado con cerrar filas con la Alianza del Pacífico, las determinaciones sustanciales de ese acuerdo se vieron en Davos. Argentina, según decisión de su gobierno, se pone de rodillas frente a Estados Unidos e Inglaterra.

II
En Ciudad Juárez, México, la guerra contra el narcotráfico resultó más perjudicial para la población civil que para los cárteles. En el año 2007 las muertes en homicidios  ascendía a 320 personas. Al año siguiente, cuando el Estado intervino, sellando pactos con Estados Unidos para combatir al crimen, el número de muertos se multiplicó geométricamente. Ese año los muertos son 1623. Para el 2009 la cifra alcanza los 2754 muertos. En 2010 la suma asusta: 3622 asesinatos. Ese mismo año el Gobierno designó a 60 mil efectivos policiales y militares para combatir a los cárteles. El número de asesinatos sigue en ascenso.

En la época del surgimiento de los cárteles colombianos, el Departamento de Estado norteamericano vio con buenos ojos un alianza con éstos para combatir a la guerrilla de las FARC. Estados Unidos armó y financió a los cárteles colombianos entonces, como lo hace ahora en Afganistán, sosteniendo por medio de la intervención directa de la CIA la ruta del opio.

La actual ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es permanentemente vinculada con la CIA. ¿Es casual, entonces, que unas de las primeras medidas de éste gobierno, en forma de decreto, sea la Guerra contra el Narcotráfico? A Estados Unidos esa guerra le reporta sendas ganancias que le sirven para financiar otras guerras.

III
La Guerra contra el Narcotráfico está destruyendo países enteros. Mientras que el negocio de la droga continúa siendo rentable para todos. Afganistán, por ejemplo, produjo en el 2007, 8 200 toneladas de opio. Lo que representa el 53% de su PBI y el 93% del tráfico de heroína mundial según informa el especialista canadiendese Peter Dale Scott.

Es curioso. El Departamento de Estado, en su informe 2015 sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos, establece que:
Argentina es un país de origen de los precursores químicos y un país de tránsito para la cocaína de Bolivia, Perú, Colombia, y la para la marihuana producida en Paraguay. La mayor parte de la cocaína que transita en Argentina está dirigida al mercado europeo, mientras que la mayoría de la marihuana permanece en los mercados nacionales o regionales”.

El informe alerta sobre el sistema financiero como elemento propiciador para el lavado de dinero proveniente del narcotráfico aunque sin dar especificaciones y abre puertas para que el propio Estados Unidos se mantenga alerta por si acaso:

Las vulnerabilidades de los sistemas financieros exponen a Argentina a un riesgo de la financiación del terrorismo.
Aun así el informe no da muestras de que nuestro país se encuentre en una crisis de seguridad interna que permita la utilización de un decreto como el que usó Mauricio que es Macri. Este informe fue elaborado bajo la presidencia del Gobierno de Cristina Fernández que sin tanta alharaca mediática dio muestras de contención social a un tema sensible.

El silencio es el brazo armado del miedo. Nadie está a salvo en un país donde la inseguridad comienza a ser la pérdida de trabajo en manos de gerentes del infierno.

· Feos Sucios Malas / La Señal Medios

Comentarios

comentarios

Visite también

REALIDAD / Precios desbocados

Los precios de los alimentos subieron hasta casi un 88% durante el primer semestre, cuando ...