BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
viernes , abril 19 2019
Inicio / Sociedad / Kaloian Santos: cubano, periodista, fotógrafo y tripero

Kaloian Santos: cubano, periodista, fotógrafo y tripero

Kaloian Santos Cabrera es un personaje particular. Fotografo, periodista, pero sobre todo cubano. Nacido en Holguín, oriente de la isla, desde hace años siente una profunda devoción y amor por ese “pedazo de patria que voy construyendo que es Argentina”. Pero ese amor tiene un apéndice irrefrenable llamado Gimnasia Esgrima La Plata. Kaloian estuvo en Radio Gráfica, invitado por Gabriel Fernández en La Señal, en una charla donde se habló de todo.

Llegue sin querer a la fotografía. Fue a los veinte años. Nunca había tenido afinidad de pequeño con la fotografía. Tal vez quise ser ochocientas cosas antes que fotógrafo, pero de buenas a primeras me apasionó. Se convirtió en mi amante. Tengo con ella mis encuentros y desencuentros, pero la fotografía es mi herramienta, no sólo para denunciar las cosas que me preocupan, si no también para expresarme”.

¿Qué es Cuba? Cada persona tiene su Cuba. Su concepto de patria. Cuando salí por primera vez de Holguín era un muchacho de ciudad. Tenía mis referentes culturales e ideológicos. Cuando comencé a caminarla, nació un amor irrefrenable por mi país. Por ese campesino que vivía en una pieza de dos por dos, pero sin dudar deja su cama para que vos puedas descansar. Conceptuar esa solidaridad es una cosa, pero vivirla otra. Comencé a preocuparme por las cosas de mi país. A tener un amor por la patria. Por sus olores, por su música y cada fotografía que iba haciendo era llegar – justamente – a esos puntos”.

Argentina es ese pedazo de patria que también voy construyendo. Yo digo que soy esa Argencuba que los gorilas no quieran. Vivo en una patria que es mucho de Cuba y de Argentina. Un puente en el cual me diferencian los 1.200 dólares que no tengo para comprarme el pasaje todas las semanas para quebrar los diez mil kilómetros que nos separan físicamente. Argentina vino a mi de joven, con un grupo formado aquí llamado Chau Bloqueo. Sobre todo por una argentina de La Plata llamada Gloria Pollola. Ella fue un ángel para mi familia, pero sobre todo una madre adoptiva. Con ella se fue colando la idiosincrasia argentina en casa. Por ejemplo, mi viejo no toma ron ni café, sino mate. Se comenzó a escuchar música argentina. Al principio tango o folklore, pero fueron los hijos de Gloria, al cual considero mis hermanos, quienes metieron una pasión todavía más fuerte. La pasión por Gimnasia Esgrima La Plata”.

Mi hermano estuvo aquí durante todo 1998 y se volvió con un lobito de cera con los colores de Gimnasia. Mi hermano, cuando bailaba salsa, metía un cantico de la hinchada de Gimnasia. Cuando vine a la Argentina, obviamente, fui al Bosque a ver un partido para ver de que trataba eso. Ir a ver a Gimnasia representó en mí más de una década de historias. Fue un amor visceral hacia la hinchada. Yo soy un hincha de la hinchada de Gimnasia”.

En Gimnasia coincidí con gente tan humana y linda como Fercho Domínguez y Rafael Ton. Yo colaboro con la revista Gimnasiá, y ahí tenemos una idea de libertad que me pone feliz. El centro de la escena sigue siendo un club de barrio. La esencia popular de Gimnasia”.

La foto con Cristina fue completamente casual. La conocí en el bicentenario, cuando se inauguró la galería de Patriotas Latinoamericanos. Estaba sacando fotos cuando le dije que era cubano. Ella me pidió la cámara, se la dio a un edecán, y le dijo que nos sacara una foto para que yo se la entregara al Comandante. El 1 de marzo pasado, en la apertura de la Sesión Legislativa en el Congreso, no estuve en el recinto sino en la calle porque era mucho más potable. Mi trabajo para Cuba Debate fue buscar los logros de los doce años en esa plaza: Asignación Universal, la diversidad social y en las parejas. Fue una experiencia increíble. Sin ser militante, mucha gente llevó su sillita para escuchar a la presidenta. Cuando terminó el discurso, yo estoy en el fondo de la plaza y me lamenté porque perdí la foto de ella festejando con la gente. Ella se montó a una combi y me doy cuenta que va por Callao. Me fui corriendo hasta allá, me trepo a una parada, y comienzo con una secuencia de fotos. En una ella tiene medio cuerpo fuera de la combi. Publiqué esa foto con el título “Una Presidenta Rock-Star”.

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios

Visite también

Mientras buscamos el ARA San Juan

Por ABEL B. FERNÁNDEZ *   Recién había subido las amargas palabras con que una ...